¿Qué balanzas fiscales?

Antesala

Con motivo de la publicación de las balanzas fiscales de las Comunidades Autónomas con el Estado, no son pocas las voces que se han erigido desde alguna atalaya, blandiendo el documento de marras como argumento para una reforma en profundidad del sector público español. Sin ir más lejos, el ex-presidente de la Generalitat Jordi Pujol, realizaba unas manifestaciones el pasado día 29, en un artículo en La Vanguardia, en las que se quejaba del elevado déficit fiscal de Cataluña, al que culpaba también de un supuesto proceso de desafección paulatina de la sociedad catalana hacia España.

Los asuntos relativos a la estructura territorial del Estado monopolizaron la actividad política y mediática durante largos periodos de la pasada legislatura. Este hecho contribuyó decisivamente a que los debates sobre los flujos financieros entre territorios hayan ocupado la atención de las fuerzas políticas y de los medios de comunicación, culminando con la publicación de las balanzas fiscales.

Tras la publicación de éstas, los líderes políticos de las Comunidades Autónomas con saldos netos negativos se han lanzado a la carga contra el sistema, solicitando su modificación. Por el contrario, desde las Comunidades receptoras se argumenta que los indicadores ignoran aspectos relevantes para el análisis.

Probablemente ambos estén equivocados en buena parte de sus demandas, aunque seguramente tampoco lo ignoren. Las balanzas fiscales aportan la transparencia y el rigor necesarios para desapasionar los debates sobre la financiación autonómica y poder dar solución a los problemas estructurales que padecen algunas Comunidades. En particular, las del arco mediterráneo padecen un déficit de infraestructuras que no se corresponde con su potencial de crecimiento, ni con su aportación a la economía del país. Asimismo, Cataluña y Madrid precisan recursos financieros en consonancia con su población, que les permitan afrontar la provisión de los servicios públicos sobre los que tienen competencias, como la sanidad y la educación.

Pero no es menos cierto que las balanzas fiscales sobredimensionan el volumen de los saldos relevantes. Las balanzas reflejan la diferencia entre la contribución de los residentes de un territorio por vía impositiva y los beneficios que éstos obtienen por la acción de la administración pública. Si bien las balanzas recogen flujos -como la financiación de las administraciones autonómicas y locales- que responden claramente a la lógica del análisis territorial, otros caudales –como el pago de los subsidios de desempleo o de las pensiones- atienden a criterios estrictos de redistribución personal de la renta.

De esta forma, si la tasa de desempleo de corta duración en Extremadura es superior a la de Madrid, las transferencias a los parados contribuirán a incrementar el déficit fiscal relativo de Madrid. Asimismo, la emigración de pensionistas desde el cinturón metropolitano de Barcelona a Andalucía supondrá un incremento del déficit relativo de Cataluña, a pesar de que las contribuciones a la seguridad social se hayan hecho como trabajadores en la comunidad catalana. Estos conceptos, junto al resto de transferencias de carácter personal, representan casi tres cuartas partes de los saldos fiscales.

No obstante, existen partidas cuya naturaleza hace que afecten de una manera más o menos uniforme a los habitantes de un determinado territorio. En estos casos, el análisis territorial de los flujos cobra sentido y es en el análisis de éstos en los que las balanzas fiscales pueden resultar de gran ayuda. Tanto Cataluña como Madrid presentan saldos negativos respecto a estas partidas, pero también, aunque pueda parecer sorprendente, los presentan comunidades como Andalucía, Galicia o Murcia. De la misma forma que existen gastos cuya relevancia territorial es mínima, el déficit de estas comunidades por estos conceptos puede comprometer su capacidad para financiar gastos como la educación o la sanidad, con un enorme impacto potencial sobre las clases más desfavorecidas.

El problema de raíz es que a nadie parece importarle analizar las balanzas de forma sosegada, sino que éstas se blanden como argumentos en una contienda entre Comunidades Autónomas a la búsqueda de mayores recursos. Ninguna fuerza política ha solicitado la publicación de balanzas fiscales entre individuos según sus niveles de renta, con independencia del territorio del Estado donde tengan fijada su residencia.

Existen estudios que revelan que las transferencias de las Administraciones Públicas que reciben los individuos de las decilas de renta más pobres, tanto monetarias como en especie, es muy similar a la percibida por los más ricos; que el gasto en educación es tal que sus principales beneficiarios son los ciudadanos con niveles de renta más elevados; que en igualdad de oportunidades, medida sobre la base de diferentes indicadores, estamos a la cola de la Unión Europea, incluso por debajo de muchos de los nuevos miembros; que las ayudas en materia de vivienda, fundamentalmente por la vía de las desgravaciones fiscales, beneficia en términos netos sólo al tercio de familias con mayores recursos económicos; que el sistema fiscal español es estrictamente proporcional, a pesar del principio de progresividad manifestado en el artículo 31 de la Constitución española. Y que todos estos problemas, junto a otros de la misma naturaleza, afectan a los ciudadanos del Estado con independencia del territorio en el que residen.

En países como Holanda, Islandia o los escandinavos, se publican cada cierto tiempo informes sobre los flujos fiscales entre ciudadanos según sus niveles de renta. A éstos les acompañan análisis profundos sobre el impacto que las transferencias del Estado tienen, tanto sobre los incentivos a desarrollar actividades productivas, como en la mejora de las condiciones de vida y del acceso a oportunidades de los principales beneficiarios de las ayudas. Este debate contribuye a ordenar la construcción del Estado del bienestar y, previsiblemente, a mejorar el nivel de vida de los ciudadanos de estos países.

La ronda de contactos del pasado día 29 del Presidente del Gobierno con los líderes de las fuerzas con representación en las Cortes Generales ha constatado que los flujos financieros entre territorios se han impuesto en la agenda política. Todos los grupos con implantación regional han supeditado su apoyo a los presupuestos generales del Estado –o, previsiblemente, su oposición- al incremento de los recursos financieros hacia las Comunidades Autónomas por las que obtuvieron representación. Y todos han hecho uso de las balanzas fiscales recientemente publicadas para sostener los argumentos a favor de sus demandas. Que CiU o ERC se sirvieran de las balanzas fiscales para demandar un tratamiento diferenciado hacia Cataluña era esperable. Lo que resulta sorprendente, sin embargo, es el consenso que estos argumentos despiertan entre otras fuerzas políticas catalanas de izquierdas como el PSC o ICV-EUiA. Ni una sola palabra sobre el impacto de la desaceleración económica en los ciudadanos más vulnerables, si éstos no viven en el territorio de su influencia. Y el resto de fuerzas de izquierdas mirando hacia otra parte.

