¿En qué se equivoca la Ministra?

Andrés Gastey

 

Tras ganar las elecciones, el Presidente del Gobierno decidió crear una nueva cartera en su gabinete, el Ministerio de Igualdad, y confiársela a Bibiana Aído Almagro.

 

Como es sabido, en nuestro sistema constitucional es prerrogativa del Presidente tomar las decisiones que estime oportunas tanto sobre la estructura del gobierno (número de carteras y cometidos de cada una de ellas) como sobre la selección de los responsables de los distintos departamentos.

 

Es indiscutible que en España sigue habiendo un problema grave de desigualdad entre hombres y mujeres, con múltiples manifestaciones y casi siempre en detrimento de ellas: disparidad de salarios, infrarrepresentación en los niveles de mayor responsabilidad en todas las esferas de la sociedad, persistencia de desequilibrios en el reparto de tareas domésticas, violencia machista. En la pasada legislatura se adoptaron leyes importantes que tenían como objetivo paliar algunos de estos problemas. Queda mucho por hacer, y a ello se dedicará el ministerio, según es la intención declarada por el Presidente.

 

Su decisión de establecer el nuevo departamento ha sido objeto de críticas parecidas a las que se escucharon en 2004, cuando nació el Ministerio de la Vivienda: falta de competencias o contenidos claros, “fetichismo” ministerial –es voluntarista creer que los problemas se resuelven creando estructuras-, decisión cosmética. Incluso quienes concedan cierto fundamento a estas objeciones son conscientes del mayor peso las razones de fondo referidas, que hacen que la iniciativa esté más que justificada: el Estado debe implicarse más urgente y activamente en la promoción de la igualdad.

 

Para dirigir lo que se quiere que sea una política estrella de la legislatura, el Presidente ha escogido a una mujer gaditana nacida en 1977. La ministra Aído ha asumido una tarea muy difícil: primero, por la propia envergadura del reto; segundo, porque siempre es complicado construir desde cero una gran unidad administrativa; y tercero, porque los sectores más conservadores de nuestra sociedad van a continuar siendo reacios a cualquier política de promoción de la igualdad que tenga verdadera sustancia.

 

La Ministra tenía que ir, por tanto, a la guerra. De momento, ha demostrado coraje para aceptar el desafío. ¿Estaba bien pertrechada para hacerlo? Podía presumirse que no.

 

Con 31 años, el rango de experiencias vitales de una persona es forzosamente limitado. El currículum de la ministra Aído, que figura en la página web oficial del Ministerio y en su blog personal, “Amanece en Cádiz”, no es muy distinto del de cualquier mujer de su generación: una licenciatura y estudios modestos de posgrado. Los detalles que más destacan son una temprana vocación política, que se tradujo en su militancia en las Juventudes Socialistas desde los 16 años, y el perfil de su corta trayectoria profesional: Bibiana Aído hubiera podido ser una de tantas becarias o mileuristas, pero optó por una carrera distinta que le ha llevado a desempeñar algunos cargos de confianza política de segundo nivel en Andalucía.

 

Una de las declaraciones del Zapatero primerizo que más comentarios suscitó fue su afirmación hecha a algún periodista sobre “lo fácil” que es ser Presidente del Gobierno, tarea que “millones de españoles” podrían desempeñar. El trasfondo de este planteamiento es, creo, una profunda honestidad personal, un enfoque radicalmente democrático del ejercicio del poder y cierta desconfianza hacia los liderazgos carismáticos. En la lógica de Zapatero, no son necesarias cualidades excepcionales para presidir el Gobierno; tampoco, a mayor abundamiento, para dirigir un ministerio.

 

No se ha explicado, con todo, suficientemente la razón por la que la ministra Aído fue llamada a ocupar la nueva cartera. Por convincente que fuera la presunta recomendación de Manuel Chaves, nada de lo que se conoce singulariza a Bibiana Aído respecto a miles de mujeres jóvenes, militantes socialistas y con una experiencia verdaderamente relevante en materia de igualdad.

