¿Indignados violentos?

NEAP

El acoso de ayer – y quizás de nuevo hoy – a los parlamentarios catalanes para tratar de sabotear el debate presupuestario es, obviamente, anti-democrático. Es decir, para que nuestra democracia pueda funcionar, los representantes elegidos por la soberanía popular tienen que poder reunirse y debatir según las reglas colectivamente acordadas. Y dicho debate deber ser libre e independiente, es decir, no coaccionado. Por ello, están prohibidas las manifestaciones y otras medidas de presión delante del foro parlamentario.

Todavía menos aceptable resulta que las manifestaciones rocen la violencia, con zarandeos e intimidaciones, poniendo en peligro la integridad física de los parlamentarios. Por eso es francamente positivo que el movimiento 15-M se haya desmarcado rápidamente de los incidentes que surgieron ayer (http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/15/comunicado-sobre-los-incidentes-del-parlamento-catalan/), achacados a elementos incontrolados (o perfectamente bajo control como muestra este video http://www.youtube.com/watch?v=YcmvzRvsf8g&feature=player_embedded).

Tampoco es admisible que al Alcalde de Madrid no se le permita pasear a su perro por la calle, o que se agreda a Cayo Lara tirándole un cubo de agua por la cabeza, como sucedió también ayer en Madrid cuando acudió a protestar junto a los indignados contra un desahucio.

Ahora bien, hasta ahora se ha tratado de conatos de violencia menores, de intimidaciones antes que agresiones, y sin secuelas. Esperemos que se quede en eso y la cosa no pase a mayores pero esperemos también que nuestros representantes capten el mensaje, los de la derecha y los de la izquierda, también los de la izquierda que dice ser verdaderamente de izquierdas.

No podemos seguir igual. No tengo ninguna esperanza de poder articular las respuestas que necesitamos. Soy plenamente consciente de las contradicciones de muchos de los planteamientos de los que protestan y, sobre todo, de las dificultades locales e internacionales que se interponen entre sus demandas legítimas y las posibles soluciones a las mismas. Y por supuesto, prefiero la legitimidad de los que han presentado sus propuestas al pueblo y las han visto refrendadas por el voto popular, antes que a los auto proclamados portavoces de las demandas populares.

Lo prefiero pero sólo hasta cierto punto, y nos estamos acercando al límite.

Cuando hay más de dos millones de personas que pasan hambre diariamente en nuestro país, nuestro Estado del Bienestar y nuestro Estado de Derecho –Estado Social y Democrático de Derecho, según proclama la Constitución- han fallado ya, aunque no nos hayamos rasgado las vestiduras hasta que los parlamentarios dejan de poder debatir con normalidad.

No es posible traducir el derecho a la vivienda constitucional en que los poderes públicos garanticen vivienda dignas y baratas para todo el mundo. Estaría bien, pero no es posible. En cambio, sí es posible reformar urgentemente nuestro derecho hipotecario de tal manera que la dación en pago del bien hipotecado libere al deudor de la totalidad de su deuda. Es decir, que si entrego las llaves, el banco se queda con mi piso pero también con la parte del crédito que todavía le adeudo.

No sólo es necesario en la práctica dados los dos millones de hambrientos, casi cinco millones de parados y las miles de familias que están amenazadas de ser puestas de patitas en la calle. Es que además es justo, como demuestra que en otros países – EEUU, el paraíso capitalista, es el más conocido – sí se acepte. Y lo es particularmente cuando los bancos que detentan dichos créditos hipotecarios se han pasado varios años incitando a deudores frágiles a asumir deudas muy por encima de los márgenes que dicta la sensatez y la experiencia histórica de la banca.

Prefiero que ningún descontrolado le tire un cubo de agua a Cayo Lara, pero desde luego me alegra enormemente que ayer en Madrid el gentío indignado consiguiera parar un desahucio. ¿Por qué la policía tiene que garantizar su cumplimiento? ¿Cómo pierde más nuestra sociedad? ¿Destinando recursos policiales y judiciales a echar a la gente a la calle o consintiendo que los bancos pierdan una parte de las ganancias que pensaban realizar cuando concedieron las hipotecas riesgosas?