28 pensamientos en “¿Qué balanzas fiscales?

  1. Buenas, ayer andaba de viaje. Luego vuelvo a comentar a Antesala. Por el momento, gracias por los parabienes ayer. Esperemos que las advertencias del Gobierno vasco sobre un posible gran atentado se tornen exageradas o consigan el propósito de que la alerta lo frustre.
    Estoy de acuerdo con Pablo en que el factor más importante ha sido el aprendizaje de nuestras fuerzas de seguridad sobre cómo luchar contra la bestia. No pretendía decir que la rebelión popular hubiera sido el elemento clave, aunque sí en lo que respecta al menor apoyo político que reciben los asesinos.

  2. De ayer también. A mí me parecen muy bien las medidas de ahorro energético, cambio de bombillas incluido, y lo que no me parece nada bien es el tono del editorial de El País de hoy que reparte a saco contra el Ministro y su plan como si fueran completamente ridículos e inútiles. Me parece muy bien que se critique el plan por insuficiente y se apunten medidas complementarias, que creo no se sugiere ni una. Lo que no viene a cuento es el tonillo ese de mala leche que pudiera estar motivado por la supuesta amistad de Sebastián con Zapatero y de éste con los de Mediapro y tal y tal. O no lo parece?

  3. Y ahora ya sobre el artículo de Antesala. Chapeau! Bien escrito pero sobre todo bien pensado. Me quedo particularmente con los dos párrafos siguientes:

    “De esta forma, si la tasa de desempleo de corta duración en Extremadura es superior a la de Madrid, las transferencias a los parados contribuirán a incrementar el déficit fiscal relativo de Madrid. Asimismo, la emigración de pensionistas desde el cinturón metropolitano de Barcelona a Andalucía supondrá un incremento del déficit relativo de Cataluña, a pesar de que las contribuciones a la seguridad social se hayan hecho como trabajadores en la comunidad catalana. Estos conceptos, junto al resto de transferencias de carácter personal, representan casi tres cuartas partes de los saldos fiscales.

    No obstante, existen partidas cuya naturaleza hace que afecten de una manera más o menos uniforme a los habitantes de un determinado territorio. En estos casos, el análisis territorial de los flujos cobra sentido y es en el análisis de éstos en los que las balanzas fiscales pueden resultar de gran ayuda. Tanto Cataluña como Madrid presentan saldos negativos respecto a estas partidas, pero también, aunque pueda parecer sorprendente, los presentan comunidades como Andalucía, Galicia o Murcia. De la misma forma que existen gastos cuya relevancia territorial es mínima, el déficit de estas comunidades por estos conceptos puede comprometer su capacidad para financiar gastos como la educación o la sanidad, con un enorme impacto potencial sobre las clases más desfavorecidas.”

    Si he entendido bien y el autor no especula, y no parece ser el caso, sólo 1/4 de las partidas contenidas en las balanzas “autonómicas” responde en verdad a criterios territoriales. En cuyo caso el ejercicio de las balanzas de días pasados es una pura paja mental. En todo caso, sería necesario un tercer modelo de cálculo referido exclusivamente a las partidas “territoriales”. Está el articulista en disposición de hacer ese cálculo o pegarnos el link a un estudio sobre el mismo?

    En todo caso lo que más me interesa a mí es los cálculos que menciona al final sobre los trasvases de renta entre los sectores de la población. Dice el autor en la parte más floja del artículo que “existen estudios qué…”. Si existen necesitamos referencias y links dada la incapacidad de la izquierda de publicitarlos y situarlos en el centro del debate político. Usted me viene a vender burras pero yo sólo compro motos: no me interesa la territorialidad sino la igualdad de oportunidades entre ciudadanos. Pero para eso me hacen falta tales estudios, saber que existen y conocer sus conclusiones. Antesala, queda Vd emplazado!

  4. Finalmente (es que luego tengo otro viajecito por la piel de toro), estoy de acuerdo con muchas cosas de las que propone Sebastián para ahorrar energía pero no con todas, es decir, me parece muy bien lo de los aires acondicionados y las corbatas y lo de las bombillas de bajo consumo, etc. Son medidas rompedoras que hay que hacer con ruido mediático para que lleguen a la gente.
    Pero no creo en lo de la limitación de velocidad de los coches para reducir el consumo. Sinceramente, se reduce más incentivando a los fabricantes a buscar otros combustibles o incrementar la eficiencia. Cómo se ahorra más, en un Renault 18 de 1980 a 90km/h o en un Audi 4 de 2000 a 160? No tengo los datos pero creo que no son necesarios, especialmente si comparamos el consumo a igual velocidades, que es lo relevante. En todo caso, si de lo que se trata es de reducir el consumo siempre caben medidas tarifarias progresivas de verdad. Con la gasolina es difícil sin entrar en cartillas de racionamiento, etc, pero con la electricidad en los hogares no. De hecho ya existen pero no suben lo suficiente por miedo a la repercusión social. Es decir, no me atrevo a hacerle pagar más por la electricidad porque incrementa la inflación y sobre todo porque Vd se fija en el recibo y luego no me vota, pero sí me atrevo a obligarle a conducir más despacio porque eso tiene buena pinta y si a Vd le molesta yo le califico de peligro público al volante… No me gusta.

  5. 2

    Pues yo, admirado Titos, creo comprender a cuento de qué el editorial de El País. Lo raro sería que el diario de la calle Miguel Yuste (por poco tiempo, PRISA acaba de vender el edificio así como el histórico de la Gran Vía para pagar una parte de las deudas que acumula) celebrase con júbilo alguna medida del Gobierno, y más si proviene directamente de un señalado amigo público de ZP. PRISA está muy hipotecado por un crédito puente que le vence en breve, ¿y si la Caja de Ahorros de Madrid y del PP estuviera dispuesta a echarle una mano? Hay motivos para ser malpensado.
    PD: para aliviar su mala conciencia El País publica la carta de un lector que aplaude al ministro Sebastián.

