¿Qué significan las elecciones francesas?

Lobisón

Para interpretar los resultados de las elecciones es preciso analizar las motivaciones de los electores desde algún esquema racional de preferencias. No es una tarea sencilla, y hasta hoy se sigue discutiendo si Clinton ganó las elecciones de 1992 por razones económicas o no. A favor de la economía juega sobre todo una famosa consigna en el cuartel de campaña (It’s the economy, stupid!), pero no es tan seguro que ése fuera el diagnóstico correcto.

La prensa y los medios no pueden esperar a tales análisis, y así es inevitable que en las primeras horas tras unos resultados electorales llamativos se realicen interpretaciones en caliente. El precio inevitables es que tales interpretaciones pueden decir mucho más sobre quienes las realizan que sobre el significado político de las elecciones.

Como cabía esperar, el gobierno de Nicolas Sarkozy ha explicado su mal resultado —36% frente al 54% del frente de izquierdas— atribuyéndolo al desgaste a mitad de mandato y, sobre todo, al impacto de la crisis económica. No es una mala explicación y casi nadie la niega, pero todos desean añadir otros elementos con los que arrimar el ascua a su sardina.

La derecha francesa, por ejemplo, sostiene que Sarkozy ha ido demasiado lejos con su operación de ‘apertura a la izquierda’, es decir de sus nombramientos de antiguos socialistas para puestos en el gobierno. Es bastante discutible que este hecho haya pesado para nada en la derrota, pero qué duda cabe de que es un buen momento para la implícita reivindicación corporativa de que se dé más espacio a las distintas familias de la derecha y se abandonen los experimentos.

El País ve claro que Sarkozy paga el precio de una política que ‘pone mayor énfasis en los golpes de efecto en torno a las reformas que en las reformas mismas’. Quizá sea pensar mal, pero cabe la duda de si esta crítica no pretende ser un aviso a Zapatero. En todo caso no es seguro que la política de gestos y anuncios le hubiera dado mal resultado a Sarkozy si la economía hubiera tenido una rápida recuperación, ni que una política menos espectacular le hubiera ahorrado el castigo electoral.

Que el Partido Socialista haya resucitado en estas elecciones es una buena noticia para los socialdemócratas y para los demócratas a secas, porque no es bueno que la oposición esté desaparecida y en crisis frente a un gobierno hiperactivo. Pero más allá de la inyección de moral, los resultados no permiten ningún triunfalismo. En la primera vuelta los socialistas sólo obtuvieron algo más de tres puntos de ventaja sobre el centro-derecha, y no hay nada que garantice que la polarización de la segunda vuelta se reproduzca en el momento de las presidenciales, en 2012.

En primer lugar el PS tiene que resolver el problema de su candidato o candidata a la presidencia, tarea compleja por el extremo personalismo de un partido que ha sido siempre una confederación de personalidades. Pero además tiene que perfilar un programa creíble,  evitar que Sarkozy le marque la agenda política con iniciativas contradictorias, y lograr que su mensaje suene nuevo sin ser vacuo, a diferencia de las anteriores elecciones. No es tan fácil.

10 pensamientos en “¿Qué significan las elecciones francesas?

  1. Estupendo artículo, amigo Lobisón. Toca todas las claves de arco de asunto, y en verdad que cada una de las hipótesis sobre la raiz de la derrota tiene su cuota parte de veracidad y realismo. “Entre todos lo mataron y él solito se murió”, podría decirse. Pero yo estoy convencido que, sobre todos los factores, le ha afectado la crisis económica. Es inevitable: aunque los dirigentes políticos de los diferentes países han tenido una responsabilidad muy relativa en una crisis de origen indiscutiblemente financiero, a la hora de saldar cuentas políticas la bofetada se da en la cara del que gobierna. Ello explica también el índice de popularidad decreciente de Angela Merkel o los sondeos de intención de voto en diferentes lugares, como ocurre en España.

    Otrosí, espero que de este resultado salga reforzada la unidad de la izquierda francesa, cuando menos la del Partido Socialista, muy debilitado desde el irresistible ascenso de Sarkozy. Es una ocasión a aprovechar e imprudente sería que no lo hicieran.

    Feliz inicio de finde a todos y todas, y feliz Viernes de Dolores (comienzo de la Pasión) para los “semanasanteros”.

  2. Buen tema saca Lobisón al hablar de las elecciones francesas, y me parece muy “puñetero” pero acertado cuando dice que als explicaciones de la derrota denotan mas sobre la personalidad del analista que sobre los condicionantes del revés electoral para Sarkozy.
    Creo que todos coincidimos en que dos años de crisis pasan factura a los gobiernos que para eso están, sin embrago hay qgente que capea mejor y otra que capea peor el asunto.

    En estos tiempos de liderazgos vacuos y de políticos un poco descafeinados, parece que solo son capaces de sacarse la losa de enciam aquellos que se atreven a crear escenarios nuevos. Obama en Estadso Unidos con la reforma sanitaria, aunque no este viviendo feliz, paree que logra quitar la espalda de la lona, Brown al que daban por desauciado, a base de falarse como Muhammad Alí contra Foreman en Kinshasha, ha salido de las cuerdas y ha puesto a cameron en un apuro grande.

    Cuando el viento sopla fuera aguantan los mas corajudos.

    Quizás lo que le haya fallado a Sarkozy no haya sido precisamente el coraje, sino la impostación, el personaje, el toque de prepotencia??? que no es lo mismo el osado que el bravucón. No obstante todo queda en hipótesis , que uno apenas si chapurrea francés, como para escarbar en las interioridades del sentir de los vecinos.

