Tovarich Putin, estabas avisado y todavía estás a tiempo…

LBNL

Desafiando a los críticos de su pusilánime política exterior y a los escépticos que apostaban a que jamás se atrevería, la Unión Europea está adoptando estos días medidas sin precedentes contra Rusia por su política respecto a Ucrania. Las medidas suponen un paso cualitativo sustancial tras varios meses en los que la UE ha preferido apostar por la diplomacia mientras iba aprobando sanciones menos onerosas de forma gradual. En primer lugar, la prohibición de entrar en la Unión y congelación de sus activos bancarios en la UE para una lista creciente de ucranianos y rusos colaboracionistas con la anexión ilegal de Crimea y la desestabilización de Ucrania Este. Tras la última adición, la lista alcanza a un total de 95 personas y 23 entidades asociadas a las mismas (o confiscadas por Rusia en Crimea), incluidos varios “amiguetes” de Putin a los que se considera inductores y beneficiarios directos de su política. Además, la Unión ha decretado una prohibición de nuevas inversiones en infraestructuras de transporte, telecomunicaciones y energía en Crimea, que impedirá que personas o empresas europeas sean cómplices de la anexión. En paralelo, la Unión va a actuar conjuntamente con sus socios del G7 en el seno del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) para suspender cualquier nuevo proyecto en Rusia.

Sigue leyendo

No es tan fácil

Lobisón

 Cuando el PSOE hizo la Conferencia Política se dijo que no resultaba convincente porque se trataba de una maniobra para eludir la renovación del liderazgo: ésa era la cuestión clave. Bueno, pues ahora, tras las primarias y el Congreso y con un liderazgo nuevo, se dice que falta saber cuál es el contenido del proyecto político del PSOE. ¿Habría que hacer una nueva conferencia política? ¿Consultar a la militancia o a la ciudadanía en general sobre el contenido del programa socialista? Dios no lo quiera.

Sigue leyendo

Nuevo líder

LBNL

Su discurso ayer no estuvo mal. Estuvo comunicativo, relajado, firme y simpático, y encima puso sobre la mesa algunas propuestas. Si Pedro Sánchez cumpliera todo lo que anunció ayer, yo me haría. El problema es que los antecedentes no pintan del todo bien. Incluso dejando de lado los líos que rodearon la consecución de avales y el apoyo de los aparatos durante la elección directa del Secretario General por la militancia, Sánchez no parece haber hecho apenas nada por integrar las candidaturas de sus dos contrincantes, compromiso asumido durante la campaña. Más importante, las primarias abiertas a los simpatizantes se posponen hasta quién sabe cuándo. Mejor dicho, hasta poco antes de las generales, objetivo de todos aquellos que querían reconducir la “insensatez” de abrir la elección a los votantes.

Sigue leyendo

Descargas de odio

Guridi 

Desde los tiempos en los que se gestaba la infausta Ley Sinde, emergen periódicamente profetas de las redes que se golpean el pecho, vociferando el fin de los tiempos y propagando sin pudor ideas como que el gobierno de Zapatero pretendía acabar con la Democracia. La democracia entendida como webs de enlaces, que obtienen lucro por dar gratis el trabajo ajeno. España tiene un serio problema con la piratería. No ahora, sino desde hace tiempo. En España también tenemos un serio problema con las llamadas “entidades de gestión”. Tampoco desde ahora, sino desde hace mucho tiempo. 

Sigue leyendo

Dos riesgos para Sánchez

Barañain

Sería excesivo descargar sobre la espalda de Pedro Sánchez toda la responsabilidad en la decisión de que los nuevos eurodiputados socialistas españoles votaran contra la designación de Jean Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea,  pero el interesado  la ha asumido como propia y así debe valorarse.  Igualmente es compartida,  con los dirigentes territoriales socialistas,  la rápida decisión de enfriar el compromiso sobre la celebración de primarias abiertas para la candidatura al gobierno y eso mismo –su interés en conseguir la complicidad de los llamados “barones” -,  ya es en sí mismo llamativo.  Seguramente es prematuro ver en esas decisiones  una muestra del estilo que caracterizará su liderazgo, pero estos primeros pasos  ejemplifican  bien algunos riesgos o peligros que acechan a los socialistas en esta etapa  que ellos quisieran de resurrección política.