  6. Sigue la crispación del pp. El poder de compras de los salarios a mínimos, hunde el consumo familiar. El IPC armonizado alcanza el 5,3% y se sitúa en la tasa más alta desde 1997. La economía española se paraliza, el Banco de España cifra el alza intertrimestral del PIB en el 0,1% entre abril y junio

    ¿En qué se parecen Miguel Sebastián y el profesor Franz de Copenhague?

    http://cotarelo.blogspot.com/2008/07/blog-post.html

  7. Gracias Antesala. Me ha gustado mucho. Es un debate muy necesario y muy oscuro. Se agradecería bastante que hicieras, tal vez otro día, un ejercicio clarificador, explicando un poco más lo que se mide y lo que no se mide.
    Personalmente estoy totalmente a favor de que se publiquen cuantos más datos mejor, y de la forma más clara posible. Las balanzas fiscales, y las comerciales, y toda la información que sirva para controlar la acción del gobierno. Y estoy completamente de acuerdo que el eje territorial es sólo uno más: yo quiero saber cuántos impuestos pagan los dentistas, o los que ganan más, o menos, que un tanto, claro que sí.
    Como dice Titos, ya que la izquierda profesional no nos ilumina, hágase lo que se pueda desde aquí.

    Ya habrán visto hoy a un teórico izquierdista catalán (concejal de ICV) mofándose de los desfavorecidos del interior: Apadrine un niño extremeño, un 8,7% del PIB catalán no es suficiente. Con estos izquierdistas no me extraña que en Cataluña sea donde más izquierdistas haya de toda la península, tal y como cartografiaba Pratxanda el otro día. ¿Qué hay que decir en Cataluña para ser de derechas? Sí, ya sé, lo han desautorizado, y cosas peores se dicen de Cataluña en otros foros. La cuestión es que por desautorizado que esté ni resulta inconcebible ni es la primera vez que uno escucha esas cosas; y quienes dicen cosas parecidas de Cataluña (o para el caso, de Extremadura) en el resto de España no finjen ser progres, ni siquiera finjen ser de derecha moderada.
    A ver si con las cuentas clarificamos también un poco las ideologías.

    Respecto al plan de Sebastián que comenta Titos, hoy le atizan cruelmente en el País. Me temo que ambos tenéis razón: las verdaderas medidas de ahorro duelen y las que se proponen son poco efectivas dada la magnitud del problema. Es de esperar que sean un primer paso, dirigido a crear el clima necesario para lo que puede ser una necesaria subida de precios.

  8. Mimo Titos, comentario # 3:

    Gracias por los comentarios. Estoy de acuerdo de que la parte encabezada por “existen estudios que…” puede no resultar particularmente convincente sin remitir a los estudios. La razón principal por la que no lo he hecho es porque hay muchos estudios que apuntan cosas similares y no pensé que DC fuera el lugar para mencionarlos a todos. Pero también porque ocurre que en ese párrafo hay datos contenidos en esos estudios, pero también subyace una opinión personal muy clara -que estos datos reflejan anomalías a mejorar de nuestro Estado del bienestar en España- que, sin embargo, los autores de estos estudios no tienen por qué compartir. Y he preferido no imputarles opiniones que desconozco si comparten.

    Ahí van las fuentes (los artículos académicos que cito son accesibles en formato electrónico, pero uno de ellos requiere subscripción a la revista; no tengo inconveniente en enviárselo por email a quien quiera, pero no puedo hacer que sea accesibles desde el blog por respeto al copyright; el resto se pueden encontrar introduciendo el título y el autor en el buscador http://scholar.google.com ):

    Sobre lo manifestado sobre el Estado del bienestar en España, se puede consultar (entre otros):

    Samuel Calonge & Antonio Manresa: La incidencia impositiva y la redistribución de la renta en España: un análisis empírico desagregado. Papeles de Economía Española, 2001; (88)

    Samuel Calonge: Efectos redistributivos de impuestos y prestaciones en España y sus CC.AA. (accesible online en la versión working paper del Centre de Recerca en Economia del Benestar, de la Universitat de Barcelona)

    [La base de datos sobre la que se ha hecho el estudio es antigua, pero se pueden obtener muchos de los resultados para EPFs posteriores y, salvo en el caso de la vivienda, en el que se ha mejorado levemente, el resto de resultados reflejan que se ha perdido terreno en el ámbito de la redistribución desde entonces].

    Sobre las balanzas fiscales es conocido que los flujos correspondientes a criterios puramente redistributivos suponen entre el 70 y el 80% de los saldos. Un artículo que recoge estos y otros muchos datos sobre balanzas fiscales y que -este sí- opina abiertamente que habría que disgregar las balanzas en gasto “territorializable” y el resto de partidas es:

    Angel de la Fuente: Un poco de aritmética territorial: anatomía de una balanza fiscal para las regiones españolas (accesible online en versión preliminar; la versión siguiente no cambia en nada sustancial).

    Aprovecho para recomendar los trabajos de Ángel de la Fuente. Personalmente, discrepo con muchas de sus opiniones políticas, que tuve la oportunidad de conocer de primera mano en la época en la que nació Ciutadans, pero sus trabajos son muy sólidos y suelen estar muy bien apuntados.

    ¡Saludos!

  9. Mimo Titos (# 3) y A.Tareq (#7):

    Uno de los problemas de la izquierda en España es que no ha sabido poner en primera línea el debate sobre la redistribución de la renta; en el caso de la izquierda en Cataluña -PSC e ICV, principamente y EUiA, por extensión parlamentaria- que se ha dejado llevar por la agenda que han conseguido imponernos desde fuerzas políticas -CiU y ERC, principalmente- cuya preocupación por la redistribución territorial es mayor que por la interpersonal.

    Sobre las partidas susceptibles de “territorializar” hay que andar con pies de plomo, porque hay algunos flujos que no está claro que puedan tener esa consideración. En todo caso, discrepo de la opinión (Mimo Titos, # 3) de que el hecho de que los flujos relevantes supongan el 25% del total implique que sean despreciables. Con esos recursos se financian la sanidad y la educación, entre otras cosas.