  3. Hoy prosigue la campaña del sector ultra-peperí para cargarse el clima de consenso en materia antiterrorista y suministrar la misma munición electoral a Rajoy que en 2008. Siguiendo en la escalada de soplapolleces, hoy se remite Orejón al “Gara” como fuente, que se vé que es ahora su diario de cabecera. ¿Y quién viene a secundarle hoy y de modo más expreso que alguno de sus compañones de partido? Pues el mismísimo Gorri-ón-Il, faltaría.

    Precisamente en estas, hoy la hemeroteca nos arroja las voces de otros tiempos. En 1995, Mayor Oreja sentenciaba a Ramón Jáuregui como reo de terrorismo de Estado en sentencia inapelable, y “Ella” defendíale del modo que sigue: ” … sólo un delincuente condenado a más de cien años de cárcel, como es Amedo, o un personaje tan miserable políticamente como es Mayor Oreja pueden tratar de relacionarle (a Ramón Jáuregui), siquiera de lejos, con los GAL. Mayor Oreja ha demostrado con sus insidias su baja talla política y una vez más que todo vale en su pugna política con los socialistas”.

    Oh tempora, oh mores.

    Rectificación ya o ruptura del Pacto PSE-PP.

  4. Una broma: Zapatero consigue un puesto permanente para España en las reuniones del G-20. Sin lugar a dudas, es un gran fracaso, porque Ánsar hubiese conseguido además una mesita adicional para colocar los pies …..

  5. Atendiendo a la clausula Lobison “las interpretaciones pueden decir mucho más sobre quienes las realizan que sobre el significado político de las elecciones(francesas en este caso)”,tengo que hacer ciertas consideraciones:
    Los ciudadanos franceses parece que han hecho una “tortilla francesa con los huevos de Zarkozy”….pero al fin y al cabo lo que han hecho ,ha sido unos “huevos revueltos”.
    Aqui en España la Oposicion se quiere “comer con patatas” a Zapatero,poniendo en la mesa como primer plato ,”una ensalada de estulticias” para que los tontos de los cojones empiecen a abrir boca y estimular los jugos gastricos mas acidos y corrosivos que permitan disolver a Zapatero en sus estomagos sedientos de revancha.
    Pero tanta “ensalada de estulticias”,hasta que llegue el 2012,no se si sera bueno para el higado,pues la bilis que segregan va a acabar con sus propias pretensiones.
    Teniendo en cuenta que no es lo mismo huevos que cojones,lo tenemos muy dificil a la hora de hacer una tortilla española con tanto “tonto de los cojones”.

    Asi que os recomiendo que vayais “poniendo vuestras barbas a remojar”…sniff.

  6. “Zapatero consigue un puesto permanente para España en las reuniones del G-20. Sin lugar a dudas, es un gran fracaso, porque Ánsar hubiese conseguido además una mesita adicional para colocar los pies” …..JAJAJA…que nervios.

  7. No sé si alguien me compra esta idea: Mayor Oreja, Aznar, columnistas, etc … han intentado trasladar a España los Tea Party como Wine Party, algo más patrio, cañí y que abre otras puertas de la mente. Quizás tb se hayan confunido y quisiesen un winner party… No sé. ¿Alguién me la compra?

  8. Dicen que el tiempo que dura una siesta ,termina cuando se nos cae de la mano la cuchara que apretamos….cuando se cae la cuchara se acabo la siesta.
    Lo otro es tumbarse a la bartola o dormir a pierna suelta.

    Las ensoñaciones o pesadillas recurrentes de Mayor Oreja,no son producto de una siesta ,sino de horas y horas de “tumbarse a la bartola o dormir a pierna suelta”….creo que alguien deberia despertarlo,porque como siga asi va a entrar en “coma intelectual irreversible”.
    Mayor Oreja es como Blancanieves,esperando que un Principe azul le despierte del veneno de La Bruja.

    Como no se de prisa Mariano Rajoy,me parece que vamos a despertarlo a base de hostias…sin consagrar ,pero hostias al fin y al cabo segun los curas “una hostia bien dada ,devuelve la cordura al pecador”(doy fe de ello..jeje.)

  9. Olala…l´amour. le Quartier Latin, la Seine, le Cirque du Soleil … Olala… jejeje.

    Lobisón, “no es tan fácil”, su artículo nos lo aclara.

    Zapatero está avisado, incluso conoce, o debería conocer, que además de ser de izquierdas o de derechas, existen ideas prácticas, posibilidades, que no están adscritas a ningún extremo político, que son de todos y nadie las discute. Son universales como los derechos humanos, entre ellos el derecho a vivir, a alimentarse. Este es el gran problema de Zapatero, como del resto de mandatarios mundiales, “salir” de una crisis a todo coste, o “entrar” en la senda de las transformaciones producidos por la propia evolución de la economía, la ciencia y las tecnologías… e incluso del pensamiento.

    Zapatero conoce, o debería conocer, que la vida tiene valor y que este valor es una riqueza que esta a nuestra disposición: http://www.monografias.com/trabajos78/capital-vida/capital-vida.shtml . Desde su posición actual él debería ser el primero en lanzar esta idea universal para que fuese conocida y considerada.

    Está claro que puede existir un mundo mejor y no creo que la cordura resida en las hostias… jejeje.

    Buena semana “santa”.

Deja un comentario