¿Para qué sirve una papelera?

Lobisón

En su crítica de la mitificación del liderazgo (el día 25), José S. Martínez señalaba que tal y como están las cosas el PP también podría ganar las elecciones si su candidato fuera, en vez de Rajoy, una papelera. Algo de eso hay, claro, pero conviene subrayar los inconvenientes que podría tener la elección de una papelera para la presidencia del Gobierno. Sin ignorar por ello sus ventajas: normalmente las papeleras están diseñadas de tal forma que tienden a ser muy estables, para evitar sobresaltos a los usuarios.

Pero por eso mismo las papeleras no son proclives a cambiar de opinión, por mucho que cambien las circunstancias, contra lo que John Maynard Keynes consideraba propio de los seres racionales. Es más, normalmente las papeleras, aunque existen modelos más o menos transparentes, son poco dadas a expresar sus opiniones, por lo que a lo más se las puede uno imaginar hurgando en lo que contienen.

Una papelera, por ejemplo, ante las circunstancias de la economía europea en mayo de 2010, es probable que no hubiera introducido un cambio radical de prioridades en la política económica española, aunque se lo hubieran recomendado la ‘fracasada’ Angela Merkel y el ‘progre’ Barak Obama. Pero, aunque cueste admitirlo a la vista de la situación actual, no es nada evidente que la estólida impavidez que habría mantenido una buena papelera hubiera sido mejor para España y para Europa.

Una papelera, por otro lado, no es probable que vaya a permitir que la realidad le lleve a replantearse las convicciones que reinan en su entorno, si como es muy posible carece de convicciones propias. Si le dicen que el mayor peligro para Europa y para el euro es el riesgo de inflación, una papelera se negará a toda costa a que el BCE compre deuda para dar nueva liquidez a los gobiernos asfixiados. Si le dicen además que hacer eso sería premiar la mala conducta de esos gobiernos —el famoso riesgo moral—, insistirá en mantener un rumbo de estrangulamiento de la actividad y de la demanda, aunque sea al preció de que Europa vuelva a la recesión.

Supongamos una papelera licenciosa y dada a no tomarse en serio las leyes, cuyo equilibrio dependiera de un partido impresentable que en nombre de la modernidad se aferra a unos privilegios incompatibles no ya con la austeridad sino con la decencia. Pues es probable que así llegáramos a contemplar un fenómeno nuevo: una papelera declamatoria y operística que envolvería en una nube de palabras su renuencia a tomar cualquier medida que pueda poner en peligro su continuidad en el poder.

Se diría entonces que no sólo existen circunstancias en las que una papelera puede ganar unas elecciones, sino que eso ya lleva pasando un tiempo en Europa y así nos va. No sé si queda claro que no me gustan las papeleras, sobre todo en algunas posiciones.

20 pensamientos en “¿Para qué sirve una papelera?

