¿Rebaja de cotizaciones sociales o menor coste de despido?

Sicilia

En puertas, esperemos, de un acuerdo entre los agentes sociales para afrontar una nueva reforma del mercado laboral, emerge de nuevo la cuestión de qué parte de este debe reformarse.

Son múltiples los aspectos en torno a la regulación laboral que pueden tocarse: siempre se habla, por ejemplo, de que es necesaria una mejor conexión entre los perfiles académicos impartidos por las universidades y lo que demanda el mercado laboral; también de que es necesario impartir una mejor formación técnica de grado medio, que quedaría en manos de una Formación Profesional modernizada; o, en otro sentido, de qué puede hacerse con los convenios colectivos, siendo tradicionales reivindicaciones de la patronal que se facilite el descuelgue de estos, o que se limite su vigencia y actividad. No faltan tampoco consideraciones en torno a los efectos que puede tener tal o cual estructura del mercado laboral, y por ende, de toda la economía, en términos de competitividad en un mundo globalizado.

Pero a la hora de la verdad, lo que verdaderamente excita los ánimos –dentro de lo que cabe- suele ser el aspecto de costes de despido y cotizaciones, quizás porque es el que más afecta a los bolsillos, al equilibrio financiero del estado y a lo que se percibe como derechos consolidados de los trabajadores.

Desde la perspectiva de la teoría económica, el planteamiento del problema es el siguiente: la cantidad del trabajo que un empresario puede comprar, como todo lo que se compra y se vende en un mercado, está relacionado con su precio. Cuanto más caro sea, menos comprará.

Asumido esto, pasamos a detallar que el precio que por un trabajador paga un empresario se compone de diversos conceptos. El más importante es el sueldo del trabajador, que aproximadamente representa el 70% de los costes laborales, repartiéndose el otro 30% las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, Formación Profesional, etc. y otros costes, entre ellos el de despido.

Por tanto, existe una manera de reducir el coste para el empresario, lo que propiciaría en teoría un aumento de la demanda de empleo, sin reducir los salarios, ya que se puede actuar sobre el jugoso 30% que representa la partida de otros costes.

De este escenario se infiere la conclusión aparentemente muy consistente, de que reduciendo los costes de despido o las cotizaciones, se crearía más empleo.

¿Qué costes, excluyendo los salarios, pueden reducirse para tener el máximo efecto positivo con el mínimo coste? Esa es la pregunta difícil a responder y sobre la que oscila el debate.

Si entramos a diseccionar ese 30% que suponen los costes no salariales, observamos que la distribución entre los conceptos que lo conforman no es uniforme, hay conceptos mucho mayores que otros.

Si sumáramos todo lo que compone este 30% y lo dividiéramos entre el número de trabajadores encontramos que, aproximadamente, según los datos oficiales al respecto, un empresario paga por cada trabajador casi 700 euros al mes en otros costes no salariales. De estos 700 euros, más de un 60% corresponden a las cotizaciones al régimen ordinario de la Seguridad Social y, sin embargo, sólo un 6% corresponde a indemnizaciones por despido.

Sin embargo, estos datos deben interpretarse correctamente y sin prisas. Las cotizaciones a la Seguridad Social se pagan por todos los trabajadores, mientras que las indemnizaciones por despido sólo se pagan por trabajador despedido. Dado que, afortunadamente, el despido es un hecho relativamente poco frecuente en un mercado laboral de casi 20 millones de trabajadores, es lógico que al hacer el cálculo per cápita del total pagado por despidos, salga un número muy pequeño.

Este argumento, por tanto, no no basta para desechar la posible necesidad de actuar sobre el coste de despido, pero complementariamente, da una idea muy buena de la magnitud del problema: si entendemos que es necesario reducir el coste no salarial, parece mucho más interesante actuar sobre aquello que pesa un 60% del problema que sobre lo que pesa un 6%.

Además, resulta que una rebaja de las cotizaciones a la Seguridad Social implica un ahorro real para el empresario desde el primer momento y por cada trabajador, mientras que una rebaja en el coste de despido sólo tendría efecto monetario cuando se despide a alguien.

Esto supone un par de buenos argumentos para apoyar la rebaja de las cotizaciones. No obstante, quedan pendientes algunos temas, ya que nada sale gratis ni es sencillo en esta vida.

El primero es el orden de magnitud de esta rebaja. Obviamente, cuanto mayor sea, mayor ahorro supondría para los empresarios. En teoría este ahorro se trasladaría a una mayor demanda de empleo y una mayor reducción del paro. Pero también es cierto que las cotizaciones sociales sirven para pagar ciertos importantísimos gastos del Estado, entre ellos las pensiones y que, por tanto, su rebaja tiene unos límites muy claros.