 

La Ministra baja la media de edad del Gobierno, según parece la más elevada de la democracia. Hay quien sostiene que nombrar a alguien de su edad para dirigir un ministerio es un mensaje destinado a fomentar el interés de los jóvenes por la política. Bibiana Aído sería, en este sentido, la “cuota juvenil”, del mismo modo que hay una cuota PSC o un “cupo” vasco. Sin embargo, servir esa buena intención con eficacia es más cuestión de decisiones normativas y presupuestarias que de quién ocupe cada responsabilidad.

 

Es seguro que la Ministra tendrá cualidades que aún no han trascendido, y quienes con ella trabajaron se hacen lenguas de su entrega y de su condición de excelente persona. Aunque sea pronto para enjuiciarla, sí se puede adelantar que, lógicamente, le falta rodaje,  y que debe mejorar su olfato político, algo que se deduce de sus declaraciones contradictorias sobre el famoso teléfono. Deberá, como el resto de Gobierno, mejorar la comunicación. Su intrascendente metedura de pata a cuenta del palabro “miembra” podría haber quedado en nada. Era bastante sencillo desactivarla, excusándose y achacando el error a su voluntad de cambio o, simplemente, a su bisoñez. Al contrario, por sostenella y no enmendalla se ha lanzado a unas elucubraciones de justificación teórica que nada añaden a la causa de la igualdad, y que han servido para pretextar un ataque furibundo de la derecha dirigido no sólo contra la Ministra, sino contra su importantísima tarea.

 

Estuvo la Vicepresidenta al quite, evitando entrar en “debates semánticos” y subrayando que lo importante son las políticas. Precisamente por ello, la Ministra debería ser consciente de que el barullo creado no favorece al conjunto del Gobierno y es lo menos indicado para desarrollar un programa de acción serio y productivo.

 

En resumen, la Ministra se ha equivocado al no rectificar. Sería refrescante que una cara nueva en la vida política española introdujese modos de hacer tan insólitos en nuestro país como el reconocimiento del error. Además y como todo buen discutidor sabe, conceder a los adversarios en una disputa parte de la razón, aunque sea sobre un aspecto periférico o secundario respecto al objeto del debate, es una de las maneras más eficaces de engranar un diálogo productivo, enfocando la cuestión en sus elementos esenciales. En el sucesivo y sabiendo que su actuación será escrutada con una lupa exigente, Bibana Aído tendrá que extremar la prudencia.

 

El ideal es, creo, que los ministros conozcan bien la Administración, dominen el tema del que se van a ocupar y tengan proyección pública y buen olfato político. Ojalá que Bibiana Aído sea la excepción y que, sin satisfacer plenamente estos tres requisitos, logre llevar a cabo una gestión acertada.

74 pensamientos en “¿En qué se equivoca la Ministra?

  1. Encuesta personal e intrasferible de AC/DC para todos los que quieran participar en ella.
    Se garantiza la mas absoluta discrecion:

    ¿A quien tiraria a los tiburones desde El Titanicus Congresus Tremebundus para que La Nave Popular no sea naufragada por el Iceberg mediatico?

    (les dariamos unos nombres determinados para que ustedes escojan entre ellos, pero para que la libertad de expresion sea real he decidido despues de una consulta con mis otras personalidades,que el libre albedrio nos proporcione los nombres de los ganadores de las fauces de los tiburones de la verdad).

    Se gratificara su colaboracion con un precioso collar de piedras Majorica o en su defecto con una ristra de ajos para las noches de Cabiria.

  2. Ayer, con permiso del articulista de hoy, olvidé decir una cosa.

    PMQNQ echó en falta una autoridad competente que impidiera al chaval seguir toreando con tres cornadas en el cuerpo y Teoura abogaba llanamente por la supresión de la fiesta. Yo comparto el autoritarismo del primero y el totalitarismo del segundo. Me parecen necesarios, pero no suficientes. Añadiría un paternalismo que le encantará al Timo de los Mitos taurinos: una vez abolida la lidia, matriculemos a los ex toreros en algún módulo de formación profesional.