  10. Primero sobre nº7, no he podido leer lo que ponía exactamente en el bloc rel regidor de Alternativa pel Baix Gaià (ICV-EUiA-EPM) pq ayer ya lo había quitado. Pero entiendo que está haciendo una broma, que puede molestar a los extremeños, digo sin haberlo leido. Pero NUNCA, PERO ES QUE NUNCA, a la junta de Extremadura, cuyo presidente anterior hizó muchos comentarios ofensivos hacia los Catalanes, y eso por cierto incluía a paisanos suyos, paisanos de nacimiento. A mi lo que me parece que para lo insultos y el humos en España hay cuanto menos 2 varas de medir segun a quien se ofende, si se es catalán, y como en el caso de la balanzas si uno no es rico. Y ya que estoy, dada la discusión sobre lerrouxismo de dias anteriores, yo creo que Ibarra era una especie de Lerrouxista, antento a atacar a Catalunya contra los humildes y al que no recuerdo la misma ferocidad contra las políticas derechistas de Gonzalez (reconversiones industriales, otan, ett’s, reformas laborales), muchas de ellas en lo laboral al alimón con CiU, derecha catalana. Derecha con la que pacta el PSOE y el PP para llevar adelante políticas derechistas en lo economíco-social.
    Por último dentro de lo de coger el rábano por las hojas, citar “Con estos izquierdistas no me extraña que en Cataluña sea donde más izquierdistas haya de toda la península, tal y como cartografiaba Pratxanda el otro día”. Pratxanda en ningún momento compara Cataluña y España, sólo enumeras las izquierdas que hay en Catalunya, que por cierto quietando las de forma independista son las misma que en España, PCPC-PCPE, EUiA-IU, ICV-Los Verdes, o incluso tienen el mismo nombre PRT, POR, LI…. y para lo que no hay, pues se suple con izquierdas madrileñas o castellanas.

  11. Y lo importante, de acuerdo en la mayor con el artículo. Falta comparaciones sociales, aunque las territoriales son importantes. En Catalunya no hay casi autovias, por ejemplo. Lo que si es necesario es un debate sosegado por parte de todos, nacionalistas de un lado y de otro, grandes y pequeños. Pero lo que no puede ser tampoco es que se critica que el gobierno de CAtalunya pida algo, todos se pongan a la contra y luego si se consigue lo quieran todos. Eso huele.
    A mi la impresión que tengo es que mientras se habla del encaje territorial no se habla del encaje social, y eso interesa a PP, PSOE, CiU y PNV. Y caemos todos al trapo.
    Del tema ICV e EUiA, pues hay que reconecer, que es díficl subtraerse a la hegemonía del debate en Catalunya, y eso ahora lo lleva los nacionalistas conservadores y los independistas como reconoció en el el último consell nacional de EUiA, su coordinador Jordi Miralles. Y añadió yo quiero hablar de España Federal y de políticas sociales pero los peridistas me hablan de lo que me hablan. Y por último no olvidar que el PSOE está muy interesado en que el tripartido de Catalunya, su gobierno, se rompe, y así poder pactar con CiU para pasar la crisis con las políticas que les interesen. Y a la http://www.vanguardia.es tb le interesa, y supongo que El País también.

  12. hum… las chancletas, los bermudas, mañana DC se va de vacaciones, el patito de goma, la crema solar, el penúltimo vistazo a DC…. COÑO!!! las balanzas !!!! Un 31 de juliooooooo!!!! A verrrrr!!!

    En lo político:

    a) Hace tiempo un tal econcon, al que ud no conoció llegó a afirmar en este blog que las balanzas fiscales eran una pamema. Pues bien estas ha sido pedidas por casi todo el arco parlamentario catalán. Todos menos C’s. Tan Pamema no sería si no solo se publican en Alemania, Canadà o la UE. En EUA el estado pone los datos y las universidades lo calculan. Ahora resulta que en ciertos sitios, las hacen por grupos de ingresos. Y la Junta de Extremadura asegura (Publico) que son ejercicios académicos.

    b) Los asuntos relativos a la estructura territorial del Estado monopolizaron la actividad política y mediática durante largos periodos de la pasada legislatura. Este hecho contribuyó decisivamente a que los debates sobre los flujos financieros entre territorios… por los cojones! con perdón. El tema de las balanzas colea, si no me equivoco, desde el último gobierno de FG. Todos se comprometían a publicarlas…. hasta la fecha! 15 años para publicar unas balanzas… ya les vale a algunos, no cree. Falta de medios o falta de voluntad?

    c) Podemos pensar que la publicación y el consigueinte debate sobre la financiación obedece a una perrera nacionalista que “arrastra” a la izquierda catalana. De la que no se puede sustraerse, vamos. Pos fale, pero existe otra explicación. Que tenga razón. Que el sistema sea insostenible por injusto para Catalunya, Baleares, etc
    En ese caso no hay que filososfar sobre derecha e izquierda, sencillamente el sistema es malo para el conjunto de la ciudadanía de estas zonas e impide hacer políticas redristibutivas (o sea, de izquierdas) o liberales ya que no hay pasta. Lo cual explicaría que la gran mayoría del arco parlamentario esté a favor de una nueva financiación. El PP tambien cree que la financiación ha de mejorar, pero no se quiere incorporar al frente común ya que lo quiere desligado del Estatut. Tambien explicaría que la patronal, las cámaras de comercio, la pequeña empresa y las centrales sindicales mayoritarias (UGT y CCOO) les apoyen. La minoritarias supongo que tambien. Algo deberá pasar, digo yo, cuanto los tres presidentes hablan de desafección: Montilla, Pujol y Maragall. Es más, en este último caso (un sistema injusto), sería más perjudicial para las clases populares catalanas/baleares, etc., dado que que no creo que el dueño de Titanlux, p. ej. lleve sus hijos a la escuela pública, tenga problemas para encontrar guardería o vaya al CAP más cercano. Ver:

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/555/23-euros/

    Senyor-G gracias por intervenir, que ya me veía solo contra todos. A no ser que Amistad Cívica entre para pedir los 400 euros. La tesis sí que era que Catalunya era más roja, como introducción a los partidos de la zona, siendo todos, menos el Partit Republicà Català, equiparables a los del resto del estado.
    Pero no se apure que en setiembre igual defiendo que Catalunya es un país profundamente conservador.

    A lo mojó, Alomojó, cuando la izquierda gobierna en Catalunya va y descubre que los malvados nacionalistas tenían razón.

    A por ellos Castells!!

