¿Principio del final, final del principio o principio del fin?

Padre de familia

 

¿Es posible que las impresionantes subidas de las bolsas ayer al albur de los incesantes anuncios de intervenciones públicas nacionales e internacionales marquen el principio del fin de la crisis? No es imposible porque lo único claro sobre esta crisis es que nadie tiene la más remota idea de cómo va a transcurrir y dónde acabar. (La sabiduría y humildad socráticas que esta frase encierra merece seguir leyendo, especialmente si vienen acompañadas de la promesa de no recurrir al término millardo…).

Sin embargo, es igualmente posible –y más probable- que lo que hemos experimentado hasta ahora sea sólo el final del principio de una crisis de proporciones tan morrocotudas como las que predicen desde hace meses agoreros varios como el tal Mimo Titos que por estos lares opina. No cabe incluso descartar –aunque es afortunadamente menos probable- que estemos ante el principio del fin del mundo tal y como lo conocemos.

 

Un elemento irrefutable a estas alturas es que las autoridades –tanto las nacionales de las grandes economías como las internacionales- han fracasado completamente a la hora de calibrar la magnitud del colapso económico-financiero que se nos echaba encima. No hace falta recurrir a la absurda polémica pre-electoral española sobre si se avecinaba una crisis económica en España o no. Mucho más graves han sido los errores de cálculo del BCE y la Fed tanto durante la gestación de la crisis como cuando empezó a estallar.

 

 

Lo peor es que no hacía falta ser premio Nobel para darse cuenta: bastaba leer el Financial Times o el Herald Tribune para comprender que nos acercábamos rápidamente hacia el abismo y que la única incógnita era cuándo nos íbamos a dar de bruces con la realidad de la gran pirámide financiera que estábamos construyendo, sólo algo más sofisticada pero igualmente explosiva que aquéllas en las que los más débiles pierden hasta la camisa.

 

 

Nadie previó que lo que pasó con Afinsa y Forum Filatélico podía pasar con la economía mundial. En estos casos, como en el de Nick Leeson (el que quebró Barings en 1995) o el de Jerome Kervier (el que ocasionó una pérdida de 7 mil millones de euros a Société Générale en 2007), concurrían elementos que la economía mundial debía ser capaz de filtrar, tales como el fraude y la falta de control.

 

 

Pero no. Los mercados internacionales fueron incapaces de evitar una subida descontrolada del precio del cobre en 2005 provocada por las fallidas apuestas a la baja de un tal Liu Qibing que parecía obrar por cuenta del Gobierno chino pese a que este último llego incluso a negar su existencia para evitar “perder la cara”. ¿Le suena a alguien el nombre de Brian Hunter y su “hedge fund” Amaranth? Este tipo apostó a que los efectos del huracán Katrina serían devastadores y provocarían una subida drástica del gas natural. Acertó y la horda de inversores que puso en sus manos su dinero para apuestas subsiguientes no pudo sino asumir una pérdida de 6 mil 500 millones de dólares en septiembre de 2006 cuando el fondo quebró tras una de sus arriesgadas apuestas. Tampoco Islandia se colapsó en un día y fueron legión los que durante mucho tiempo hicieron fortuna pidiendo prestado en yenes (a muy bajo tipo de interés) e invirtiendo en coronas islandesas (por encima del 15% de interés). Este juego era demasiado sofisticado para el común de los mortales pero anda que no se han concedido hipotecas en yenes para la compra de inmuebles en España pese a los evidentes riesgos cambiarios en los que se incurría.

 

 

En suma, como denunciaba un tal Richard Duncan en el FT de ayer (http://us.ft.com/ftgateway/superpage.ft?news_id=fto112320081417313812&referrer_id=yahoofinance), el volumen de dinero especulativo “creado” –la burbuja financiera- desde los primeros años 2000 fue adquiriendo proporciones descomunales, asumiéndose en consecuencia riesgos exponencialmente sin que nadie –con mando en plaza- mandara a parar. A lo sumo algún antiguo, como Luis Ángel Rojo, que antes de cesar como Gobernador del Banco de España propuso a sus homólogos –sin éxito, claro- exigir mayores ratios de fiabilidad a los actores principales, esto es, a las entidades financieras.