  3. Ah no ,eso si que no…hasta aqui podiamos llegar….que se matriculen ellos….jeje.

  4. Me ha sorprendido la recomendación del post 12 sobre los defectos en la entrevista de trabajo. Yo nunca he comprado uno de esos libros y siempre que me ha caído la pregunta de marras he contestado en la tónica supuestamente peor (porque comparto la filosofía de que las virtudes en exceso son defectos), y siempre me han dado el puesto. O tengo una suerte de la leche o los libros en cuestión son una pérdida de tiempo…

    Coincido con Fernando en que el problema de Rajoy no fue el contenido de sus críticas sino el tono, el confundir firmeza con dureza. De ahí que Cospedal, que de seguro demostró con el episodio del periodista homófono que no es precisamente una roja, sea lo que necesita: derecha en envoltorio suave. Yo no he dicho en ningún momento que Cospedal me guste o que me parezca progre, simplemente que creo que es una buena cosa para Rajoy, y por ende para el PP, y por tanto para la democracia que necesita un partido de centro derecha funcional, civilizado y no histriónico.

    Sí, Almunia tenía 31 años o por ahí cuando le nombraron Ministro. Pero si hubieran nombrado a un hombre con 31 ahora seguramente se le habría criticado igual, sobre todo si su CV incluyera lo de Director General de promoción del flamenco…

  5. 53.

    Ah no, de medias tintas nada…

    Si nos ponemos totalitario-paternalistas, los toreros son poca cosa para meterles mano, a fin de cuantra sólo fastidian a los toros y a algún que otro tarado que siente más empatía por los animales que por las personas.

    Yo cogería, de subsecretario para arrriba, a todos los cargos de gobierno (también autonómicos claro) y a remar galeras: así solucionamos el problema de los pescadores y nos aseguramos pescado barato, que con la crisis se está poniendo prohibitivo.

    Y para gobernar en su lugar, pues miembros de las asociaciones de estudiantes más radicales que se puedan encontrar, empezando por los angelitos de ikasle abertzaleak…

    Y a ver si remando Zapatero corrige su postura, por Dios, que parece un muñeco de palo.

  6. 49-51

    jajaja! menuda pareja, y encima cascarrabias, es que lo tienen todo

    ¿no os gusta lo fornidos y agraciados que os he sacado? ¿así me lo agradecéis? Ya quisiera yo lucir semejantes antebrazos, vamos, ni popeye.

  7. Pablo amigo, pretende lo que pretende: que se le banee. Así luego llega al otro barrio y se queja latismeramente de que le han vetado/censurado/ninguneado. Se va a quedar con las ganas. Así que, por mi parte, que siga. En el partido del mono magenta. En el del gesto firme militar a la hora de escuchar el tachunda-tachunda.

    Por cierto, les delata la querencia marinera con respecto al adversario. El otro decía que en un barco a Cuba. Éste, que a galeras a remar (que diría Manolo García). De frenopático.

  8. Yo creo que ni eso.
    Simplemente quiere molestar. Mira, la inmensa mayoría de esta gente tiene un perfil común. Necesitan ser importantes en algo. No lo han conseguido en ninguna otra faceta de su vida y buscan ser importantes en algo. Por eso han elegido UPyD, porque ahí, al ser 4 se conocen todos y se escuchan los unos a los otros. Rosa Díez los utiliza con mucha inteligencia. Se ha inventado eso de la transversalidad, que hay que reconocer que es un invento cojonudo y ya los tiene como perrillos babeando a sus pieses.
    Pero hay algo con lo que no pueden. No entienden que ellos consigan 300.000 votos y el PSOE 11 millones. Tampoco soportan que en sus blogs haya una banda de marujas dándose saluditos con conversaciones intrascendentes mientras en otros blogs como este se produzca debate político sereno, sin insultos y sin descalificaciones.
    Y la envidia es muy mala. No soporta que nosotros estemos más cómodos sin ruido y con debate e intenta estropearlo. Por eso las provocaciones infantiles, por eso ese tono fantasmón.