Una medida que en ocasiones suele ser complementaria a la rebaja de cotizaciones es el aumento de la imposición indirecta., para así evitar en parte el impacto sobre las finanzas públicas. Esta puede modularse de varias maneras, pero al final queda siempre la duda sobre su impacto en la progresividad del sistema impositivo, que puede ser negativo.

Otro tema pendiente es el efecto real de la medida. Se toma pensando en que las variables van a responder como queremos, es decir, que cada euro rebajado va a hacer aumentar un poquitín la demanda laboral. Desgraciadamente nada garantiza que estas relaciones sean tan exquisitamente lineales, por ejemplo, que no haya umbrales mínimos necesarios para obtener una respuesta y que todo lo que se haga sin llegar a este umbral mínimo es simplemente transferir renta sin obtener efecto alguno, o que cada euro ahorrado vaya a incrementar beneficios y no a aumentar la demanda laboral. Este segundo caso, no obstante es el demonio eterno de las medidas económicas: los gobiernos las toman siempre cargados de razones y el resultado está sujeto a como reaccionen los agentes implicados.

El tercer tema pendiente es porque es importante tener en cuenta el coste de despido en una hipotética reforma del mercado laboral.

La mayoría de los argumentos que apoyan la importancia capital del coste de despido en la demanda de trabajo se apoyan en la idea de que el empresario a la hora de contratar tiene en cuenta, además de todos los demás costes, cuánto  le va a suponer, hipotéticamente, despedir al fulano en cuestión dentro de unos añitos, sumándolo a todo lo que ya le cuesta mes a mes. Cuánto más alta salga la suma, menos trabajo se demandaría.

Siendo un razonamiento bastante lógico, la verdad es que deja algo insatisfecho: parece que lo único que hubiera que tener en cuenta en el mundo fuese el coste para el empresario, llegando así a la idea de que el mundo perfecto se alcanza con cero cotizaciones, cero indemnizaciones, cero impuestos…y cero salarios si me apuran. Perfecto, evidentemente para aquellos que salen ganando de estos arreglos, imperfecto si tenemos en cuenta el impacto en todas las demás variables relativas al progreso de una economía.

Sin embargo, el coste de despido es importante porque en nuestro país es un elemento fundamental para entender el indeseado fenómeno de la temporalidad. Hemos experimentado tasas de temporalidad que se han acercado a la tercera parte del empleo contratado, y son estos trabajadores los que mayoritariamente han absorbido el ajuste laboral producido por la crisis.

Tenemos un mercado de trabajo muy dividido, dual, en el que conviven empleados con condiciones laborales mucho mejores que las de otros. La temporalidad es patrimonio de los trabajadores más jóvenes. Hasta tal punto que 6 de cada diez trabajadores menores de 40 años tienen contrato temporal, mientras que sólo 1,5 de cada diez trabajadores mayores de 45 años la soportan. Entre otras cosas esto dice mucho y muy malo del sector empresarial español, al que parece que las mejores generaciones en capital humano de la historia de nuestro país no le ofrecen bastantes garantías para hacerles contratos decentes, o también de la draconiana concepción de la gestión de los recursos humanos, siempre con la no renovación de contrato en la nuca para evitar temas conflictivos. Con todo, este es un problema complejo sobre el que debe actuarse simultáneamente desde varios frentes y no sólo desde el más pasional.

Hay que actuar contra esta dualidad. La solución no creo que pase por reducir todas las indemnizaciones por despido a cero. Tampoco pasa por enfrentar a unos colectivos contra otros, a los padres contra los hijos, a nacionales contra inmigrantes, a mujeres contra hombres, táctica muy al gusto del reverso tenebroso de algunos  de los “liberales” de la escuela Darth Vader. En cambio, sí parece una solución más equitativa por ejemplo, reducir algo la indemnización de los contratos indefinidos ordinarios y subir las de los contratos temporales, además de reducir las opciones de contratación temporal.

Todo ello conduciría a un sistema de incentivos más eficiente, igualitario y más justo, que, no conviene olvidar, debe ser el objetivo final de toda reforma.

47 pensamientos en “¿Rebaja de cotizaciones sociales o menor coste de despido?

  1. Se ve que a Sicilia, ni los accidentes tontos ni su estancia en sofá le alteran la capacidad didáctica. Otro artículo suyo en el que explica de forma clara cosas importantes que otros embarullan. Es un lujo para este blog contar con sus artículos. Gracias por el esfuerzo.

