¿Nos anticipará el futuro el 27 de mayo?

 Ignacio Urquizu Dada la marcha de la legislatura, existe una gran ansiedad por saber qué pasará en las próximas elecciones generales. Esta preocupación está generada por las consecuencias que se derivarán de los resultados. En el caso que el Partido Popular ganase, muchas de las reformas socialistas tendrían los días contados. Además, gente como �?ngel Acebes, Eduardo Zaplana o Díaz de Mera volverían a tener puestos de responsabilidad. Por lo tanto, muchas cosas cambiarían respecto al actual gobierno. Pero si el Partido Popular pierde, la estrategia de crispación debería pasar factura a aquellos que la han atizado. Así, la actual cúpula dirigente se vería amenazada por candidatos dispuestos a sucederles, y  los medios de comunicación que han dado alas a las hipótesis más estrambóticas deberían de cambiar sus mensajes. En definitiva, sean cuales sean los resultados de las elecciones generales, éstos traerán profundas consecuencias políticas.Dada esta ansiedad, existe la tentación de usar los resultados del 27 de mayo como una primera vuelta de las generales. La principal crítica a esta extrapolación está en que la gente vota cosas distintas dependiendo el tipo de elección. Es decir, las motivaciones que explicarían el voto no son siempre las mismas, dependiendo el nivel de elección. Así, por ejemplo, en unas elecciones municipales el candidato puede ser más relevante que en las elecciones europeas. Existe cierta evidencia empírica que confirma esta hipótesis: conforme más alejada está la institución por la que se vota, más pesa la ideología del individuo.Pero que la gente use criterios distintos, no significa que no podamos usar las elecciones municipales como una aproximación de lo que puede suceder.Asumamos que es cierto que el candidato y la gestión pesan mucho más en las elecciones locales que en las elecciones generales. ¿Es este argumento suficiente como para no extrapolar los datos del 27 de mayo hacia el futuro? No necesariamente. Nuestra prospección estaría sesgada si alguno de los partidos lo hace mucho peor que el resto. Es decir, si los candidatos del PSOE son manifiestamente peores que los del PP o la gestión de IU es siempre brillante frente a la inoperancia del resto. Tendríamos un claro sesgo en los datos. Pero asumamos que los candidatos malos o las gestiones catastróficas se distribuyen de forma aleatoria entre los partidos. Es decir, nadie es mejor que nadie o, dicho en otras palabras, todos pueden ser igual de malos. Si esto es así, podríamos hacer algo de política ficción con los resultados municipales de la semana próxima.En la siguiente tabla presento cómo habría sido el Congreso de los Diputados con los resultados electorales de 2003 y lo comparo con lo que sucedió meses después. Vemos algunas diferencias significativas –la excesiva presencia de partidos regionalistas en 2003-, pero también observamos algunas pistas que nos habrían servido para anticipar el futuro. En primer lugar, el PSOE ya habría aventajado ligeramente al PP. En segundo lugar, el PP consiguió poco más de lo que habría conseguido con sus resultados municipales de 2003.

No obstante, hay que tener en cuenta algunas cautelas antes de extrapolar los datos entre ambas elecciones. Si echamos la vista atrás y comparamos los resultados electorales desde 1987 hasta la actualidad, vemos que los dos grandes partidos siempre obtienen más votos en los comicios generales que en los municipales. En cambio, tanto IU como los regionalistas muestran datos muy similares entre ambas elecciones. Además, el Partido Socialista consigue maximizar su aumento electoral en las elecciones generales cuando la participación aumenta, mientras que el Partido Popular obtiene un incremento constante en cada una de las comparaciones.En definitiva, lo que suceda el 27 de mayo nos puede ayudar a saber quién va a ganar en el futuro, aunque no nos dirá el tamaño de la diferencia entre los dos grandes partidos. Eso sí, la experiencia nos dice que el PSOE conseguirá una mayor ventaja electoral si consigue aumentar el diferencial de participación entre las elecciones del 27 de mayo y las futuras elecciones generales.

64 pensamientos en “¿Nos anticipará el futuro el 27 de mayo?

  1. ¿tiene usted algún problema, sr. Permafrost, con los que somos cristianos y creyentes? Yo agradecería que explicara aquí a qué viene introducir elementos cristianos en todo esto.