  1. Tal como están las cosas y no es que estén bien, todo lo contrario, que la situación es altamente preocupante, paro, recortes en derechos, deterioro del bienestar y todo ello aderezado con cuatro años de acoso y derribo por parte del Partido Popular, la impresentable Rosa Diez y digo impresentable por si alguien lo escuchó esta mañana en la cadena SER podrá sacar conclusiones, la caverna mediática y los nacionalistas atizando el fuego desde Cataluña, País Vasco y algunos mas. Cuatro años que se dan con el mas fuerte y no olvidemos Europa en plena efervescencia de las agencias del impresentable mundo de las finanzas, aderezado con la mala prensa de bancos y cajas pidiendo ayuda estatal mientras se reparten dividendos de la ruina económica que se dejan atrás, todo ello con permiso de juntas directivas de bancos y cajas, es difícil de digerir por quien ni llega a fin de mes y lo han puesto de patas en la calle de su propia casa, y tiene que seguir pagando a ese banco el engañoso crédito que recibió.
    Muchas de las medidas que ha tomado Zapatero es difícil que el mundo obrero en paro pueda asimilar bajo el prisma del socialismo, bastión que fue siempre de derechos y libertades, la libertad misma que se pone en peligro cuando falta lo más elemental que es el pan de la familia. Mucho tendríamos que hablar de la causa de esta situación y por la que se ha llegado a casi cinco millones de parados (cinco millones que ya cacarean los y lo han venido utilizando el Partido Popular. Pero de ahí a que pongamos en duda la capacidad de análisis del pueblo español y que votaría a una papelera dista mucho de la realidad, tanto es así que en estos últimos tiempos se está produciendo un revulsivo considerable, llámese 15M, descontentos, antiglobalizacion, llámese como quiera. Han sido cuatro años de acusar al Gobierno de todo, de terrorista, desconfiar del estado de derecho y en definitiva todo vale. Ha sido un golpe de suerte que el comunicado de ETA se haya producido en estos días, ese pastel ya se lo estaban repartiendo hasta el mismisimo Aznar, bien se ha guardado Rajoy de tener la boca callada, de ahí los exabruptos de la señora Rosa esta mañana refiriéndose a el comunicado, del que no parece alegarse, decía que Rubalcaba es el candidato que han puesto para perder, Rajoy el responsable, el moderado y al que la señora Rosa Diez le compraría un coche de segunda mano, quiere decir que confía en el partido que retira derechos en sanidad, educación, y como no libertades conseguidas durante el mandato de Zapatero, llámese Dependencia, matrimonios del mismo sexo, aborto y el derecho a morir dignamente. Por tanto debo y quiero confiar en el electorado entre los que me encuentro que no van a votar a ninguna papelera. Las sorpresas pueden ser todavía mayusculas por el hecho de que hace tiempo que venden la piel del oso antes de cazarlo, es de agradecer. Tiempo al Tiempo

  2. El problema no es la papelera sino los papeles. Se puede ser presidente de gobierno siendo un inútil, o un ignorante, o una buena persona sin conocimientos ni capacidad para ostentar el puesto, o todas esas cosas juntas como es el caso de nuestro presidente de gobierno. Igualmente, un empresario puede ser un inútil hijo de papá heredero de su fortuna y presidente del consejo de administración por ello. Da igual, en ambos casos un presidente puede ser simplemente una figura decorativa y jugar ese papel de mero relaciones públicas. La solución es siempre la misma: SABER RODEARSE DE QUIENES COMPENSAN TUS CARENCIAS Y SON EFICACES EN LAS FUNCIONES ASIGNADAS.
    El desencanto no es tanto con la figura del presidente, que sería lo de menos, sino con su manifiesta incapacidad de rodearse de gente eficaz y su excesivo personalismo en la gestión cuando ha demostardo no estar capacitado para el cargo en tiempos difíciles. La crisis tiene su importancie e influencia a la hora del desencanto, pero la distribución de papeles entre los colaboradores del gabinete y el escogido de esas personas lo tiene aún más. La imagen de un gobierno que ni ha estado ni se le esperaba cuando caían, y siguen cayendo, chuzos de punta, es la mayor losa que tiene que levantar el PSOE. El que el aspirante Rubalcaba haya sido copartícipe en la gestión no es, en ese sentido, una ventaja. Visto desde ese ángulo son pocos los papeles desarrollados por los distentos miembros de los últimos gabinetes que merezcan ser archivados, sino directamente enviados a la papelera del artículo.
    Esperemos que el próximo presidente de gobierno, aún siendo una papelera, se mantenga vacía porque los papeles asignados se ejecuten bien.

  3. Buenos dias Lobisón ,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Perdonenme si les digo que el Partido Popular no puede tener “una papelera” como candidato a presidir el gobierno de España,ya que “las cloacas” han tomado las riendas de su partido,con el convencimiento pleno que todo lo que mean,cagan, esputan y vomitan les devolvera el poder.
    En todo caso pueden tener como candidato a “una escupidera” o a “un vater”.