 

 

Pero no sólo él. Resulta que según Paul B. Farrell de Marketwatch.com (recomiendo su escalofriante artículo prediciendo una gran depresión en 2011: http://www.marketwatch.com/news/story/well-great-depression-2-2011/story.aspx?guid=%7BB28B49B5%2DEFD1%2D4941%2DB57E%2DA2BA1545BA09%7D&dist=msr_2#comments), el mismo Henry Paulson, ex Consejero Delegado de Goldman & Sachs y ahora Secretario del Tesoro, ya le anunció a Bush hace dos años que el volumen de derivados financieros amenazaba con estallarle en la cara a Wall Street y afectar a toda la economía.

 

 

Al menos Rojo impuso su criterio prudente en España, gracias a lo cual hemos sido capaces de capear la crisis financiera hasta la fecha. En cambio, Paulson tomó la decisión de dejar quebrar a su antaño rival Lehman Brothers después de haber intervenido para salvar a otras entidades financieras igualmente culpables de haber incurrido en riesgos superiores a los que eran capaces de afrontar. Acongojado con las consecuencias de su decisión, después intervino para salvar a la mayor aseguradora mundial, AIG, cuya quiebra habría provocado un seísmo financiero global todavía mayor dado su papel central en el aseguramiento de riesgos contra la quiebra de entidades privadas –los CDS.

 

 

A continuación y desdeñando el precedente sueco de los años 90 en el que el Estado salvó a la banca privada adquiriendo participaciones significativas de su capital, defendió la bonanza del programa TARA que le permitiría al Gobierno norteamericano “rescatar” productos “tóxicos” de las entidades financieras privadas hasta 700 mil millones de dólares, para sanear el mercado. Pero hete aquí que el domingo pasado el suplemento “Mercados” de El Mundo (http://www.gatoencerrado.net/store/noticias/51/51030/detalle.htm) incluía un artículo del bueno de Henry en el que se despachaba tranquilamente diciendo “Un programa de adquisición de activos tóxicos, para ser efectivo, requeriría una enorme asignación de dinero. A mediados de septiembre, antes de que empeoraran las condiciones económicas, las compras de activos tóxicos por valor de 700.000 millones de dólares habrían tenido un impacto significativo. Pero la mitad de esa suma, sencillamente no constituye una potencia de fuego suficiente.”

 

Hala, de golpe y porrazo pasamos a utilizar el dinero para comprar acciones de los bancos “contaminados” y nos dejamos de activos tóxicos. Hasta Mimo Titos fue capaz de ver en septiembre que los 700 mil millones serían insuficientes y estaban mal enfocados. ¿Por qué no Paulson que es mucho más estudiado y cobra mucho más? Pero no se inquieten porque Paulson acaba asegurando que “Al desarrollar estas nuevas herramientas y estos nuevos programas para restaurar el vigor de nuestras instituciones financieras, los mercados financieros y el flujo de créditos determinarán en gran medida la velocidad y la trayectoria que tomará nuestra recuperación económica. Tengo confianza en que ésta culminará con éxito, porque nuestra economía es flexible y resistente, y está arraigada en el espíritu emprendedor y la productividad del pueblo estadounidense.” Si esto no es “prueba y error”…

Afortunadamente a Paulson lo nombró Bush y dentro de unas pocas semanas tendremos una nueva Administración “in place” en Washington. Sin duda Obama y su nuevo equipo económico no son “el Mesías” y les costará muy mucho enderezar el curso de la economía norteamericana, pero al menos no fallan en el diagnóstico, o si prefieren, no mienten. Valga como muestra la declaración de Obama ayer de que EEUU se enfrenta a una crisis de proporciones históricas, en la que la situación empeorará antes de mejorar.

(http://www.elpais.com/articulo/internacional/Obama/EE/UU/enfrenta/crisis/proporciones/historicas/elpepuint/20081124elpepuint_14/Tes).

 

Decía al principio que el fin del mundo tal y como lo conocemos no es descartable. Y lo repito: ¿Alguien se atreve verdaderamente a prever qué va a pasar cuando China entre realmente en crisis? Pero es más probable que después de mucho sufrimiento compartido y de un largo periodo de inestabilidad económica mundial -¿hiper inflación o deflación global, o la segunda seguida de la primera?- nuestro sistema socio-económico salga reforzado y, sobre todo, saneado. Bastaría con que se pusieran en práctica las conclusiones de la reciente Cumbre del G-20 en Washington y se limitaran así los apalancamientos excesivos, la opacidad tóxica de los productos financieros más sofisticados y, sobre todo, se evite que de nuevo volvamos a tener todos que costear las consecuencias de la afición a la ruleta de unos pocos.