  2. Lo digo por lo del accidente y el sofá, no por el esfuerzo intelectual….
    Es una pena que no haya sido publicado hace dos días este artículo para que lo hubieran leído con anterioridad a la cena los de ayer noche en la Moncloa…

  3. Ahora comprendo porque al Partido Popular le sienta como una patada en los mismisimos,el aumento del gasto social y el deficit publico.
    Ahora entiendo porque el Partido Popular ha estado diciendo que el gobierno deberia decirles a los españoles que se deben tomar medidas drasticas para salir de esta crisis.
    Ahora se que la patronal y el PP van de la mano,juntitos los dos.
    Solo se pueden rebajar cinco puntos las cotizaciones de los empresarios a la seguridad social ,si se disminuye el gasto social, para que no entre ,esta, en banca rota.
    Menos deficit publico,Mas posibilidad de rebajar los costes empresariales.

    Entonces,me hago la siguiente pregunta:

    ¿Cuantos puestos de trabajo estan dispuestos a crear los empresarios ,si el gobierno les concediera esos cinco puntos de rebaja que anhelan?.
    ¿A cuantas personas sacarian del paro,los empresarios ,para que las arcas d la seguridad social ,no entraran en banca rota?

    Que me perdone Sicilia en el sofa,si mis conclusiones son de una ingenuidad supina….pero mi mente trabaja mas de la cuenta y mis dedos estan muy vagos.

  4. Gran artículo de Sicilia, muy clarificador. Aun sin cualificación técnica para meterme en estos asuntos, me permito ser muy escéptico con la mayor parte de las reformas que se están proponiendo. Si el objetivo de abaratar el despido es verdaderamente crear empleo, no se entiende por qué con nuestras actuales regulaciones en España se creó la mitad del empleo nuevo de toda la zona euro durante la fase alcista del ciclo. Tampoco parece que los altos costes del despido hayan impedido a los empresarios echar a centenares de miles de trabajadores a la calle. Si el objetivo es, sin embargo, corregir la precariedad y la dualización del mercado de trabajo, algo que, como todo el mundo sabe, quita el sueño a los empresarios, no entiendo por qué no se hizo cuando las cosas iban bien. Lo que no tiene mucho sentido es que ahora, en medio de una crisis brutal, cuando la clase trabajadora soporta una enomre incertidumbre sobre su futuro inmediato, sea precisamente cuando hay que ponerse a cambiar el mercado de trabajo. Más chocante es todavía si tenemos en cuenta que esta crisis no se ha provocado por excesos salariales precisamente, sino por el deficiente funcionamiento de los mercados financieros.

    Otra cosa es la cuestión de las cotizaciones a la SS. En España, como en otros países continentales (Francia, Alemania, etc.), el Estado carga la financiación del paro y las pensiones sobre las cotizaciones del empleo. En EEUU ese problema no existe porque el Estado del Bienestar está menos desarrollado. En los países escandinavos, el Estado de Bienestar, mucho más amplio y completo, se financia a través de impuestos y no a través de cotizaciones. Parece que las cotizaciones a la SS dañan al empleo. No obstante, es muy difícil que España pase del modelo continental al escándinavo así sin más. Por eso, me temo que lo que pretenden los empresarios es que los trabajadores carguen con la parte que ellos se quieren ahorrar con la reducción de las cotizaciones. Además, como bien explica Sicilia, no está claro que una reducción como la que se está discutiendo vaya a aumentar la demanda de empleo.

    Volviendo al día a día, la decisión del TSJ de Valencia, con De la Rúa al frente, el juez más que amigo de Camps, produce un intenso bochorno. Utilzia un lenguaje de barra de bar para defender a sus amigos del PP. Recomiendo la columna de Manuel Rico en Público.

  5. Estoy de acuerdo con don Cicuta en que las reformas, la del mercado de trabajo entre otras, hay que hacerlas en épocas de vacas gordas. Pero al señor Solbes no le gustaba hacer reformas. Perdió la oportunidad de hacer unas cuantas.

  6. Yo creo que para valorar lo que represeta el coste del despido y que según el articulista representa un 6%, ya que lo calcula distribuyendo el coste total pagado por las empresas entre el total de la población trabajadora, o al menos eso he entendido yo, mejor sería incrementar el total de la población trabajadora sumándole tambien el total de pollos que nos comemos al año, así la media se reduce más y es más bajo que el 6%. Yo siempre había creido que el costo del despido repercutía sobre la empresa que despide y por el montante total que ese despido le cuesta, pero si lo vamos a promediar entre todo un colectivo, lo mejor es auemntar el colectivo que así parece menos. Al final los pollos tambien son criaturitas de Dios.