Ya lo sé, si los bancos pierden, sus balances sufrirán y por tanto restringirán más el crédito. Pero es que no están dando crédito a las PYMES y a los particulares, ni siquiera a los solventes. Tampoco propongo que se nacionalice la banca pero ¿sería trágico que el Estado asumiera la gestión de cientos de miles de pisos urbanos vacíos y en manos de los bancos de tal manera que pudieran salir al mercado de alquiler a un precio razonable?

No sé qué efecto tendría sobre los bancos, algunos de los cuales ya están tomando medidas en esta dirección dada la imposibilidad de vender a los precios a los que desearían hacerlo, pero seguro que mi casera sufriría: si hay más oferta de pisos baratos, o me baja el alquiler o me voy. Y ello haría bajar el precio de los pisos, que ahora mismo ronda los niveles de 2005. Así, mientras miles de personas podrían acceder a una vivienda en condiciones a un precio razonable, los precios de los inmuebles bajarían más rápidamente hasta el nivel al que tienen que llegar para que la situación económica pueda empezar a recuperarse.

La crisis actual empezó por el estallido de la burbuja inmobiliaria y no terminará hasta que los precios de las casas se estabilicen. Cuando empezó la crisis había un gran exceso de deuda, más deuda de la que se puede pagar, especialmente si los tipos de interés retornan a sus niveles históricos. No me refiero a los pisos sino a la economía en general, mundial y española.

Sólo hay dos maneras de resolver la situación: la rápida y traumática o la lenta pero prolongada. Si los pisos de las casas bajan rápido a su nivel históricamente razonable (yo estimo que deben rondar los de 2000), los propietarios de inmuebles y los accionistas de los bancos, sufren una gran pérdida de riqueza súbitamente y a partir de ahí puede comenzar de nuevo el crecimiento económico y la creación de empleo. Si por el contrario tratamos de evitar la pérdida de valor, la recuperación será muy lenta y prolongada,y los millones de parados seguirán pasándolo mal y el Estado seguirá teniendo que afrontar los cuantiosos subsidios de desempleo que lastran nuestras cuentas públicas.

Yo lo tengo claro. No soy un experto y seguro que los lectores tendrán mil críticas técnicas a lo aquí expuesto. Acepto. Enmienden la fórmula. Más bien, encuentren la fórmula para que la dación en pago no suponga la voladura de todo el sistema financiero, perverso pero indispensable. Pero no me digan que no se puede porque en otros sitios sí se puede y porque es justo y necesario.

Y si no, aténganse a las consecuencias: ya no serán conatos de violencia y todos saldremos perdiendo, nuestra paz social en primer lugar.

19 pensamientos en “¿Indignados violentos?

  1. Ayer se produjo en Cataluña el mayor ataque al estado de bienestar de nuestra democracia, incluyendo duros recortes en educación y sanidad. Eso era lo importante ayer, y por eso se manifestaron pacíficamente la mayoría de los convocados ante el parlamento de Cataluña. Como pacíficamente se llevan manifestando en el último mes por toda España.

    Grupos violentos, que en Cataluña han dado buena muestra de su violencia mucho antes de que existiera el 15M, hicieron acto de presencia y sumaron su provocación a la enorme ineptitud del consejero de interior catalán, que de reprimir brutalmente la primera acampada catalana, pasó a alcanzar cotas de cretinismo demostrado al ser incapaz de poner un mínimo dispositivo preventivo que evitara males mayores, llegando al grotesco espectáculo de los helicópteros.

    Criminalizar al movimiento 15M no es sólo estúpido sino inútil. Si ilegalizar al 30% de la población vasca va contra cualquier sentido común, por mucho que nos repugnen sus muestras- cada día menores- de violencia, pretender que la indignación de miles de ciudadanos quede reducida a un problema de orden público o a grotescos análisis de brocha gorda (donde, curiosamente, son tan parecidos los argumentos de la derecha más rancia con los de cierta izquierda estupendamente instalada en los aledaños del poder) es de una ceguera tal que lo hace muy preocupante.