 

 

 

 

22 pensamientos en “¿Principio del final, final del principio o principio del fin?

  1. Gracias, padre de familia, por tu artículo. Muy ilustrativo y rico en detalles. Me he enterado de muchas cosas que no sabía sobre la crisis.

    Por mi parte, debe de ser que no leo ni el Financial Times ni el Herald Tribune, pero yo tampoco había comprendido que nos acercábamos al abismo. Por no saber, sigo sin entender la crisis. He escuchado que hay gente que compraba pisos sin poder pagarlos, que el descenso de los precios de los inmuebles hizo fallidas muchas devoluciones, que esos préstamos formaban parte de carteras de inversión que en consecuencia quedaron contaminadas, que eso ha desembocado en una crisis de liquidez por temor a que los potenciales prestamistas estuvieran contaminados, que la ausencia de crédito inducida paraliza la inversión, que eso da lugar al efecto en cadena típico de las recesiones y… por ahí ya me he perdido, no entiendo bien la mayoría de los pasos de este razonamiento de andar por casa sobre la crisis (que seguro que está mal), ni si las inyecciones de liquidez de los bancos centrales o las acciones de los gobiernos son suficientes o incluso adecuadas. Me desbordan las explicaciones de lo que está ocurriendo. Como para haber hecho alguna predicción…

    He leído el artículo de Paul B. Farrell, a quien no conocía tampoco. Es posible que no haya entendido nada de lo que ha escrito, pero me he quedado con la idea de que me tengo que creer que habrá una recesión en 2011 porque él, que predijo batacazos anteriores, lo cree así. Sí, luego enumera muchas variables que dice que son indicadores adelantados de una crisis en 2011. Bueno, esos indicadores no pintan bien, pero no entiendo qué tiene que ver todo eso con una crisis en 2011 (que sean indicadores adelantados lo sabrá él por alguna razón que se me escapa). Tampoco sé si hay otras 30 variables de las que se puedan inferir mejores augurios.

    ¿Principio del fin de la crisis? Si lo supiera pediría un préstamo para comprar acciones. Y como yo otros tantos. Y si nos concedieran el crédito entonces saldríamos de la crisis. Y entonces nos lo concederían… Estoy frito de los economistas y de sus expectativas racionales, que no funcionan más que en las aulas de Chicago. A la vista está (o no).

  2. Me parece que, una vez que nos hemos aprendido de memoria toda esa literatura sobre la crisis internacional que al autor del artículo le resulta tan atractiva, lo que urge es que nuestro Gobierno escriba su propia literatura sobre la crisis nacional y nos cuente algún relato convincente sobre cómo paliar la que tenemos encima. El mes pasado entraron 200.000 parados más, con sus respectivos dramas, en las oficinas del INEM. Y vamos de anuncio en anuncio de paquetes económicos avisados cuyo resultado, hasta la fecha, desconocemos. Esperemos que no estén corriendo la misma suerte que la primera subasta de pasta gansa para dotar de liquidez a los bancos (¿ha explicado alguien de nuestro Gobierno qué ha pasado con este tema?). Dejemos atrás que en el mes de junio de 2008 todavía estaba el Presidente diciendo que esto de la crisis era opinable (entrevista en El País).Agua pasada no mueve molinos. Ya nos hemos creído todos que viene el lobo. De hecho, algunos antipatriotas anunciaron la llegada del lobo antes que el propio Presidente. Pero de lo que se trata ahora es de evitar que el lobo se coma a Caperucita. De este segundo relato sabemos bastante poco hasta el momento.

  3. Hola Jesulín…¿que opinas sobre la crisis?.
    La crisiss…la criiiisiisss….es como un Toro.
    Todos le ven los cuernos…y siempre acabamos comiendonos hasta el rabo…¡Me lo como tó,me lo como tó!…..jeje.

  4. (En el bosque)

    Hola, Caperucita.
    ¡Uy! que susto me has dado Lobito mio.

    ¿Adonde vas ,Caperucita?.
    Pues a ver a mi abuelita,con una cestita.

    ¿Y que llevas en la cestita?.
    Pues llevo ,oro ,incienso y mirra.

    ¿Como que “oro ,incienso y mirra”?
    Pues mira ,Lobito mio…Oro que he comprado para mantener mi solbencia a salvo,incienso para limpiar el ambiente que esta muy cargado y mirra para oler bien cuando me presente ante ti mientras tu suplantas a mi abuelita metido en su camita….asi caeras en mis brazos.