  7. Agradezco muchísimo el análisis de Sicilia. Fundamentalmente por la claridad y el tono pedagógica del mismo. Hace tiempo que me siento pez con este tema.

    A raíz de lo expuesto, me ha surgido una duda. Una duda más dudosa aún en un escenario con gobierno socialista: Decía Sicilia que las deducciones a las cotizaciones a la SS (que se llevan la parte del león) suelen ir acompañadas de aumentos en la imposición indirecta para compensar las pérdidas en las finanzas públicas. Esto, como aclara a continuación, tiene impacto en la progresividad del sistema impositivo, como es lógico. Pues bien, ¿Por qué demonios la reducción en las cotizaciones no puede ir complementada por una recaudación progresiva?

    Dado que la relación entre reducción de la cuota a la SS que pagan los empresarios y la creación de nuevo empleo no es determinante, la compensación con instrumentos impositivos no-progresivos suponen una clara trasferencia de riqueza de “los que menos tienen” a los ricos. Sin más.

    Si alguien como Sicilia se pusiese frente a un micrófono y explicase con pelos y señales la necesidad de grabar más a las rentas altas para generar empleo y mejorar así la marcha de la economía en general, creo que, un gobierno socialista, no tendría que tener miedo a perder votos. Pues al final, de eso se trata.

    Hace tiempo, aquí en DC, Alberto Penadés nos ilustró sobre la progresividad del sistema impositivo español. Sicilia, hoy, nos ha dejado bien claro que para hablar de la reforma del mercado laboral, por lo menos, debemos tener también un ojo mirando a los impuestos. Muchas gracias.

  8. Seamos serios, el despido es un costo muy alto para la empresa que despide y es a ella a la que hay que imputarle el gasto. Generalmente es algo muy vinculado a la competitividad, ya que, como los recursos son escasos, se puede entender que se utilizan los provenientes de reservas, que en las pequeñas y medianas empresas no son los beneficios precisamente, sino más bien las destinadas a renovación de equipos, o sea las amortizaciones, por lo que, en el caso que la pequeña empresa haga esa provisión, se la gasta y mantiene sus equipos obsoletos a la espera de mejor momento.

  9. Ya que Fernando ha traido el pollo ,al que considera animal de compañia ,os dejo estas consideraciones:

    Todos han oído alguna vez la aseveración: “si yo me como un pollo y tu no, la estadística demostrará que hemos comido medio cada uno”. En la era de internet, y siendo los links uno de los elementos imprescindibles para aportar calidad a los contenidos, es bastante fácil realizar estudios socio-antropológicos sorprendentes, como el que he visto en un foro que discutía un estudio que afirma que el 80% de los españoles rechaza que la Iglesia entre en política.

    El participante, para desmontar la validez de dicha estadística, realiza una búsqueda en la red y con los links adecuados, llega a la siguiente conclusión:
    El 80% de los conductores españoles recibiran dos puntos extra
    http://www.lavanguardia.es/ciudadano…tos-extra.html
    El 80 % de los españoles sufre alguna vez una hemorroide
    http://www.vivirmejor.es/es/proctolo…ide-01099.html
    Un 80 % de los españoles tendra banda ancha en 2011
    http://www.elmundo.es/navegante/2007…194888115.html
    El 80 % de las españolas prefiere la playa como destino de vacaciones (informe tampax)
    http://www.destinoespana.com/2009/07…de-vacaciones/
    El 80 % de los españoles sufren miopia nocturna
    http://www.opticayvision.es/el-80-de…iopia-nocturna

    “Asi, pues,queda estadisticamente comprobado que el 80 % de españoles,que son herejes por que no quieren que la iglesia se meta en política, ademas de herejes son buenos conductores,pero tienen hemorroides,son medio cegatos,y sus mujeres prefieren ir a la playa para ponerles los cuernos con los camareros argentinos de los chiringuitos playeros.”

    Con esta pequeña anécdota, aprovecho para hacer dos breves conclusiones al respecto:
    1) Visto en internet no es igual a verdadero, y linkar leyendo entre líneas puede ser muy peligroso. Buscar en Google, leer una entradilla y copiar un link no es serio (aunque ¿qué bloguero no lo ha hecho alguna vez?).
    2) Las estadísticas, hay que saber leerlas. Por ejemplo en el caso que da pie al debate en ese foro, parten de una premisa errónea, tal vez intencionada: La encuesta no habla de la “Iglesia” si no de “Autoridades Religiosas”, lo que afecta a todas las religiones. Por lo que usar una estadística como argumento, debe partior de otro axioma infantil:

    “No mezclar peras con manzanas”.