  2. No me ha entendido usted. Lo lamento. Estoy seguro de que con un poco de esfuerzo sabrá percibir la ironía de mi comentario y el sentido no religioso del mismo. Si aun así no lo logra, me limito a aclararle que no tengo el menor problema con los cristianos y creyentes, algunos de los cuales se cuentan entre mis mejores amigos.

  3. Sin perder el tiempo en melonadas, quería comentar, queridos coblogueros, la buena noticia del día: 30 años para el asesino de Tomás y Valiente. Pese a que se haga justicia, un poso de amargura, porque nada compensa la pérdida.

    Abrazos.

  4. Señor pepe el facha

    No he visto el programa. Pero me da la sensación por lo que he oido y visto en la tv, que el primero y único que se tomó la pregunta de forma sentimental fue él, gallardon. Y dio pie a que todos pensasen lo mismo que pensó el futuro ex-alcalde de Madrid,gallardón, el obediente.

    Cuando detuvieron a la abogada de Marbella, los locutores mañaneros de la bendita emisora episcopal, dejaron entrever algo.

    No sea pelma, sr. pepe, deje de dar la lata con la catadura moral de la izquierda, ocúpese de la suya, que me parece que tiene bastante.

    Viva la enseñanza para la ciudadania. No a la religión en la enseñanza pública.No a la cruz en la casilla de la declaración para la iglesia.Que el cura camino y sus jefes se paguen de sus bolsillos las suela de los zapatos que han gastado en las manifestaciones por la familia.

  5. Pues en cambio a mí la noticia de la condena de Benzobas me produjo insatisfacción. Me pareció poca condena, 30 años, para tamaña salvajada.

  6. Bienvenido señor Devagar. Veo que llega usted lleno de energía, como procede en usted. No nos abandone otra vez, por favor, que ya ve qué sustitutos tiene, expertos entre otras cosas en la limpieza de la blusa de la baronesa Thyssen.

  7. Me jode la hipocresía de los sepulcros blanqueados. Hoy en la tertulia de La Cuatro los cinco que participaban se rasgaron las vestiduras por el indigno proceder de Sebastián. Uno de los cinco era la presentadora, Concha García Campoy, que dirige un programa del… ¡CORAZÓN! Quienes hubieran considerado inocente la pregunta de Sebastián, luego de la tertulia de marras ya tienen motivos para la sospecha. De Telemadrid lo esperaba, ¿pero de PRISA…? Recuerdo la portada de un semanario rosa con unas fotos de Ana Obregón y su hombre de aquellos días apasionadamente compartiéndose en el interior de un coche y cómo una delicada y televisiva presentadora mostraba una y otra vez la aludida portada con comentarios de este tipo: qué vergüenza, que falta de respeto a la intimidad ajena, qué sinvergüenza el fotógrafo, no hay derecho…, y además gratis. Naturalmente, la revista se agotó a los pocos minutos. Carlos Mendo, tan proyanqui, donde la vida privada de los políticos se airea con crueldad y saña, sobre todo en campaña electoral, fue el que más se rasgó las vestiduras. ¡La que se montó por la famosa becaria de Clinton! Comprendería que las críticas a lo sucedido en el despacho oval fueran por acoso/abuso a una subordinada…, pero, no: puritanismo de la peor especie. Los hechos acabaron en los tribunales de Justicia, esos tribunales que ahora niegan el procesamiento de los asesinos de Couso. Durante el franquismo Carlos Mendo desempeñó su vida profesional en el ABC, primero, y luego en Londres, como persona de confianza del embajador Fraga. Sí, en aquel ABC que publicó el diario íntimo del joven universitario R… (no digo el nombre para no caer en el defecto que critico), a quien “habían suicidadoâ€? en una comisaría. Con la exposición el diario íntimo de R… y su “desviada sexualidadâ€? se pretendía justificar o atenuar la gravedad del “suicidioâ€?.
    Podríamos seguir hablando del comportamiento de los otros contertulios, pero para qué. Una televidente intervino y le sacó los colores a la Campoy: “¿Por que no censuran con la misma tenacidad a los manifestantes de la derechona que piden la muerte de Zapatero?� Sucedió esta mañana, unas horas después de que Rajoy y sus monaguillos hubiesen lanzado en el Parlamento gravísimas e injuriosas acusaciones a Zapatero. Pero la Campoy y sus mariachis las pasaron por alto.
    Ah, esta noche prestemos atención a Carlos Carnicero en Hora 25, si es que sale.
    Otra cosa: Despúes de escribir me percato de mi oincidencia con Devagar, y de ello me alegro. Bienvenido a esta tu casa, señor Devagar, creí que te habías marchado a la mili.
    Por cierto: Ahora mismo, Sebastián en la SER. Adiós.