    PD: Ibarra
    Dejemos que los de las balanzas fiscales se recreen en que son más ricos que los demás, dejemos que se sientan superiores y concedámosle la Medalla de Extremadura por lo bien que se portaron con nosotros.

    (…) Mientras que pretenden humillarnos y callarnos, nosotros, a romper cristales y construir un futuro que tenemos esplendoroso”.

    Tener dos lenguas no significa tener dos bocas que alimentar

  13. En relación con el chascarrillo de Lluís Suñé, coincido con senyor_g (comentario # 10) en que se trataba de una broma aunque, por otra parte, no tiene gracia. Sin embargo, creo que la ofensa a los extremeños y, por extensión, al Gobierno de la Junta de Extremadura, es obvia, con independencia de que Rodríguez Ibarra haya ofendido a los catalanes desde su posición de Presidente. Se pueden separar ambas cosas.

    Más allá de la broma, el problema principal, a mi juicio, es que los problemas asociados a las balanzas fiscales -y a la cuestión de la solidaridad territorial, en general- quedan perfectamente escenificados por la anécdota del concejal de Torredembarra:

    En primer lugar, las balanzas son documentos extremadamente técnicos. Contienen información muy relevante y potencialmente útil, pero se prestan fácilmente a una lectura incorrecta y a un uso demagógico, como lo que pretende trasmitir el concejal al sugerir que ni una sangría de recursos procedentes de Cataluña es suficiente para Extremadura. Estas lecturas calan en la opinión pública, que hace suyos argumentos sostenidos sobre interpretaciones interesadas -y falaces- de los datos. Valga recordar un artículo de Xavier Sala i Martín, catedrático de economía en Columbia y en la Pompeu Fabra, en el que decía que con los recursos destinados a sufragar las necesidades de otras comunidades, cada familia catalana podría comprarse un coche nuevo cada pocos años; terminaba diciendo que “una cosa es ser solidario y otra que te roben la cartera”.

    Por otra parte, cualquiera que haya dedicado al menos 5 minutos a echar un vistazo somero a las balanzas habrá constatado que existen diferentes metodologías que dan lugar a que algunas Comunidades pasen de ser receptores a contribuidores netos. El saldo fiscal neto de Cataluña varía entre el -6.38% y el -8.69% de su PIB. Aún aceptando que las balanzas reflejasen lo que se dice que representan, y no sólo aquellas partidas susceptibles de ser imputadas al territorio, se entiende que, con la evidencia disponible y según diferentes metodologías, el déficit fiscal de Cataluña se encuentra entre esos dos valores, que son sus cotas inferior y superior, respectivamente. En su artículo de La Vanguardia, Jordi Pujol se refería a “no menos de un 9% de déficit”; el concejal de ICV-EUiA-EPM daba por buena una cifra del 8.7%.

    Lo que debería parecer más sorprendente es que la broma la haga un representante del referente de Izquierda Unida en Cataluña, aunque él mismo no milite en EUiA. Como decía el senyor_g, la izquierda catalana es incapaz de imponer una agenda en la que se traten los temas sociales, sino que va a remolque de las propuestas de las fuerzas nacionalistas e independentistas, haciendo suyas sus reivindicaciones y olvidando, en consecuencia, las que deberían ser las demandas de la izquierda.

    (Al margen, me gustaría referirme a un pequeño detalle en la comparación que hace el senyor_g entre las fuerzas de izquierda españolas y catalanas. Según él, el referente de ICV en el resto de España son Los Verdes. Muchos militantes de ICV y, sobre todo, sus dirigentes estarían de acuerdo. Sin embargo, la mayor parte de su electorado de más de 45 años, que es el que tenía derecho a voto en los años 80, se corresponde con el de los electores históricos del PSUC, que fuera el referente del PCE en Cataluña; muchos de estos votantes siguen vinculados a los movimientos sindicales de las grandes factorías de Cataluña. Es éste un ejemplo claro del fenómeno al que se refería Don Cicuta hace unos días, por el que las élites políticas impondrían un discurso a los electores -y no al revés-, que se presenta en esta Comunidad con particular fuerza. Quizás, en línea con la tesis apuntada por Pratxanda, estemos asistiendo a un incremento del apoyo a tesis soberanistas, a lo que estaría contribuyendo la posición de los dirigentes de los partidos autodenominados catalanistas de izquierdas. Supongo que el uso interesado de las balanzas sirve de acicate a estas posturas).

    (Y al margen también, me gustaría leer algún artículo del senyor_g sobre política catalana en DC. Parece bien documentado sobre el tema).

  14. En otro momento que las tareas laborales y las domesticas intetaré alargarme y explicarme mejor. Sobre el chascarrilo del concejal de Torredembarra, no esta tanto por el comentario de A. Tareq, si no por la avalancha de informaciones al respecto, por lo menos por Catalunya, tanto la vanguardia y el periodico lo sacan hoy. Ayer el comentario en el blog ya no estaba. A ver del tema molesta la injusticia, más cuando Ibarra ha hecho todo tipo de chascarrilos sobre Catalunya, a cual más jolgorioso, para hacerse entender. Puede estar mal aparcar en un vado, pero si aparca todo el mundo, pasa un guardia y no le pone multa, no es justo aparque un coche con matricula de Barcelona, de las antiguas, y le pongan multa y este no pueda alegar que sólo le ponen multa a él.

    Apunto 2 cosas, las izquierda lo tiene muy mal para apuntar agenda social. Hasta la aparición de Público no había en España un diario mínimamente de izquierdas para toda España o con vocación de grande. Con sus defectos y sus popularecherias, pero con temas y posicionamientos de izquierdas. Eso pasa en España y pasa en Catalunya. En Catalunya, hay una opinión publicada nacioonalista y de derechas que lo monopoliza todo, y para que los varios obreros de la Gran Barcelona “no son Catalunya”, cuando es más de la mitad de Catalunya. Y cosas parecidas pasan en el resto de España. Por poner un ejemplo los que escriben en el Pais o los de la SER se han apropiado de la izquierda… cuando en el mejor de los casos son liberales, aunque esto en España no es poco.

  15. Hombre, Pratxanda (# 12), me alegra verte por aquí. Te echaba de menos en este debate. A ver si me apaño y consigo ser breve.