    Por José Carlos León (comicpublicidad)

    Moraleja.
    El pollo a la cazuela,o al horno,o en pepitoria….al ajillo,con tomate al infierno,pero siempre desplumao….jeje.

  10. Al final las empresas se van considerar pequeñas centrales nucleares y a la hora de estudiar la creación o apliación de una empresa tambien habrá que valorar el costo de tratamiento y gestión de los desechos laborales. ……. con perdón.

  11. Muchos se olvidan de la inmensa cantidad de “empleados” que despues de haber trabajado mas horas de las debidas sin que les remuneraran las horas extras,con una categoria inferior a la que les coresponderia para que el empresario no pagara tanto,se han encontrado ,al ser despedidos,con que no podian cobrar el paro ,porque su ex-jefe no estaba al corriente de los pagos a la seguridad social.
    Muchas manos me harian falta para contar tal desproposito empresarial.

    Cualquier reforma laboral que exista siempre justificara la premisa :”hecha la ley ,se hace la trampa” en el mundo empresarial.

    Y sino preguntelen a Díaz Ferrán que afronta una huelga en Air Comet por los reiterados retrasos en el pago de las nóminas
    El presidente de la CEOE espera que el Gobierno alivie sus apuros económicos.

    http://www.elplural.com/economia/detail.php?id=36299

    ¿A esto se le llama chantaje?

  12. La rebaja de las cotizaciones sociales beneficia a la gran empresa y la rebaja del coste del despido beneficia a la pequeña. ¿De donde esperamos que venga el incremento del empleo, de producirse? Yo diría que de la pequeña y mediana empresa fundamentalmente, que es la que ha generado la mayor parte de las cancelaciones de trabajadores. Firmar un acuerdo que no incentive el empleo en el mundo de la pequeña y mediana empresa será un fracaso y el empleo crecerá solamente cuando el trabajo agobie y siempre que haya posibilidad de seguir con contrataciones tmporales. O bien se reduce el coste del despido, o bien se mantienen los contratos con empleo precario, o bien se legisla para que haya obligación de contratar por decreto. No veo como se va a reactivar el empleo de otra manera. Ni los sindicatos representan a la gran mayoría de los trabajadores, ni la CEOE a la mayoria de las pequeñas y medianas empresas si se decanta solamnte por conseguir alguna rebaja en las prestaciones sociales. Si así fuese, el acuerdo nace estéril en lo que se presume pretende conseguir.

  13. Corbacho recordó que, actualmente, la contratación de un desempleado conlleva bonificaciones del cien por cien, por lo que consideró que no es cierto que si se rebajan las cotizaciones a la Seguridad Social los empresarios vayan a contratar a gente en los próximos meses.

  14. Corbacho debería trabajar en Vodafone o Telefónica y dedicarse a vender promociones.

  15. Una empresa debe ser algo más serio y estable. No necesita ayuda para contratar, eso lo hace si hay condiciones favorables para desarrollar actividad. Lo que necesita es que contratar en momentos de actividad no sea dar pasos hacia el suicidio a posteriori.

  16. El nivel más bajo y de menos coste es ser autónomo. Por 500.000 Pelas de vellón, creo que sigue siendo esa la aportación minimia, se constituye una S.L. y el top manta es por la cara.

  17. Entiendo ,lo que quieres decir es que los empresarios no necesitan subsidio de paro pero pueden quedarse emn la ruina por culpa de los trabajadores…..pero si los trabajadores fueran autonomos los costes a las empresas serian mayores…digo yo…

  18. Tengo esa deformación ya que desde 1.968 hasta 1.996 he trabajado para una empresa americana que cotiza en bolsa y en la que alcancé un alto puesto ejecutivo y en la que sigo siendo Board Member. En esa circustancia el B era incompatible y se adquieren hábitos contrarios a ello. Por ponerte un ejemplo, vendí un inmueble hace unos meses y lo hice 100% oficial, lo que me ha reportado gran beneficio por haber invertido en bolsa americana, inversiones que aún mantengo, cuando el Daw Jones bajó a los 6.500 $ el pasado Marzo. Meter el dinero bajo el colchón para evadir impuestos, además de una irregularidad es un error, ya que te priva de gestionarlo abiertamente en momentos favorables.