    Existen razones sobradas para estar indignados con la situación política y económica. Es muy probable que muchas de las medidas a tomar no estén en la mano de nuestros políticos locales, pero otras sí. Rechazar la reforma de la dación en pago , cuando estamos empleando miles de millones del sector público en sanear nuestra banca, es decir, en equilibrar su balance por la pérdida del valor de sus activos, inmuebles mayoritariamente, es no sólo de una ceguera histórica sino casi una provocación. ¿Todo lo que se puede hacer es sanear bancos y embargar familias? Entonces que paren, que yo me bajo.

    Yo animo a seguir manifestándose PACÍFICAMENTE en las calles contra esta política de la resignación, de lo inevitable, que se nos ha impuesto como un castigo. Sí hay cosas que se pueden cambiar y están en nuestra mano.

  2. Buenos días!

    NEAP, de nuevo de acuerdo en todo…… Además dices:

    “Sólo hay dos maneras de resolver la situación: la rápida y traumática o la lenta pero prolongada. Si los pisos de las casas bajan rápido a su nivel históricamente razonable (yo estimo que deben rondar los de 2000), los propietarios de inmuebles y los accionistas de los bancos, sufren una gran pérdida de riqueza súbitamente y a partir de ahí puede comenzar de nuevo el crecimiento económico y la creación de empleo. Si por el contrario tratamos de evitar la pérdida de valor, la recuperación será muy lenta y prolongada,y los millones de parados seguirán pasándolo mal y el Estado seguirá teniendo que afrontar los cuantiosos subsidios de desempleo que lastran nuestras cuentas públicas.”

    A mí los accionistas de los bancos me importan entre poco y nada…. Que se queden ellos sin sus casas pero que sigan pagándolas, que pierdan sus trabajos y se queden sin sus bonuses by-the-face…. No tengo palabras bonitas para ellos. Y los propietarios de los inmuebles que saldrían perdiendo, como tú dices, serían los que están cobrando en alquiler el doble de lo que pagan por su compra, si es que siguen pagando, como tu casera. Por lo que tampoco me dan ninguna pena. Yo soy propietaria y si alquilase mi casa según los precios del mercado podría cobrar el doble o más de lo que en realidad estoy pagando por la hipoteca, que es lo que hace todo el mundo. Y si el alquiler no desgrava y es imposible comprar…. Me acuerdo yo cuando protestaba por esto hace 13 años…. y ahora está peor…..

    Hay que meterles mano, eso es otra forma de robar, no???? 😉

    Saludos!

  3. Hola a tod@s,

    la Constitución Española habla de tener una vivienda digna. Pero no dice que tenga que ser comprada.
    Creo que el Congreso ha creado una comisión para estudiar la fórmula de la dación en pago. Veremos cuáles son sus conclusiones.
    Esta fórmula tiene ventajas e inconvenientes. Si bien es verdad, la persona que no puede seguir pagando la hipoteca, cancela su contrato con el banco con la devolución de la vivienda, esto provocaría necesariamente que los bancos den con cuentagotas las hipotecas y, además, que las hipotecas sean más caras (para contrarrestar el riesgo que asume el banco).
    YO creo que han habido muchas personas que se han “confiado” demasiado en esto de pedir una hipoteca, pensando que nada de esto podría ocurrir. Incluso han pedido dinero de más para pagar el coche, la boda y el viaje de novios a Cancún.
    Ahora parece que esta gente está “indignada”. Pero esto no va a resolver su deuda contraída.
    La gente tiene que madurar y aprender de una vez por todas que “no todo el mundo puede comprarse una vivienda”.
    Lo mejor que podrían hacer los “indignados” de Democracia Real Ya! es formar un partido y presentarse. Si tanta simpatía produce en la mayoría, deberían arrasar en las generales. Es hora de los compromisos y las acciones, menos palabrería.
    Yo creo que no va a salir nada de todo esto. Las manifas no dejan de ser un pataleo y griterío por el enfado causado por la situación actual vivida.
    A España le esperan tiempos difíciles: más recortes para adaptarse a lo que el país se puede permitir.
    Y por mucho cabreo y pataleo de la gente, es lo que hay. No se puede generar empleo del aire y tampoco se puede pedir más dinero, endeudando más a la sociedad.
    Los que están en paro deberían emigrar y buscarse la vida en otros países donde las cosas están mejor. No es nada fácil hacerse un hueco en un país extranjero pero es lo que toca.
    Saludos.