    En definitiva, si le sirve de terapia pues lo doy por bien empleado. Y si no… pues peor para él. Yo sigo viviendo en un país socialista, con un gobierno regional socialista, una diputación provincial socialista y un ayuntamiento socialista. La cosa no va mal, no.

  9. De quedarse con las ganas nada de nada: que se le eche de una vez. Vale hacer gracietas, vale ser crítico, vale ser de UPyD, vale escribir sin parar, valen muchas cosas… pero siempre y cuando de vez en cuando, al menos de vez en cuando se diga algo argumentado y no ofensivo, lo cual no es el caso. Repito: alguien haz algo para que el pesado de turno (siempre es uno sólo, no es curioso?) ejerza en otros lares.

    Por hablar de algo bastante más serio, el otro día precisé algo sobre la directiva de inmigración, subrayando que me parecía muy negativa pero que no era de aplicación en España, que era de máximos, etc. Pero la columna de Soledad Gallego Diaz de hoy (infra) añade un argumento que es demoledor: si un gobierno xenófobo intentara extender la criminalización y represión de los inmigrantes irregulares podría hacerlo porque la Directiva se lo permite. Ello, sin embargo, no es lo grave, porque ya lo podía hacer en la situación anterior. Lo grave es que el PSOE no podría oponerse al haber votado a favor de la Directiva. Por tanto, corrijo mi opinión inicial: el PSOE no podía votar a favor en modo alguno.
    http://www.elpais.com/articulo/espana/limites/confusion/elpepuesp/20080620elpepinac_23/Tes

  10. 14

    Los chistes racistas sólo hacen gracia a los racistas. Si además son malos, ni a los racistas mediatamente inteligentes, en el supuesto de que un racista puede ser medianamente inteligente; a los que no queremos ser racistas nos producen náuseas. Tu chiste es malísimo.

  11. ¿El rey va desnudo? No, mejor: El bufón va de culo y a calzón quitado.

  12. 62
    Averlas, que arte tienes…
    ni es un chiste ni es racista. Releelo, a ver si lo entiendes.

    59-60
    la parejita está picadísma.. vaya vaya…qué genio gastan… eso, sin embargo, sí que era un chiste.

    61,
    tienes razón mimo, yo la seriedad la dejo para mi trabajo, para mi profesión, no para un foro de internet, faltaría más, y menos éste jeje … aquí vengo a reirme y a relajarme, y cuanto más os indignáis más me río ….

  13. De todos modos puedo ponerme serio si queréis, y hablar de la crisis, que conozco bien cómo se ha abatido en mi sector, con la quiebra de cientos de pequeñas empresas familiares y muchas grandes, de como las hipotecas están ahogando a miles de familias cuando están amenazados por el paro, de como la cesta de la compra está machacando igual a los más desfavorecidos, de como cientos de miles de inmigrantes se van a encontrar (ya está pasando) en la calle, ahogados de deudas, y amenazados de internamiento en campos por la nueva directiva europea que ha apoyado el PSOE con sólo tres honrosas excepciones, entre ellas la de Borrell, lo último serio que tuvo el partido antes de convertirse en un completo disparate dirigido por una panda de fantoches.

    De como Zapatero paró en seco los grandes planes de obras públicas aún no se sabe por qué: el PHN que nos pagaba Europa, las radiales de peaje, etc, etc etc…

    De como en 4 años ha conseguido enfrentar unas autonomías con otras, resucitar los dos bandos y todos los fantasmas de la guerra civil, desprestigiar la justicia, saturada de expedientes sin tramitar, sin informatizar, que llevan a que pederastas con sentencia firme se paseen por la calle y asesinen a niñas.

    Ha conseguido hacer desaparecer cualquier política exterior digna de ese nombre, con una actitud servil ante tiranos y sátrapas como Chávez y Mohamed VI que se ríen de nosostros en nuestra cara, mientras que los países serios nos ignoran olímpicamente, y no va a cambiar aunque Salaberria nos muestre ufano los escasos recortes de prensa internacional que hablan de Zapatero y no lo ponen a caer de un burro.

    Y mientras, aquí, hablando de cosas tan serias como el micromachismo, la bisoñez o no de una ministra de relleno, o de sí Rajoy ha perdido por el fondo o por las formas.