  19. Queridos amigos y amigas, para aquellos que como servidor limitan sus conocimientos de economía a las nociones de Samuelson y Nordhaus en su manualote de cabecera (Economía Política en la Uni de Granada) o a la experiencia profesional contable (debe-haber-saldo), artículos como los de Barañain ayer sobre financiación y este de Sicilia hoy son una gozada, por lo clarificador y por lo didáctico.

    Nuestro Fernando, en plan batallador. A todo esto, ¿quién nos garantiza que la rebaja de cotizaciones o el abaratamiento del despido redundará en la creación de empleo? Y si realmente lo hace, ¿será empleo de calidad en cuanto a condiciones, remuneración y estabilidad, o será una p.m. de empleo, cuya plusvalía, en el sentido marxista del término, engrosará las cuentas de algunos en la misma proporción que ya lo harán las rebajas, o más? Conociendo a muchos autónomos, yo presumo muy buena voluntad. Conociendo a uno pocos autónomos y a empresarios ya de cierto volumen que escapa a la PYME, me presumo lo segundo. Hay mucho Mauricio Colmenero en este país.

    Por cierto, no me acuerdo de qué estimado bloguero expuso aquí en su día un tema (¿Sicilia? ¿Lezo? ¿Don Cicuta?) a tener en cuenta, Don Fernando: los vericuetos del Derecho Mercantil Societario que permiten que una empresa limite su responsabilidad patrimonial, se vaya de rositas dejndo colgados a sus trabajadores y acreedores, y que al final el pagano (tarde y mal) del desaguisado sea un tal FOGASA: ¿Lo recuerdan? Vaya por delante mi experiencia pofesional en el ámbito del trasporte sanitario (ambulancias de transporte programado, urgencias y emergencias). Funcionan por concierto con las Admisnistraciones (contrato público de prestación de servicios). Cuando alguna de estas empresas, que tienen al frente a gentes de dudosa moralidad empresarial, pierde un concurso público, desparece como por arte de magia y sus trabajadores tienen que esperar varios años a cobrar de ese Fondo de Garantía de Salarios una indemnización que cuando llega, lo hace tarde y mal. O sea que, menos llorar.

  20. España necesita que trabajadores y empresarios hagan un decisivo juramento hipocratico
    Los empresarios deberian jurar que no despediran a sus empleados.
    Los trabajadores deberian jurar que dejarán su puesto de trabajo a alguien mas cualificado si el empresario lo requiere y esta justificado.
    El estado deberia jurar que hoy Paz y mañana Gloria.

  21. Amo a vé …. que esto se está convirtiendo en algo serio y yo no juego a eso aquí.

    Jon, nuestra estructura empresarial la conforman un cierto número de grandes empresas y una enormidad de medianas, pequeñas e ínfimas empresas. Normalmente las pequeñas y medianas empresas surgen debido a que el empresario apuesta por la actividad y ello lo hacen aportando un cierto capital y vinculándose personalmente con su patrimonio como garantía. Por tanto, esa idea de que una Sociedad Limitada, por poner el caso de la gran mayoría de pequeñas empresas, solo responden con el patrimonio de la empresa es irreal, ya que, en una sociedad en la que el crédito es la que la hace funcionar y éste gira a largos plazos de pagos y cobros, te obligas más que lo que debería ser necesario y lo haces con la ilusión de que todo va a salir bien, por lo que te encuentras atado y bien atado hasta que no has alcanzado un nivel suficiente y que te permite desligar tu patrimonio personal de las garantías bancaria. Si durante el período de crecimiento la cosa viene mal, el empresario tiene dos opciones, quebrar a nivel personal junto con la empresa y llevar a la familia a la ruina, o tratar de salvar los muebles. Ten en cuenta que si entras en situación de la clasica “suspensión de pagos”, el patrimonio aportado como garantía se desvaloriza enormemente ya que no es lo mismo que vendas tu vivienda y otros bienes que puedas haber afectado, que que éstos salgan a subasta y en la que los bancos simplemente buscan cobrar la deuda y les da igual como quedas , o si el precio de adjudicación responde o no al valor mínimo deseable. Los riesgos para el pequeño empresario en este pais son muchos y uno de elos más grandes es dimensionar mal la empresa, tanto en lo referente a recursos propios como al pasivo laboral. La inflexibilidad laboral es uno de los mayores riesgo a la hora de afrontar una etapa de crísis.