    1) A mi me parece bien que se hayan publicado las balanzas fiscales. Nunca he entendido el oscurantismo en este asunto. Son necesarias para analizar los flujos financieros entre Comunidades. Sin embargo, el uso que se está haciendo de ellas contribuye a enredar el panorama porque la naturaleza del documento hace que sea fácilmente manipulable.

    2) Las balanzas de la UE, cuyo presupuesto es poco mayor que el 1% de su PIB, reflejan exactamente lo que podríamos llamar gasto imputable al territorio. Ni pagan pensiones, ni subsidios de desempleo. El grueso de las transferencias consiste en políticas de convergencia y agrícolas, cuyo análisis de impacto requiere la publicación de las balanzas.

    3) Las balanzas no se han pedido desde hace 15 años, sino desde hace 25 años. De acuerdo contigo en que no es un tema nuevo. No era eso lo que pretendía decir, sino simplemente que en la legislatura pasada la política territorial tuvo un peso muy importante en la agenda y que ahora, una vez aprobados los Estatutos de varias comunidades, con la publicación de las balanzas se culminan los compromisos adquiridos en la materia.

    4) Es legítimo que la izquierda catalana pida recursos para hacer políticas sociales en Cataluña. Pero todavía estoy por ver que la izquierda catalana solicite las balanzas fiscales por grupos de ingresos. Si conociera el estado en que nos encontramos podría comenzar a articular propuestas de izquierdas.

    5) Hagamos la balanza fiscal de la Comunidad de Madrid, particionada en las áreas norte-noroeste y sur-sudeste. Es muy posible que la cifra esté en torno al 15% de déficit para la zona norte-noroeste. A lo mejor te parece tan injusto como el caso de Cataluña y Baleares. Sobre el concepto de justicia no puedo opinar con criterio, sino simplemente por impresiones, así que prefiero reservar mi percepción.

  16. Señor Antesala, y si fuera al revés… la izquierda restoespañola (por llamarla de algun modo) es incapaz de entender que las clases populares catalanas quieren, y necesitan, un estado del bienestar equiparable al de otras comunidades, o que el actual sistema hipoteca el desarrollo de la zona. o para que cree que queremos, y necesitamos, la pasta?
    Otra cuestión es que al Estado Español, de derechas e izquierdas, ya le vaya bien esta desproporción. Otra cosa es que en el imaginario colectivo español (de derechas e izquierdas) todo lo que venga del este del Segre sea “nacionalista”, o “anticonstitucional”, o “insolidario”, o “antiespañol”. Y claro, así es dificil dialogar. A la mierda Lluís Suñé, dígaselo a Castells. O a los capitostes de UGT y CCOO.

    Cito a Vicenç Navarro

    La mayor parte del dinero que existe para financiarlos, sin embargo, se recoge no por las CC.AA. sino por el Estado Central. Tal centralismo fiscal se ha justificado con el argumento de que se requiere una agencia central para corregir las desigualdades territoriales entre las CC.AA. Ahora bien, tal como bien ha indicado el Presidente de la Generalitat, el Sr. Montilla, esta solidaridad interterritorial no puede basarse en una distribución injusta como la existente hoy en España. Las CC.AA. más ricas dan más dinero pero reciben menos, con lo cual salen perjudicadas dos veces, cuando dan y cuando reciben. Y Cataluña es un ejemplo de ello. La aportación de Cataluña al Estado es el 110% del promedio, pero recibe sólo un 87% del promedio. De ahí la protesta legítima de que el balance fiscal es excesivamente negativo y perjudica predominantemente a las clases populares (que son las clases que utilizan más los servicios públicos del Estado del Bienestar) de las CC.AA. más ricas.

    Pero además de esta solidaridad territorial (que debe desarrollarse en ambas direcciones) existe la necesidad de resolver la otra solidaridad de la que no se habla en España y que repercute enormemente en las desigualdades territoriales. Me estoy refiriendo a la solidaridad social que se mide por el volumen total del gasto público, incluyendo el gasto público social, en España. Tal gasto por habitante en España es mucho más bajo del que le corresponde por su nivel de riqueza. Así, el PIB per cápita español es ya el 94% del promedio de la Unión Europea de los Quince (UE-15), pero el gasto público per cápita y el gasto público social por habitante son sólo el 74% y el 68% respectivamente del promedio de la UE-15. Las consecuencias de este enorme déficit lo sufren las CC.AA., déficit que ha sido incluso mayor debido a que el superávit que ha tenido durante varios años el Estado Central ha sido a su costa.

    http://www.vnavarro.org/wp/?p=507&langswitch_lang=ca

    Porqué Catalunya, Baleares, etc deben tener un déficit fiscal superior al 8% cuando en el resto de Europa no es así (6% para Paris, en un estado centralizado y con grandes diferencias en su seno, 5% para Lombardía). Son insolidarios los Lander alemanes en los que el déficit fiscal no debe pasar del 3o 4% por ley?

    Y ahora me gustaría hablar de nacionalismo:

    Erase una vez una línea de ferrocarril Lleida-La Pobla que siendo deficitaria iba a ser cerrada por RENFE. La Generalitat de Pujol, ante las quejas de los leridanos, le pidió la cesión a RENFE. Se negaron. Llegaron a un acuerdo. RENFE enviaba la factura del déficit a la Gene que pagaba religiosamente sin poder decir ni piu sobre la rotulación de las estaciones. Y llegó el tripartito. Y llegó ZP. Y la línea fué traspasada a la Generalitat tripartita. Y la prensa de Madrid habló de cesión a los nacionalistas, y el blablabla restante se lo puede imaginar. Y hoy, 5 años después la línea, convertida, a base aumentar los trenes, en el “metro” de la zona es, según dicen, rentable. Pero ud puede pasarse horas hablando de que los nacionalistas quieren los trenes para ponerle banderitas catalanas y jugar a las patrias, y blablabla

    Y desde 1999 el estado entrega a Catalunya pasta para las gripes y hemorroides por valor de 6 millones de habitantes aunque vamos a las 7 y media. 7 y media tarjetas sanitarias. Cosas como esta hacen que Catalunya (y supongo Baleares) bajen en el ranking de del índice de desarrollo Humano (se dice asín?), por debajo de Andalucía, creo. Qué postura debe tener un izquierdista, entonces? Y ce ce o o qué dice?