    Manda huevos.

  14. Jolín, ¿habeis oído algo?. ¿Alguien padece de ruído intestinal, así al estilo Mikelone Buesa?.

  15. Ni una palabra, o apenas de pasada, de lo de las 65 horas, de la nueva directiva europea sobre inmigración, de la CRISIS que ya tenemos aquí , a pesar de la chusca limosna de Zapatero, del tema de la energía en España (hubo un burdo intento, superficial y banal, en el que se habló del transporte por ferrocarril como alternativa al de carretera, sin embargo su autor ni siquiera se informó de cómo se produce en España la energía eléctrica), de la productividad de país tercermundista que tenemos, de la educación abandonada a su suerte, partidista, sectaria, degradada hasta extremos inconcebibles, etc…

    Ni una palabra sobre la corrupción municipal, urbanísitica y policial, de las acusaciones de tortura en las comisarías españolas por parte de la ONU y AI, de los abusos de los bancos y las compañías de telefonía, caso único en europa occidental…

  16. Lo siento, mia manos. Menuda colección de arañazos los del desnudo mental. Seguro que le va más la crisis que se bate que la crisis que se abate en…Por favor, vuelva usted a reirse y trate de no ponerse serio más veces.

  17. Mejor que “el rey va desnudo”, está “la Rey (Bárbara) va desnuda”. Hete aquí esta portada de “Papillón” de 1976 que se subasta en el e-bay, que muestra a la actriz en toda su lozanía de entonces.

    http://cgi.ebay.es/BARBARA-REY-en-portada-desnuda-papillon-1976_W0QQitemZ120273947995QQcmdZViewItem?IMSfp=TL080618131a19238

    Es más estético que la sarta de chorradas que suelta aquí el colegacho. Para mí que sí, que padece de meteorismo.

  18. 69..

    ya veo ya, sigan con sus debates sobre el sexo de los ángeles y su solemnidad de pacotilla, a imitación de la del jefe,(editado)
    A ver que hace ese gobierno circense para intentar empezar a resolver todos los problemas reales que tenemos en España, que son muchos y muy preocupantes, a ver.

    La táctica de la avestruz no les va a servir de nada, esta vez.

  19. Vuelve a tronar la toprmenta estomacal. Y como que me temo que le va a salir una úlcera. Tanto odio no puede ser bueno. Y por ir en porretas, igual se resfría, que el fresquillo de la madrugada es muy traicionero.

  20. 70
    Amigo Jon: Hace unos días buscando en Google algo referente a una hermana mía escribí los dos apellidos y me enteré (no lo recordaba, asi que fue como saberlo por primer vez) de que en 1979 había sido secuestrada una pequeña biografía que había escrito de Bárbara Rey. Recordarlo me llevó a dos conclusiones: 1) qué mayor soy; 2)qué buena estaba la cabrona.
    Y pondero lo buena que estaba porque era una excepción a lo que generalmente sucedía con las demás vampiresas del destape de aquel entonces. Barbara Rey era mucho más impresionante vista de cerca y al natural que vista en la tele, en el cine o en un colorín
    de la prensa rosa. Las otras (las que conocí al natural, claro) estaban (para mí) mejor en la distancia que en carne mortal. Ahora veo a la Rey en la tele y cambio de canal. Hace poco la vi por la calle y desvié la mirada. Me da pena. Ver arrastrándose por los platós mendigando un papelito, un programa, lo que sea, algo, a quien hace treinta años presidentes, cabezas coronados, banqueros… hacían cola a la puerta de su alcoba aunque sólo fuera por observarle a pie de obra el escote, lo que no resultaba difícil pues toda ella era escote aunque llevara bufanda y cuello subido, pero verla ahora arrastrándose por los platós, négándose a envejecer, presumiendo sin ganas y sin creérselo de su cuerpo de hoy me deprime y le siente muy mal a la escultural que fue.
    Me he enrollado demasiado, perdona, ya sabes que los gallegos somos muy morriñosos.

Deja un comentario