  22. Mucha razón tiés, Fernando. Te digo más, yo fui petit autónomo y aún hoy pago las consecuencias de ello. Pero existe la ingeniería financiera y jurídica para escapar de ello, con un cierto volumen. Conozco casos sangrantes en los que algún gañán ha jugado con el esfuerzo de sus trabajadores y con los dinerales de la banca, y al final, tras el desaguisado, se han escapado de rondón: pierde la concesión, sus trabajadores son subrogados por la nueva adjudicataria (que los va purgando poco a poco para ajustar la plantilla a los gustos del nuevo jefazo), a estas horas cuatro años atrás siguen esperando indemnizaciones los que se quedaron en la puñetera calle, la vieja adjudicataria liquidada dejando enganchados a ciento y la madre, y el antiguo jefe se monta una nueva empresa con otra razón social para ganar dineros en otro sitio y encima compagina el tema con un puesto de ejecutivo en una empresa de la que era antes su competencia. Sus viajes a Punta Cana siguen sin faltarle al tío, a algunos de sus antiguos empleados les han volado sus antiguas viviendas, sus coches, etc …. por no poder afrontar pagos.

    Mientras, he aquí el ejemplar comportamiento del jerifante maximus de la Patronal: El comité de empresa de Air Comet, aerolínea propiedad de Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, ha aprobado la convocatoria de una huelga que afectará a los 156 trabajadores pertenecientes a los servicios de handling (atención al pasajero y rampa) para el próximo 7 de agosto, ante el retraso en el pago de las nóminas por parte de la compañía y el incumplimiento de lo acordado con los sindicatos en mayo. El presidente de la patronal, que tiene buena parte de sus activos comprometidos en el contencioso de la nacionalización de Aerolineas Argentinas, espera que sea el Gobierno de Zapatero el que le eche una mano en sus problemas económicos.

    Me suena a cachondeo; no por tu parte, claro.

  23. Buenas tardes
    Muchas gracias por las cosas tan agradables que decis de mi.

    Harée comentarios mas bien a lo de Fernando, siempre que salen estos temas el “moranco de triana” desaparece y aparece un polemista duro pero formado, con experiencia y capacidad. A mi personalmente me sirve para algo esta segunda versión, la primera..pues eso.

    Primero y principal, los datos no son “segun Sicilia” son según el INE, que no es lo mismo. Simepre que cito datos lo son de fuentes oficiales, y cuando son estimaciones lo aclaro muy mucho.
    Me parece que en su experiencia como ejecutivo de gran compañia habra manipulado Fernando más veces datos que yo, o lo habrá presenciado o respaldado por ejemplo cada vez que llegase la hora de presentar un informe trimestral o similar. Yo, sin haber llagado a puesto ejecutivo en enormes compañia alguna, sé perfectamente el vals contable que se organiza a cada momento, porque he estado en puestos quizas más modestos, pero donde se cocía el turrón.
    Si yo hago eso con datos que puede comprobar todo el mundo mi credibilidad no existira, y ya que aqui no cobramos, tampoco es plan de salir perdiendo la honra.

    Segundo, la indemnizacion por despido existe como existen otros costes que soportan las empresas y otros costes que tenemos que soportar todos en la vida cotidiana. Podemos estudiar mecanismos que lo hagan menos lesivo o más eficaz, pero está ahi, llámese indemnizacion por despido, llámese coste de inserción del trabajador en el siguiente trabajo, o llámese como quiera. Responde a derechos devengados que son igual de derechos que los percibidos por plusvalías a la hora de vender inmuebles o acciones o lo que sea.

    Si la solucion planteda para los problemas de los trabajadores por cuenta ajena es “que se hagan autónomos” (que se califica por si sola), tambien podria decirse que la empresa que se vea en trance de cerrar por despedir a un trabajador, o por no poder invertir, o porque le pasen todas esas cosas tristisimas, pues será que no ha hecho las cosas muy bien y tendra que hacer frente a sus deudas. También, puestos a ponernos verduleros, podríamos preguntarnos cuantos PYME y autónomos españoles saldrian indemnes de una buena inspección de hacienda y de Seguridad Social, o quien echa a mujeres cuando se quedan embarazadas y quien contrata a inmigrantes ilegales o en negro o a menores…..y asi ad infinitum, pero ese no es el tema. Si nos ponemos así no llegamos a ningún lado constructivo

    Entiendo perfectamente, en cambio, por qué sostiene Fernando que a una pequeña empresa pagar una indemnizacion por despido de, por ejemplo, 9.000 euros, le puede poner en un apuro, mientras que una rebaja de 2,5 puntos en la cotización de diez trabajadores no le da demasiado margen hoy.