    http://www.ccoo.cat/aspnet/noticia.aspx?id=101936

    Por cierto, déjeme ser demagogo, pero no en Catalunya no se han lanzado campañas contra Salamanca o Extremadura, en ningun caso. Ni por el tema de los papeles (nacionalismo puro, HOyga, pero… de quien?) ni por las perlas de Ibarra. Alguien con más responsabbilidad política que el menda del Gaià. Ni que hubiera dicho que los niños andaluces son analfabetos…

  17. Pratxanda (# 16):

    Copio un párrafo del artículo de cabecera: “No obstante, existen partidas cuya naturaleza hace que afecten de una manera más o menos uniforme a los habitantes de un determinado territorio. En estos casos, el análisis territorial de los flujos cobra sentido y es en el análisis de éstos en los que las balanzas fiscales pueden resultar de gran ayuda. Tanto Cataluña como Madrid presentan saldos negativos respecto a estas partidas, pero también, aunque pueda parecer sorprendente, los presentan comunidades como Andalucía, Galicia o Murcia. De la misma forma que existen gastos cuya relevancia territorial es mínima, el déficit de estas comunidades por estos conceptos puede comprometer su capacidad para financiar gastos como la educación o la sanidad, con un enorme impacto potencial sobre las clases más desfavorecidas.”

    Estoy de acuerdo: Cataluña quiere (y necesita, y merece, si quieres) un Estado del bienestar como el del resto. También Madrid, Andalucía, Galicia, Valencia, Baleares y Murcia, que son los maltratados según el indicador que, en mi opinión, es el relevante, que es el de gasto imputable al territorio. Los saldos netos fiscales de estas partidas deberían mantenerse en una horquilla próxima al 0%.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con que el rasero de medida sean los saldos fiscales globales, es decir, incluyendo pensiones y subsidios de desempleo. Esto supondría llevar la redistribución personal de la renta al ámbito de las CC.AA., reduciendo aún más la capacidad redistributiva del Estado. Esto, por otra parte, iría contra el principio de igualdad de los ciudadanos.

    También estoy de acuerdo con el resto de asuntos que mencionas: Rodríguez Ibarra fue el demagogo principal del Reino; la actuación de las Administraciones de Salamanca, de Castilla y León y del Estado (hasta 2004) en relación con los papeles de Salamanca ha sido de lo peor que se ha visto en muchos años; la gestión de los trenes de cercanías en Cataluña ha sido bochornosa; la inversión en infraestructuras ha estado por debajo de las necesidades; y suma y sigue.

    Por si cuenta en mi saldo de no nacionalista español, a mí me ha tocado sufrir, personalmente, las obras de la autovía Cervera-Igualada y tres parones de trenes de cercanías en la estación Cerdanyola-Universitat. También estuve con dos compañeros de clase en la exposición de los papeles recuperados que se hizo en Sant Cugat. Y qué quieres que te cuente de Franki y de las concentraciones en la Plaça Cívica de la UAB. Si quieres intercambiamos unos emails sobre el tema (thor.gudjohnsen@yahoo.com). Podemos hacerlo en catalán, si te parece que así sumo algún punto más. También preferiría que me trataras de tú y sin el título de Señor, que me queda un poco grande. Pero nada de esto tiene mucho que ver con el análisis de las balanzas fiscales que propongo, ¿no te parece?

  18. Después de pasarse uno por las distintas publicaciones, blogs, foros etc. y leer los comentarios que se lanzan por unos y por otros, se puede intuir que, al menos en lo que respecta a las balanzas fecales, no parece que se generen muchos desequilibrios.

  19. Amigo Pratxi, siento disentir de tí, pero la broma de mal gusto del concejal y candidato al Congreso de ICV-EUiA, no le hace parecer un progresista que reivindica un “estado/Estado de bienestar” para sus conciudadanos. Como opina Enric Sopena (poco sospechoso de catalanofobia) la broma en cuestión le acerca más a la Liga Norte y a sus planteamientos xenófobos respecto de los italianos del sur. No seré yo quien emprenda campaña alguna, pero las boutades anteriores de Ana Mato, de Sánchez Dragó, hasta de Ibarra, no justifican la composición fotográfica y el chistejo que ha hecho el gachó. Vamos a dejarnos de escudarnos en el victimismo y vamos a reivindicar la justas pretensiones de cada cual desde el respeto.

    Posdatilla: las cosas son más normales de lo que apartentan este tipo de gilipolleces. Un amigo me mandó anoche un mail donde me decía que tanto la Administración andaluza como la extremeña, en contratos de suministro en diversas consejerías y organismos (por ejemplo, en sanidad) contratan un importantísimo volumen de producción made in Catalunya 100% (a empresas de capital catalán, radicadas en Catalunya y con trabajadores que viven y trabajan en Catalunya, con lo que el fruto de la venta beneficia diréctamente a Catalunya) sin ningún tipo de discriminación. Supongo o estoy casi seguro de que a la inversa ocurre igual. Así que dejemos las demagogias. Los ciudadanos extremeños (infantes, púberes o adultos) no tienen la culpa de los problemas de financiación de Catalunya ni de la deficiente red ferroviaria de cercanías.

  20. A ver… tu!

    entre el 16 y el 17 he escrito un post que se ha perdido por los mundos de server error. Resumiendo mucho

    a) existe la administración Madrid-norte, y Madrid sur? existen los medio landers? Si no — no comparable
    b) mejor que haya balanzas publicadas y hacer “manipulaciones” sobre ellas, que hacer las manipulaciones directamente sin números. En base a la solidaridazzzzz , la unidadeespaña, etc.
    c) Que hay que hacer para que la izquierda restoespañola se ponga a debatir en frío el tema.

    Quemaste fotos del rey? son 25 gallifantes. Supongo que seguiremos hablando. Otra cuestión, los gastos de Defensa, y los del ministerio de cultura son territorializabes? Como los han contado en las balanzas?

    #19

    El montaje “humorístico” de Suñé, ya tien su réplica . Por otra parte me la suda, excepto que no se puede comparar con la Liga Norte, pero en fin
    http://www.netoraton.es/?p=2897

    Aparte no tiene las responsabilidades políticas que tiene Ana Mato, Ibarra, o hasta un presentador de TV. Si ese tío es un payaso, a qué hablar de él.