  8. No he visto el debate Sebastián-Gallardón y no puedo opinar sobre el mismo.

    Sí quiero opinar sobre eso de que ambos partidos, PSOE y PP, andan por igual enzarzados en una campaña de tipo “nacional”, sólo puedo decir que, al menos aquí, en Cantabria, no es así. He presenciado un par de actos de precampaña con candidatos locales y regionales socialistas centrados absolutamente en los temas propios de estas elecciones. Y he estado hace un par de días en el gran mitin que dio Zapatero en Santander, en el que no hizo mención alguna a la guerra de Irak o al asunto de la polítiica antiterrorista. Sí que habló, mucho y bien, de la importancia de las elecciones locales y regionales, de la relación de la Comunidad de Cantabria con el Gobierno central, de las actuaciones de su Gobierno respecto a Cantabria, de los programas municipales, etc… y llamó a la participación electoral. Ayer ha sido el día de Rajoy en la misma ciudad, y se ha descolgado con una intervención perfectamente intercambiable con las que protagoniza en cualquier punto de España: Eta, Batasuna, Fiscal general, etc… Creo que el PP perderá Santander, su última trinchera en Cantabria.

  9. Isidoro 47, según oí hoy en la COPE (of all places) el editorial de ABC fue improvisado para la segunda edición, algo que al parecer ABC no hace sino en situaciones extremas…

    20 años no es nada dice el tango pero 30 años son algo más. Me alegro de la condena de Bienzobas casi tanto como de su captura en su momento. Y me sentará muy mal cuando vea su nombre en la lista de excarcelados con anterioridad a cuando le corresponda por mor de una solución dialogada de la violencia que, aun así, espero que llegue más pronto que tarde.

  10. Acabo de oir a Sebastián en el Foro de la SER. Ha vuelto a explicar algo obvio. Para campañas de desprestigio personal la que han montado a propósito de un supuesto informe “con membrete de la oficina económica del Presidente del Gobierno” (ahí es nada) para vengarse de un despido (inexistente) del BBVA aprovechando que el despidente (FG) le había metido un pufo a Morgan Stanley (que por supuesto es lo de menos…). Preguntar al Alcalde y pretendiente a volver serlo si una criminal corrupta le tiene cogido por los guevos es lo mínimo. Yo no quiero que mis representantes públicos tengan amistades tan conflictivas. Y si son amig@s sin saber de sus actividades, que declaren que han dejado de serlo. A no ser que realmente haya habido algún tipo de trato de favor o conchabeo en favor de la amiga o peor aún en favor de su corrupto jefe.

  11. Señor Pepe Facha, llamar cavernario o troll a alguien puede ser descalificativo y yo preferiría no hacerlo. Sugerir que el Gobierno de España (por cierto el que más etarras ha detenido en una legislatura) va de la mano con ETA es una afirmación no sólo grave y falsa sino injuriosa e inadmisible. Por lo menos aquí. Es lo que hay, lo mismo pa todos.

  12. Sebastián sigue en la SER y no se le nota nada desesperado… Igual es como lo de Nacho Villa repitiendo que Zapatero está a punto de caer, que no le quedan ni dos telediarios… desde el principio de la legislatura. Mira que si Sebastián da la sorpresa…

  13. Señora Averlitas, también es una delicia verla a usted por aquí. Como al señor Devagar. Y no digamos al Doctor House.

  14. Yo, que creo que Sebastián se equivocó ayer en las formas (la exhibición de la foto de la imputada…) y el momento procesal (las sospechas de corrupción, al juez), aplaudo la elegancia de su defensa: “Para Gallardón, el urbanismo es un asunto personal”. Conciso, polisémico y contundente.

    Abrazos.

Deja un comentario