    Malévolamente podría decirse que si se encuentra alguien a una PYME cuya plantilla abunda en contratos indefinidos, y que por tanto reducir su plantilla le cueste algo, que le haga una foto y la cuelgue en el blog. (Esto es una maldad, no se me tenga en cuenta)

    No obstante, y más en serio, creo que esto debe analizarse donde corresponde, en el largo plazo. Hay que tener en cuenta que el despido es anecdótico mientras que las nóminas se pagan todos los meses. Seria interesante echar números, con una empresa en los ultimos 15 años, de cualquier tamaño.

    Creo que el ahorro inducido por haber tenido unas rebajas en las cotizaciones de esos 2,5 puntos cada uno de los meses, para cada uno de los trabajadores en los ultimos 15 años, no seria nada pequeño comparado con reducir el coste de despido por ejemplo un 20% y ver que ha sucedido ahora. Entre otras cosas porque la mayor parte del hostión se lo están llevando los trabajadores temporales, que de facto, tienen unos coste de despidos cercanos a cero.

  24. Off topic: querido Lobison, impresionado quedé con Pamuk y su “Estambul”. Realmente prodigioso. A todo esto, Lisbeth Salander ya es de la familia y pasa el verano en casa comiendo espetos y cervecita fría, que le mola.

  25. Jon (32), ten cuidado con ella, que ya habrás visto que tiene muy mala leche.

  26. Sicilia, si las indemnizaciones por despido fuesen solamente del orden de los 6.000 euros, ni se estaría hablando de ello. Una empresa que desarrolla una actividad en la que los conocimientos profesionales se consiguen tras años de trabajo, suele tener una plantilla laboral en la que el grueso de la misma, y que es la que desarrolla el fuerte de la producción, tiene más de 10 años de trabajo y experiencia, por lo que el coste del despido de un obrero cualificado es del orden de los 35.000 euros mínimo y mas bien en niveles de los 60.000 euros por persona.

  27. Me sentí muy culpable, quería decir. (El calor me está matando…)

  28. Hola a todos!!

    Entonces… resumiendo… que los que más tienen paguen más impuestos, que no se escape ningún jeta (ayayayay), que todo el mundo pague impuestos, que el despido sea más barato pero el paro sea inmediato y seguro y con una cantidad mínima que dé para vivir (es decir, una cantidad mínima de sentido común) y durante un período como mínimo de 2 años… ¿Así está bien?

    Lo que nunca he entendido es que por un lado el Estado ponga difícil a las empresas el despido por ser caro (que como trabajadora me parece bien, aunque desafortunadamente ahí es donde empiezan muchos abusos y bulling y mobbing y demás), pero al mismo tiempo permita que existan contratos temporales que ellos patrocinan con el paro cuando se extinguen, y cuando hay paro, y contratos basura. No sé si me he explicado… este calor a mí también me deja KO…jeje

    Y por favor, que los autónomos tengan exactamente las mismas prestaciones que el resto de trabajadores.

    Saludos!!

  29. Los sindicatos lamentan la conducta de la CEOE y ésta insiste en pedir “hasta cinco puntos” menos en las cotizaciones
    Mientras tanto, el líder del PP, Mariano Rajoy no aclara su postura respecto a estos desencuentros pero señala como responsable del desacuerdo a Zapatero por no tomar decisiones. Rajoy, ha exigido hoy en Chipiona (Cádiz) al presidente del Gobierno que tome decisiones, después de acusarle de buscar “desesperado” una foto con los agentes sociales.

    Esta es la oposicion del PP ,la de Mariano El perro del Hortelano ,ni come,ni deja comer, pero que le laman la mano.

  30. sssshhhhssss tu?…¡No!…sssshhhhssss Lobison y PMQNQ….no mentan a la bicha ,tienen miedo que acabe con su paciencia y no estan para llevarle la contraria al multinik…¡con la caló ke ase!!…sssshhhhssss …..JAJAJA….que nervios.

  31. Vuelve la pinza con los calores del verano:

    PP e IU cargan contra el Gobierno por retrasar la financiación local …..¡¡Sacre bleu!!

  32. Propongo que cuando haya empate en el CGPJ ganen los que estan a favor de los proyectos de ley presentados por el Gobierno.

    En caso de que llegara al gobierno cualquier lider del PP,esta norma dejaria de ser valida inmediatamente ,sin vuelta atras.

  33. Noticias de alto standing:

    El sobrino y ex guardaespaldas de Fabra arrestado por drogas vuelve a la Policía de Castellón.
    Salió de prisión tras pagar 40.000 euros de fianza por supuesta vinculación con red de narcotráfico.

Deja un comentario