    ¿Pero que pasará cuando los que votaron al PP empiecen a cagarse en la madre que los pariö?.

  4. Neurona Una: Pues que la mierda les saldra por las orejas.
    Neurona Otra :Querras decir por el Oreja.
    Neurona Una:vale,por eso.
    Neurona Otra:¿por que me das la razón,tan pronto?…¿acaso no quieres discutir?.
    Neurona Una:bueno,si quieres discutir te digo que la que mas se va a cagar en ellos sera Rosa Hype.
    Neurona Otra: Eso no vale ,no cambies de conversacion.

    Voz en Off:
    ¡SSSSHHHH callaros ya ! dejad de pensar,coño…..¿es que ya no puede cagar uno en silencio o que?…¡carajo!.

  5. De ayer.
    Me reprochaba Magallanes que despreciaba las posibilidades de progresar a la democracia de las “culturas musulmanas”. pero yo me estaba referiendo a algo mucho más cocnreto, el islamismo político. Y frente a la incosnciencia de un reportaje de la occidental Time, traía el artículo de un periodista marroquí que, mucho mas sensatamente, alertaba de los peligros que encierra esa ideología -por muy “moderna” y “moderada” que ahora quiera presentarse-. Hoy, en El¨País hay un intersante artículo (“Egipto ante el fascismo”), de un musulmán, que trata de lo mismo. Muy oportuno.

    Un fragmento:

    “…Basta con ver cómo se las gastan esos fascistas con coptos y progresistas, cómo los odian y desprecian, cómo los cubren de insultos y acusaciones, y cómo describen lo que harían en Egipto si llegaran al poder. No habría música, ni teatro, ni cine, ni partidos que no estuvieran de acuerdo con ellos. No habría turismo y los monumentos antiguos quedarían ocultos. No habría alta literatura, porque, según un destacado fascista religioso, los indecentes escritos de Naguib Mahfouz, uno de los grandes novelistas del mundo, eran responsables de la decadencia moral de Egipto. El fascismo religioso amenaza con arrojar el país a la oscuridad total, explotando los sentimientos religiosos de los egipcios para llegar al poder. Si eres un candidato corriente, tratas de convencer al electorado con tu programa, pero los fascistas religiosos no tienen programa. Solo dicen: “Si sois musulmanes, nosotros somos el islam, y si no nos votáis, sois laicistas e infieles”.

    El problema es que el fascismo religioso no es una creación netamente egipcia, sino que recibe cantidades ingentes de petrodólares. En un importante artículo publicado en el Middle East Monitor en junio de 2007, el diplomático estadounidense Curtin Winsor señalaba que en 2003 una vista en el Senado reveló que Arabia Saudí había destinado 87.000 millones de dólares a fomentar el wahabismo en el mundo. A esa cifra hay que añadir los miles de millones que gastan las organizaciones wahabíes no gubernamentales del Golfo. En la actualidad, los grupos salafistas wahabíes están gastando enormes sumas en llegar al poder, distribuyendo cientos de toneladas de alimentos a precios simbólicos. De hecho, en los últimos meses uno de los partidos wahabíes ha abierto, solo en Alejandría, más de treinta oficinas. ¿Acaso, como egipcios, no tenemos derecho a saber quién financia a esos partidos? Es curioso que al consejo militar, que mira con lupa los ingresos de los grupos laicos, no se le haya siquiera ocurrido inspeccionar la financiación de los salafistas. ¿Acaso el peso del salafismo en el consejo es tal que sus miembros deciden no examinar sus fuentes de financiación? La revolución por la que los egipcios dieron su sangre está ante dos peligros: el primero, las conspiraciones de vestigios del antiguo régimen para sembrar el caos y obstruir el cambio, cueste lo que cueste, y así convertir la revolución en una algarada que depuso al jefe de Estado sin tocar el régimen; el segundo es el peligro de que los fascistas lleguen al poder mediante elecciones. La opinión confesa de los jeques salafistas es que la democracia no es islámica y ellos se opusieron a la revolución defendiendo la obediencia al gobernante, así que cabe esperar que utilicen la democracia como una mera escala hacia el poder, que después de utilizar descolgarán para que nadie más pueda utilizarla. Los nobles principios islámicos solo pueden aplicarse mediante un auténtico Estado laico y abierto a todos los ciudadanos, cualquiera que sea su ideología o su religión. La democracia es la solución.”