    ……….
    Caperucita continuó su camino a casa de su abuelita,mientras el Lobo Feroz se quedaba transpuesto y sin cobertura exclamando para sus adentros:
    ¡menos lobos ,Caperucita!.
    (continuara….)

  5. CDN fue en su día una esperanza de futuro para gentes foralistas descontentos con el sesgo integrista de derechas de UPN, acentuado con el pacto con el PP, y que se encontraban más cómodos en el centro-izquierda; de hecho, la alianza inicial fue con el PSN. Más tarde, cuando la polarización, inevitable, volvió a reubicar los porcentajes entre UPN y PSN, dando entrada también al fenómeno NaBai, CDN quedó desubicada ideológica y tácticamente, con unos resultados raquíticos, como muletilla de UPN y chiringo personal al servicio de los intereses de Cruz Alli, la Rosa Díez del foralismo navarro.

    Creo que con la entrada del PP-N en el terreno de juego, CDN está condenada irremisiblemente a la desaparición, porque UPN girará a posiciones de centro y el sesgo de derecha pura y dura lo encarnará ese PP. No me cabe duda, y en ese sentido coincido con la conclusión de Pratxandica.

  6. Comentario Cortaypega:

    El PSN sube y sería la segunda opción si hoy se celebrasen elecciones

    El PP arrebataría 5 escaños a UPN, que seguiría como fuerza más votada en Navarra

    ELPLURAL.COM

    La ruptura el pasado 28 de octubre del pacto entre UPN y PP haría que, si se celebrasen hoy elecciones al Parlamento autonómico, los regionalistas perdiesen cinco diputados a favor de los populares. No obstante, el partido de Miguel Sanz continuaría siendo la opción más votada, con 17 escaños. Por su parte, el PSOE-PSN mejoraría sus resultados convirtiéndose en la segunda fuerza más votada y aumentando a 13 su número de parlamentarios.

    http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=27639

  7. Desconozco las razones por las que el ministro Miguel Sebastián se opone a la entrada de Lukoil en Repsol (según la prensa). Pero sean las que sean yo las apoyo. Me parece una auténtica inmoralidad esa operación si es como se comenta en la prensa. Escribo on line, y sólo por lo que se publica, pero, dejando a un lado la cuestión de la nacionalidad de la compradora,que me parece tema menor,lo que me indigna es que los accionista mayoritarios, de común acuerdo con sus financiadores bancarios, estén negociando una venta del 29,9 % de las acciones (evitando la OPA) con una prima del 100% de su valor en bolsa, dejando tirados al resto del accionariado con su pérdida anual (que irá para largo). Que el Gobierno (o alguien del Gobierno) pudiera estar promoviendo esta operación en los términos que se está explicando en los medios me parecería escandaloso. Quiero creer que no. Si Sebastián se opone, como dicen, me parece estupendo. Parece que con esta crisis alguien se ha creído que toda vale para algunos y que el resto del personal que se joda, como siempre.

  8. Un problema técnico ha dado lugar a que el artículo de cabecera haya quedado mutilado. Espero que se solucione pronto. Disculpen.

  9. Buenas tardes,

    Padre de familia, con ser tu artículo de la calidad superior a la que últimamente nos tienes acostumnbrados, tengo que decir que yo beso la lona, entrego la cuchara, me corto la coleta, passsso, no puedo más. Mi coco no da para mas elucubraciones sobre la duración e intensidad de la presente crisis.

    Aunque parezca que llevemos años en estas disquisiciones años, en realidad solo son unos meses los que llevamos discutiendo sobre el tema. Sí, aunque hasta la fecha han ido acertando más los hasta cierto punto, “pesimistas” también es verdad que esto está empezando a generar opiniones y análisis a una velocidad mucho mayor de la que se desarrolla el tempo macroeconómico, siempre peculiar.

    Yo necesito descansar un poco en lo que a predecir el dia a dia de la macro mundial se refiere.
    En el mejor de los casos no vamos a ver un dato bueno hasta dentro de unos meses, y eso vienen a ser varios cientos de días en los que van a salir varios cientos de estadisticas, noticias, hechos y rumores “malos”.

    Hecho el pronostico sobre el futuro, hay que esperar a que este venga y a mi no me aguanta el body argumentando si estamos o no presenciando el apocalipsis hasta el 2010, fecha en la cual veremos si la situacion empieza a escampar o no.