Sigue leyendo

Retroalimentación

Jon Salaberría

El pasado sábado, 19 de julio, a pesar de que la fecha veraniega motivaba otro tipo de ocio diferente al televisivo, La Sexta y la corporación Atresmedia se marcaron el enésimo éxito en términos de share (1.483.000 espectadores y una cuota de pantalla del 18,9%) con el duelo dialéctico (sic) entre el eurodiputado, gurú televisivo y líder carismático de la formación Podemos, Pablo Iglesias Turrión (Madrid, 1978), y la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y presidenta en ejercicio del Partido Popular madrileño, Esperanza Aguirre Gil de Biedma (Madrid, 1952), que intervenía mediante contacto telefónico. El enfrentamiento previo, con un toma y daca continuado entre las dos partes políticas, Partido Popular y Podemos, en la fechas previas, caracterizado por el trazo grueso de las acusaciones y por el recurso (pertinaz) de los populares a la identificación entre ETA y todo lo que se mueva en el espectro político en términos de acusación, garantizaba el morbo. La presencia de los periodistas de cámara, ejerciendo sus labores habituales de comisariado, añadía una dosis adicional de tensión. Tanto en el caso del enfrentamiento con los populares como con los periodistas adeptos a la causa popular, Pablo Iglesias y los suyos tuvieron el aperitivo de un choque que acabará en los tribunales: el flamante eurodiputado y líder político de moda ha denunciado tanto a su interlocutora política el pasado sábado como al periodista Eduardo Inda por vincularle, ambos, a la banda terrorista (felizmente derrotada y alejada de la posibilidad de protagonizar la actualidad política) y al chavismo venezolano, con la acusación de haber recibido del gobierno de Nicolás Maduro hasta 3,7 millones de euros a través de una fundación, CEPS, con la que Iglesias ha mantenido relación.

Sigue leyendo

Dominación

Lobisón

 En Dominación (Dominion, 2012), el escritor británico C.J. Sansom presenta un mundo alternativo, en los primeros años cincuenta, en el que el nuevo primer ministro tras el desastre de Noruega y la dimisión de Chamberlain, en mayo de 1940, no fue Churchill sino lord Halifax, y su gobierno aceptó la oferta de paz de Hitler tras Dunkerque. La política y la sociedad británica se han fascistizado, Halifax ha dimitido y ha sido sustituido por Max Beaverbrook, el Rupert Murdoch de la época, a cuyos diarios acusó Baldwin de tener ‘poder sin responsabilidad, el privilegio de las rameras a lo largo de la historia’. Tras unas elecciones fraudulentas Churchill ha pasado a la clandestinidad a la cabeza de la Resistencia.

Sigue leyendo

Quien siembra vientos…

LBNL

Tempestad tenemos en Irak, donde Bush padre sabía bien que las consecuencias de alterar el frágil equilibrio inter-étnico o confesional podían ser catastróficas. Su hijo, en cambio, asesorado por una panda de irresponsables fanáticos de extrema derecha y/o pasado trotskista, arrampló con todo y encima en plan chapucero. Decenas de miles de muertos y heridos más tarde, las prometidas libertad y democracia brillan por su ausencia y la guerra civil abierta es un hecho, con los suníes aliados con el diablo de ISIL (o ISIS o ahora IS, por Islamic State) en respuesta a años de política sectaria chiíta desde Bagdad, y los kurdos decididos a formalizar su independencia de facto. Salvando las distancias, lo que está sucediendo en Gaza y en Ucrania del Este no es muy diferente.

Sigue leyendo