  6. Ha querido la casualidad que Juan Mari Bandrés falleciera justo cuando acabamos de asistir a la claudicación de ETA. Muchos confían -yo entre ellos- en que al menos pueda haber sido consciente del hecho; que pueda haber abandonado este mundo con algo parecido a una sonrisa de satisfacción: la que no pudo mostrar su compañero y amigo Mario Onaindía, muerto tan prematuramente.

    Es como si todo se confabulara para este aire de fin de ciclo que nos ha traído el otoño.

    (Por cierto, en contra de lo que señala hoy alguna necrológica, Bandrés no fue abogado defensor de Onaindía en el famoso consejo de guerra de Burgos de 1970, sino de Jokin Gorostidi -ya fallecido-, y de su mujer Itziar Aizpurúa, muy guerreros ambos. A Onaindía le correspondió Miguel Castells, más tarde batasuno)

  7. Yo también pensé, nada más enterarme de la muerte de Bandrés, que ojalá haya podido enterarse del comunicado de cese definitivo de eta. El sí que lo habría celebrado, no como tantos cerriles que andan lamentándose por ahí.

  8. Con mi limitación congénita para el lenguaje no literal, confieso que no he entendido una palabra de este asunto de las papeleras. ¿En qué tejado se encuenta la papelera? ¿Está la papelera tan caliente como la patata? ¿Se puede abrir la papelera como un melón? ¿De qué sirve una papelera cuando ya casi nadie usa el papel y todos leemos en pantallas? Suena todo como a broma de Duchamp, a happening, me imagino a un artista con el torso desnudo y cubierta la cabeza con una papelera. ¿Está transtornado Lobisón? ¿De dónde demonios sacó José S. Martínez la idea de la papelera, que ha sacado de sus cabales al articulista de hoy? Vayanse todos al psicoanalista.

  9. El discurso de Barañaín es casi identico al de Netanyahu. Y por lo que veo, casi igual al del periodista marroquí citado. También los ex-dictadores de Egipto, Libia y Tunez, ante las amenazas occidentales de dejarlos caer, advirtieron de que su lugar lo ocuparía el islamismo fundamentalista. Todos se olvidan de que no vivimos en un mundo donde el presente se perpetuará, donde no hay cambios sociales endógenos. También les gustaría a los líderes iraníes, a los monarcas saudíes y bahreiníes que nada cambiara, que sus bases sociales permanecieran fuertemente atadas a una religión que permeabiliza todos los aspectos de sus vidas. Yo comparo la evolución de Turquía con la de Irán. En este último, una monarquía que despreciaba la omnipresencia de la religión, fue destronada violentamente por un estado teocrático. Se pretendía que, a la par que teocrático, fuese una democracia y el tiempo ha demsotrado que esto no fue posible. Turquía siguió un proceso inverso. Kemal Ataturk intentó desterrar al máximo la omnipresencia religiosa de la sociedad turca. Lo consiguió, pero para perpetuar esta situación, creó una dictadura del Ejército turco sobre la política. Pero como el presente no se perpetúa, poco a poco ha ido surgiendo un partido islamista, pero no radical, que ha ido conquistando democráticamente cotas de poder crecientes. Actualmente, Turquía se parece muchísimo a una democracia occidental. En estas, hay partidos conservadores que generalmente apoyan la presencia de la religión en la estructura social y partidos liberales o de izquierdas que rechazan la presencia de una religión oficial, por lo menos en las leyes y el Estado. Concretamente, en EEUU e Israel, la derecha está dominada por la religión. En Europa, la derecha se manifiesta como democristiana y acepta de mayor grado la laicidad de la sociedad. (continuación de 14). Pero en todos ellos tienen que enfrentarse en las urnas. No se imponen por la fuerza. Yo creo que Egipto, Túnez y Libia van a seguir este camino, al igual que Marruecos y Jordania. ¿Que habrá intentos violentos de imponer el islamismo radical? Sí, pero pco a poco aprenderán la lección de que hay crecientes dosis de laicidad en la sociedad, que las nuevas generaciones desean vivir más libremente de ataduras religiosas. Creo que en Irán ocurrirá lo mismo, aunque no será una transición pacífica, pero no tardará mucho en producierse.