    Bastante frívolamente digo de la crisis que lo malo no es solo cuan prolongada va a ser su duración, sino lo larguísima que se nos va a hacer.

  10. Con elogios como el de Sicilia quién necesita críticos severos…
    Para los que aún quieran más, aquí les dejo un todavía más reciente artículo del tal Paul Farrell, en el que contempla 7 escenarios posibles. El primero es el de una recesión que durará unos… 100 años!!! Afortunadamente hay un séptimo algo menos apocalíptico.
    Lo que no comprendo de Sicilia es que parecería como que la recesión le diera pereza. Yo creo que es un tema bastante grave que, a casi todos, nos va a afectar duro. Así que me interesa mucho saber por qué estamos como estamos, qué se ha hecho mal, quién es responsable y, sobre todo, qué se puede hacer para mitigar los daños.

  11. Debo confesar que a mi tambien los artículos sobre la recesión en que estamos me dan mucha pereza. Es que ya son tantos los que he leido (yo tambien he dado el coñazo en el blog) que mi cerebro me aplica la autocensura y no me concentro. Es un tema gravísimo, pero no me encuentro con luces para pronosticar su desarrollo. Últimamente he leido articulos que se preguntan si la recesión va a ser en forma de V o en forma de U, pero una U con el fondo horizontal muy largo. parece mas bien que, como la recesión del 29, va a ser en forma de U. Según Krugman, aquella situación hizo perder la paciencia a Roosevelt que en 1938 decidió cortar con el gasto público deficitario y la situación empeoró enseguida, de modo que finalmente el estallido de la guerra mundial en septiembre de 1939 evitó que la depresión continuase. Hitler durante la década de los 30 se dedicó a fabricar armamento de todos los tipos de modo que en Alemania no habia paro a pesar del bajo consumo. La inmensa capacidad industrial de EEUU desarrollada antes del 29, hizo que en poco tiempo EEUU pudiese alcanzar y sobrepasar a Alemania en producción de armamento y vencer. El mundo ha cambiado y la crisis actual no se resolverá en una guerra mundial. Lo que no hay duda es de que nos enfrentamos a una salida lenta con crecimientos de PIB pequeños durante 3 o 4 años.
    Me ha encantado el cuento de Caperucita Roja en el post 6 de Amistad Cívica. Creo que la evasión es lo mejor para sobrevenir la situación presente.
    Que Chavez haya perdido las elecciones en 4 estados y la capital tambien me ha alegrado mucho, incluso mas que la victoria de la Copa Davis.

  12. 16
    A Sicilia le pasa con la crisis como a Rajoy con lo del desfile. De todos modos es un gesto que le honra reconocer que el monstruo tiene vida propia y no nos está dado al común de los humanos (y no te digo ya a los economistas) la capacidad de adivinar cuales van a ser las siguientes dentelladas de la fiera.

    De todo esto, lo más curioso es que cuando el sector de la construcción español, locomotora de todo nuestro crecimiento durante 15 años, se había desplomado estrepitosamente contra el suelo después de un año entero en caída libre con todos los síntomas evidentes de ese desmoronamiento, cuando nuestro PIB ya se contraía y hordas de nuevos parados engrosaban diariamente las listas del INEM (julio de 2008), el gobierno seguía jugando con las palabras para negar lo que ya teníamos encima.

    No fue hasta lo de Lehman Brothers cuando empezaron a hablar de crisis, seguida de esa coletilla odiosa de “financiera internacional”.
    ¿Para que necesitamos analistas, ministros y economistas cuando la cosa llevaba un año zampándose nuestra máquina principal de hacer riqueza , con efectos patentes para todos menos para los que no querían ver?

  13. Nerva, Polonio, Aquí en España hasta que no se certifique un segundo trimestre de crecimiento negativo, algo que sí ha sucedido ya en varias economías de nuestro entorno, no estamos en recesión técnica se pongan Vds y Tontoro como se pongan. Que el origen de la crisis es internacional lo sabe hasta Tontoro y que su solución también el inconsciente de Tontoro sería capaz de admitirlo. Que aquí tengamos una mayor exposición al ladrillo combinada con burbuja inmobiliaria en grado similar al americano o británico, es otra cosa, no buscada ni iniciada por ZP precisamente. Si lo que están diciendo es que ZP y cia debían haber maniobrado con mayor rapidez durante la primera legislatura para cambiar el modelo, estoy de acuerdo.

Deja un comentario