    No te puedo comprar el argumento del segundo párrafo. Las balanzas comerciales no se pueden cotejar con las fiscales. Yo bebo cerveza Alhambra (y no la Cruzcampo) y no se me ocurriría pensar que por ello debo pagar algunos céntimos menos en impuestos que puedan ir a Andalucía. Es más me parece bien que el IVA de Alhambra SA se recaude en Andalucía. Ahora bien, qué ganan los obreros de las empresas catalanas aparte del sueldo? Si la inversión es menor en gasto social e infraestructuras. Fiscalmente. Y más teniendo una renta disponible inferior en algunos casos

    Quien tiene la culpa de los problemas de financiación en Cataluña, pues?

  21. Glups perdón, que el impuesto de sociedades de Alhambra SA quería decir. El IVA en cada sitio que se consuma.

  22. Bueno, antes de que se me entienda mal. El sistema tiene la culpa. Y, al menos, espero que se entienda que casi TODOS los sectores del arco político e institucional catalán quieran que se cambie el modelo.

    Repito por enésima vez que NINGUN partido político parlamentario quiere que el aporte a la caja común sea el 0% del PIB (entre el 4 y el 6 según los casos) Falta saber la propuesta de C’s

    Y ahora a nivel personal, y creo que muchos otros catlanes estan de acuerdo, estoy/estamos hasta la p(autoeditado) de bastantes políticos extremeños que solo se acuerdan de santa Bárbara cuando truena en Catalunya. Y esto sí es xenofobia. Vamos, del estilo de:

    ** Se jode la RENFE en Catalunya, y salen a decir que ellos no tienen ni trenes (no habiendose oído ninguna queja hacia el gobierno central hasta la fecha)
    ** Que se perseguía el catalán, pues nosotros peor que Franco nos tenía en el analfabetismo. (no habiendose quejado antes por la falta de dinero para la educación de adultos, que no dudo que se hace… y con Linex!!!)

    Y asín todo el rato. Señor que tropa.

    Ahora sí? nos ponemos las chancletas?? felices vacaciones

  23. La réplica respecto del montaje del concejal (el “apadrina un empresario catalán”) es otra soberana gilipollez. En la misma güeb que enlazas, el primer bloguero, con total sentido común, dice:

    ” ….. puedo saber la diferencia entre el mal gusto de la una y de la otra? Porque yo no la veo.

    Un saludo! …..”.

    Posdatilla: buen gusto el tuyo por la Alhambra. Recuerdo aquellos años en que la sociedad granadina se lanzó en pleno para salvar los puestos de trabajo de la cervecera, a punto de cerrar. La demanda de la “rubia granadina”, aquél tercio helado y sabroso, desde Barcelona, Madrid, Bilbao, etc …. pusieron su granito de arena. ¿Que tal la “Reserva 1925”?. Flipe, ¿verdad?.

    Y otra posdatilla más: si la balanza comercial no se puede cotejar con la fiscal (técnicamente es obvio), y pareciere que el probo empleado catalán, con las ventas de los productos en otras comunidades, “ni chicha ni limoná”, ¿por qué cuando a un grupo de descerebrados fachas se les ocurre proponer un boicot al producto catalán, todos, políticos, obreros, empresarios, etc …. en Catalunya cagan en calzón?. Debe tener su importancia, ¿no?.

    Finalmente, la catalanofobia, las coñas extremeñas de turno, las campañas (como el boicot que he referido) contra los intereses de la Comunidad de Catalunya, etc …. no justifican el cartelito de marras. ¿O es que estamos en un concurso a ver quién es el más desaprensivo, el más insolidario, el más idiota?. A mí que me borren del concurso. Y la cita de Yourcenar que iba a soltar, a leerla a “El Plural”, que es muy bonita (razón: E.S.).

    Un abrazo.

  24. ja, ja, ja Cual sino la 1925…. La tienen en el Mercadona (empresa que antes por megafonia era bilíngue castellano-valenciano, con un par) Prueba la Mortiz y el día que ti higado diba Basta pasate a l’aigua de Moritz bien fría. Mortitz para el vermut y 1925 para despues de cenar.

    el probo (o no) trabajador catalán, lo tiene más crudo para salir adelante con sueldos ligeramente más altos, preciuos marcadamente más altos y menos ayudas por culpa de una deficiente financiación. Los trabajadores de un lado y otro reciben su sueldo, los amos los beneficios. Pero el trajín de impuestos cómo se distribuye?

    Cagan el calzón…. pues no todos. por otra parte si El Estado no es ni un mercado donde vender… ´cómo será la desafección. Ver artículo de Alvarez

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/category/josep-maria-alvarez/

    Luego miro la cita. El p(autodeitado) concejal ya ha pedido perdón. Hay que flagelarlo?

    Otro dato, que me dejo en el buffer. En Castilla La Mancha casi llegan los políticos locales a hostias a cuenta de lo del incendio de Guadalajara. Hubo bastante tensión entre el PP y el PSOE. Pero llegó el estatut y todo fueron pelillos a la mar votando juntos contra el texto. Da que pensar, no crees.

    A la nevera a asaltar las birras!!! nos vemos en setiembre

  25. Hombre, Pratxanda, no sé qué has entendido que hice en relación con el asunto del Franki. Pero te adelanto que ni tengo ganas de quemar fotos del Rey, ni de perder el tiempo en tonterías.

    Me marcho a subir el PIB de Andalucía. Nos vemos en septiembre.

    ¡Abrazos para todos! Y una abraçada pel Pratxanda!

  26. Buenas tardesnoches a todos. El tema que nos trae Antesala es, ciertamente, compelo, y se presta de diferentes lecturas, como él mismo señala; Si bien parece evidente que se está centando -supongo que por reflejo de la abominable campaña anticatalana que realizara el PP en la pasaeda legislatura- en Cataluña. Sin embargo lo que resulta nítido de una primera y simple lectura de las balanzas publicadas, con una u otra metodología, es que tanto Euskadi como Navarra son, por mor de los llamados “derechos históricos” recogidos constitucionalmente y concretados en su capacidad recaudatoria, su capacidad legislativa en materia fiscal, y el cupo, netamente insolidarias con respcto al resto de CCAA. Y todos los partidos vascos,´excepción hecha de esa nueva y al tiempo viejísima UPyD, aplauden con las orejas este estado de cosas, con mayor o menor fervor.

Deja un comentario