  10. La Policía belga ha detenido en Bruselas al presunto miembro de ETA Ventura Tomé Quiroga, que se encontraba huido desde hace años. Este arresto es el primero que se produce desde el anuncio de ETA del abandono de la actividad armada, el pasado 20 de octubre.

    La operación policial es el resultado de una investigación conjunta desarrollada por la Guardia Civil con la policía de Bélgica, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista. La primera pista que ha llevado a la captura del presunto etarra se obtuvo en mayo de 2008, a raíz de la captura en Francia de los jefes del aparato político de ETA.

    http://www.publico.es/espana/403940/detenido-en-bruselas-un-etarra-con-una-condena-pendiente-por-intento-de-asesinato

  11. La noticia que les he traido confirma mi comentario de hace unos dias:

    “Le aseguro,apreciado Fernando XXII,que las detenciones de etarras seguiran produciendose cada vez que salgan de su cubiculo,con o sin pistolas”.

  12. Completamente de acuerdo con Amistad cívica. Ya pueden los etarras que vagan por el mundo borrarse con pelucas y cirugía estética. Los delitos penales no prescriben. Al igual que se detienen nazis y militares argentinos y chilenos se seguirá deteniendo a etarras con delitos.

  13. Mañana saldra a la calle, de nuevo, “La Rebelion Civica de Alcaraz” …en Madrid por supuesto donde si no…..asi que vayanse preparando para un chaparron mediatico de la caverna.
    Me pregunto si Rosa Hype asistira al evento vestida de fucsia.

  14. 14
    He traido a colación, ayer y hoy, a sendos articulistas musulmanes, demócratas y, por tanto, más que recelosos del islamismo político, para contraponerlos a la irresponsabilidad de alguna “intelligentsia” europea/americana como la que se reflejaba en el estúpido reportaje de la revista Time (el de “aprender a amar el islamismo”). Pero ni por esas; me replicas que mi postura es “idéntica a la de Netanyahu”. Y lanzado como si eso fuera una descalificación. No recuerdo -pese a seguir con cierta asiduidad la actividad política de Israel-, haberle leído a Netanyahu nada sobre el “fascismo religioso”, y no sé que pinta en esta discusión pero, en fin, vaya por delante que esa equiparación con el personaje citado la considero en todo caso un honor inmerecido. Pero no viene a cuento, creo yo.

    ¿Hablamos de política o de historia? Yo no sé que deparará el futuro pero me gustaría que se analizara la realidad actual por cómo es, no por las posibilidades hipotéticas de su evolución. Como hacemos, por cierto, respecto a cualquier otro escenario. No sé por qué -salvo por ese absurdo reisudo de mala conciencia occidental-, debemos conceder respecto a movimientos políticos en el mundo musulmán el beneficio de la duda que nunca aplicaríamos a un movimiento similar en otras latitudes. Sea en Egipto o en el cono sur americano o en el sudeste asiático, no identificar al fascismo es, creo yo, una grave equivocación.

