¡Somos los mejores!

Ignacio Urquizu

El pasado fin de semana, Mariano Rajoy anunció su proyecto de reforma fiscal si se convierte en el próximo presidente del Gobierno. La prensa afín ha recibido la noticia con todo tipo de parabienes. Valentí Puig decía el pasado martes en ABC: “suele decirse que Zapatero servía más para jefe de la oposición que para gobernar, mientras que Rajoy estaba más hecho para gobernar que para liderar la oposición”; para acabar concluyendo: “Mariano Rajoy tiene trayectoria para probar que se toma la fiscalidad bastante más en serio que los socialistas” (ABC, 20-11-2007).

La idea de fondo es que el líder del PP tiene una serie de cualidades como gobernante de las que carece Rodríguez Zapatero. Este argumento no es nuevo. El pasado 12 de septiembre, Mariano Rajoy acaparó todos los titulares con la siguiente afirmación: “puedo formar 50 gobiernos infinitamente mejores que los que ha formado Zapatero”. En definitiva, que son los mejores.

Pero en política es más importante cómo te ven los demás, que cómo se ve uno mismo. Las preguntas que surgen a continuación es: ¿cómo perciben los ciudadanos Mariano Rajoy? ¿Es verdad que el PP puede formar mejores gobiernos que el PSOE? El Centro de Investigaciones Sociológicas nos puede ayudar a arrojar algo de luz a estas intrigas.

En primer lugar, si recopilamos todos los datos disponibles desde 1996, podemos afirmar que Mariano Rajoy dista de ser el mejor a ojos de los ciudadanos. En la legislatura 1996-2000, José María Aznar –siendo Presidente del Gobierno- obtuvo una nota media de 4,89, ligeramente inferior a las medias de Felipe González -5,19-, Joaquín Almunia -4,92- y Josep Borrell -4,92-. En la siguiente legislatura, 2000-2004, la nota media de Aznar fue de 5,01, mientras que Rodríguez Zapatero le superó con un 5,18. Finalmente, en la presente legislatura Rodríguez Zapatero ha obtenido una calificación media del 5,35, mientras que Rajoy apenas ha alcanzado el 4,14.

Dos conclusiones claras extraemos de estas cifras. Por un lado, mientras que en el pasado el líder de la oposición siempre obtenía mejores calificaciones que el Presidente del Gobierno, en la actual legislatura estos datos se han invertido. Por otro lado, Mariano Rajoy tiene el honor de ser el líder de la oposición peor valorado de los últimos 11 años. 

En segundo lugar, me resulta intrigante saber cómo Mariano Rajoy llegó a la conclusión de que sus futuros gobiernos serían mejores que los formados por el PSOE. Si echamos la vista al pasado, los datos no apoyan esta afirmación.

La siguiente tabla presenta las notas medias de todos los gobiernos formados por el PP y el PSOE desde 1996. Si comparamos los gabinetes de José María Aznar y Rodríguez Zapatero obtenemos dos conclusiones relevantes.

Por un lado, el gobierno mejor valorado de los últimos 11 años ha sido el que se formó tras las elecciones de 2004, presidido por Rodríguez Zapatero.

Por otro lado, sólo un gabinete de José María Aznar consigue superar varias de las evaluaciones de los gobiernos socialistas -es el Gobierno que se formó tras las elecciones de 2000 y contó con ausencias relevantes como las de Eduardo Zaplana, Ana Palacio, Ana Pastor o Juan Costa-. Pero en el resto de casos, siempre los gobiernos socialistas han obtenido mejores notas medias que los gobiernos del PP.

En definitiva, puede que los dirigentes del PP y sus medios afines piensen de sí mismos que son estupendos. Algo muy distinto es lo que piensan los ciudadanos de ellos. Y en democracia, en muchas ocasiones, las percepciones son más relevantes que las realidades. Aunque en este caso me intriga saber en qué se basan para haber concluido que son los mejores…