  4. Financieramente hablando, habría que determinar si la compra de una vivienda, en los términos en los que se había llegado y por el que las casas habían llegado a alcanzar precios exorbitados, constituyéndose hipotecas que casi cubrían, o incluso superaban, el valor de la misma, otorgándose a personas con niveles de ingresos claramente insuficientes para afrontar el pago, sin quedar tocados del ala, como ahora se comprueba, se debe considerar suicidio o asesinato. Yo creo que es lo segundo. Pero el sistema está montado así.

    Un cancer de este pais lo constituye la imposibilidad de no participar del mundo del crédito, incluso por aquellas empresas que no lo necesitan. La banca ha colaborado, y sigue colaborando activamente, para que el sistema no cambie, pero sería fundamental el hacerlo. Creo que habría que dar pasos en el camino de favorecer a las empresas que se desmarquen del sistema habitual, con normativa que permitan y favorezcan la constitución de sociedades que no realicen otras operaciones a plazo distintas que los leasings, para la compra de maqunaria e inmuebles afectos a la acividad, y poco más, realizándose el resto de cobros/pagos al contado ( 15 días máximo). Yo reduciría las cargas fiscales, laborales, y otras, a esas empresas, al objeto de que se vaya ampliando el parque de actividades que no requieran de tanta financiación externa, y se vaya consolidando un más saneado entramado empresarial, fundametalmente en la pequeña y mediana empresa. Hoy por hoy, una pequeña Sociedad Limitada y por lo que, en teoría, reducida responsabilidad, respondiendo con su capital y recursos, no lo es tal, ya que se les permite nacer y desenvolverse con recursos financieros insuficientes y que compensan con créditos con la aportación de garantías personales del accionista. A la larga, muchas de esas pequeñas empresas van ahogándose, y con ellas tambien la propiedad, que se ve obligada a realizar, a última hora y ya con la bola de nieve a máximo tamaño, lo que se considera “ingenieria financiera” y que no es más que “salvar los muebles” por parte de un propietario al que, desde el primer día, se le encadena con las garantías exigidas y que desvirtúan lo de “Limitada”. La economía sumergida no es más que eso, un camino de buscar costos reducidos funcionando al contado como sistema de garantía entre partes. Hay que buscar la manera de eliminar la economía sumergida y un camino para ello es facilitar la posibilidad de que la parte positiva de esa actividad económica, como es la no existencia de pago aplazado, no se pierda, y se canalice esa actividad que el pais necesita de manera que algunas de las ventajas que ese camino ilegal ofrece se faciliten a los que afloren las actividades ocultas. Repito, yo afloraría gran parte de la economía sumergida con la generación de regulación que ofrezca ventajas a quienes funcionen con cobros/pagos al contado eximiéndole de una parte importante de los impuestos, de todo tipo …… y la banca que se ponga las pilas si no quiere perder el chollo que hoy mantiene a costa de favorcer un sistema nada saneado, que se desploma cada vez que las cosas se tuercen, con destrucción de una entramado empresarial que después tarda mucho en reconstruirse.

  5. Gracias, NEAP.

    En la misma línea, me ha gustado mucho un artículo de la socióloga Belén Barreiro en El País de hoy. Identifica muy bien, creo, el fondo de la cuestión: hay un profundo y creciente problema de desigualdad social y de impotencia de los mecanismos de poder democrático frente al capitalismo rampante, problema que se agudiza en un contexto de precariedad y que termina afectando a la legitimidad del sistema. La gente está informada: lee sobre las retribuciones de los consejeros de las empresas del IBEX, sobre el pequeño premio de 12 millones de euros que se ha ganado ayer Pablo Isla, sobre EREs en empresas con dueños opulentos… y, claro, no cuela.