    Es curioso que hace apenas unos meses se nos vendía la absurda idea de que no había agenda política islamista y que el impulso a la revuelta árabe era de tipo democrático liberal. He releido ahora lo que se escribía en los medios: había quien aseguraba que era “un movimiento como la revolución francesa o la americana”. Los islamistas -aseguraban no pocos- sólo serán una fracción pequeña, pero una más. En Egipto, cuando la plaza Tahir se había despejado, volvió a llenarse -pero mucho más- para escuchar a Al Qaradawi, pero los que nos adoctrinaban sobre la supuesta explosión libertaria que al parecer se estaba produciendo allí pasaron de puntillas sobre su significado. Y ahora, cuando ya es evidente quién se lleva el gato al agua, en vez de reconocerse el despiste previo, se nos quiere vender la burra de que no hay de qué preocuparse. El mismo error cometido con el ayatolá Jomeini hace unas décadas. Desde luego, los que hacen bien en alarmarse son quienes padecerán en propia carne la hegemonía del islamismo político.

    Y constatar eso nada tiene que ver con legitimar a las dictaduras caidas. Como no se legitimaban estas por el hecho de que se considerasen -más o menos-, un valladar frente a ese islamismo. ¿Pero no hemos aprendido ya que la oposición a algo malo no es necesariamente algo bueno? Yo creo que el islamismo político es en sí un elemento enormemente negativo para los pueblos que lo sufren.

    El partido islamista tunecino se ha impuesto entre otras cosas por la incapacidad de sus adversarios demócratas para unir fuerzas. También fue, por cierto, la desunión de sus adversarios lo que dio el triunfo al monolítico Hamás (antes de su “golpe de estado”) y lo que llevará al poder a los Hermanos Musulmanes en Egipto. A esa marcha triunfal le conviene que en Europa -no pueden permitirse el lujo, por ahora, de enfadar a Europa-, nos hagamos los despistados. Que no haya presión política (por aquello de “no interferir” o para que no reverdezca ña acusación de “colonialismo”) y que se faciliten ayudas occidentales sin exigir garantías.

    Ese despiste, esa falta de sensibilidad, ya se está dando. Por eso, se empeñan algunos en confundir a la opinión pública sobre el “modelo turco”, presentandolo como si fuera casi un producto de la moderación islamista -¡como en el caso de la democracia cristiana europea!-, y no algo levantado frente al islamismo, contra el islamismo o -como mucho-, a pesar del islamismo y con muchas décadas de aprendizaje forzado por detrás (e ignorando, además, que la sociedad turca está caminando hacia atrás desde que el AKP ha consolidado su poder; lentamente, desde luego, pero a peor).

    El islamismo político por supuesto, irá paso a paso, no cometerá locuras a las primeras de cambio. Ahora definirá a su gusto la constitución y luego…ya se verá. Aunque la moderación inicial será usada por quienes quieren taparse los ojos para avalar que debemos fiarnos de ellos. Yo prefiero hacerlo de sus rivales demócratas (que los hay, como demuestran artículos como los que ha reproducido El País estos días y que he citado aquí). Y confío -poco-, en que los gobiernos democráticos no se dejen arrastrar por eso de que, caídos los dictadores, “todo el mundo es bueno”.

  15. Bueno….siempre hay noticias que le devuelven a uno la moral que los sondeos intentan destrozar.
    Para los que piensan que tenemos “mas moral que el Alcoyano”….aqui les dejo esta noticia….jeje:

    El líder progresista Higgins será presidente de Irlanda

    El veterano dirigente de la izquierda laborista derrota a todos los sondeos

    Las presidenciales de Irlanda han refutado todo pronóstico. El candidato del Partido Laborista, Michael Higgins, de 70 años de edad, será el noveno presidente de la historia de la república irlandesa pese a ir en un alejado segundo puesto en los sondeos preelectorales. Exministro de Cultura, activista pro derechos humanos, voz a favor de los palestinos, poeta e impulsor de la cadena de televisión en gaélico irlandés TG4, Higgins pertenece a la izquierda del Partido Laborista y lleva más de 40 años en política.

    ::::
    Le recomiendo a Alfredus que se reuna inmediatamente con Higgins y le pregunte como ha conseguido derrotar a todos los sondeos….JAJAJA….que nervios.

Deja un comentario