    Hace unos días, a título de provocación, lancé la hipótesis de que, salvo prueba en contrario, toda persona que en España gana más de 200.000 euros al año es por definición un sinvergüenza. Nadie comentó. Me temo que todos estamos de acuerdo. Habría que actuar en consecuencia.

    Abrazos para todos.

  6. Y a partir de que cantidad estima usted, Don Teoura, que ni la prueba en contrario es suficiente? …… lo digo pa enfadarme con usted, o no.

  7. Ah! ….. y acláreme tambien si los ingresos en dólares computan, o si solo son las ganancias en euros.

  8. 8

    ¿Botín investigado por cuentas opacas en Suiza? Así que por fin le van a meter mano a los antisitema. Ya era hora.

    (Don Fernando: en España existe una buena banca de particulares, una decente banca corporativa y de grandes empresas y una nefasta banca de medianas y pequeñas empresas)

    ::

  9. Noticia de última hora:

    Finalmente se ha resuelto el problema que la bicefalia generaba a la hora de estudiar y plantear soluciones por parte del presidente de gobierno y candidato futuro. Han acordado que se funcione como una sola cabeza. Rubalcaba aporta las ideas y Zapatero el pelo.

  10. La violencia, siempre condenable, resta legitimidad a este tipo de movimientos de la sociedad civil.

    Atacar, hacer daño, acudir a las vías de hecho sólo equipara a estos sectores “indignados” a aquellos, a quienes tanto cuestionan: los poderosos. Los mismos, que a través de diferentes escenarios, la política, el sector financiero, etc, hipotecan el futuro de la sociedad. Hoy esa sociedad empobreciéndola reclama un cambio radical que le permita “revivir” sus agonizantes esperanzas e ilusiones, que son en últimas, las motivaciones que nos impulsan a seguir adelante cuando todo falta.

    Corren tiempos duros en la querida España !

  11. Sobre los mastuerzos (Savater dixit), suscribo lo de Arcadi Espada:

    “Creer que esto ha sido pacífico ha sido el primer malentendido. El movimiento nunca comenzó de manera pacífica. Usurpar la vía pública, el espacio público, no es comportarse pacíficamente. Este movimiento está transido por la violencia. Lo que sí ha ido es incrementándose el grado de violencia y cuando los principios se erosionan, todo acaba siendo posible.”

  12. Teoura lanzó la hipótesis de que “salvo prueba en contrario, toda persona que en España gana más de 200.000 euros al año es por definición un sinvergüenza”.
    Acabo de oir en la tele el salario de Mafo y libra por pelos: creo que eran 196.000 euros (un 111% más que el Presidente del Gobierno, por cierto).
    Pero según la hipótesis de Teoura, ¿en qué catagoría hay que encuadrar a Francisco González, presidente del BBVA, del que acabo de oír que, después de bajarse el salario un 6% este año, gana 4 millones y no sé cuantos cientos de miles de euros?
    ¿Dará muchos créditos el banco que preside, o será de los que da pocos?
    ¡Qué vergüenza! Dan ganas de hacerse mastuerzo indignado.

  13. Si inicialmente no me gustó nada el 15M, estoy empezando a cambiar de idea. Estoy también en contra de que un banco pueda exigir a un deudor la devolución total del préstamo hipotecario cuando éste excede el valor de la casa. Ya se sabe que solo hay que conceder un préstamo hipotecario por una fracción del valor estimado de la casa. Si los precios luego bajan, es un riesgo que debe asumir el banco, no el prestatario. Recuerdo que Sicilia hizo una propuesta de que se ayudase públicamente a toda persona que tuviese un crédito hipotecario y pudiese demostrar que no podía terminar de devolverlo por razones de estar en paro o parecidas. Obviamente se presta al abuso y resulta difícil establecer cuando es justo. Para los del 15M todo es mas sencillo.

  14. Yo también he cambiado de idea con respecto al movimiento 15M. Al principio, me interesó más bien poco; ahora, nada.

Deja un comentario