Preguntas electorales

LBNL

¿Qué cara se les va a quedar a Casado y a Rivera si Pedro Sánchez valida las encuestas y resulta el candidato más votado el 28A? Aquel mantra del PP, apoyado por Ciudadanos, de que siempre gobierne la lista más votada ya lo arrumbaron en Andalucía pero si el Three Party no suma 175, ¿reeditarán el No es No para rechazar abstenerse en la investidura de Sánchez? Si por el contrario el Three Party suma, ¿se atreverán a cerrar un pacto de gobierno con Vox como hicieron los conservadores en Austria? Del PP no me cabe duda pero ¿Ciudadanos también? Pese a que Sánchez no ha hecho ninguna concesión real a los indepes, ¿tratarían de justificar el acuerdo con concesiones a los ultras como indispensable para evitar el mero diálogo con los indepes? Y finalmente, ¿el orden de las Three Parties alterará el producto? Es decir, el Three party sería capaz de pactar si Ciudadanos consuma el sorpasso al PP? ¿Y si Vox también sorpassara a Casado?

Sigue leyendo

Cambio climático y la oportunidad del Green New Deal

Lluis Camprubí

El cambio climático es una realidad y unos de los retos existenciales de presente y de futuro para su mitigación y adaptación por parte de la humanidad. En definitiva, es un asunto definitorio para nuestra especie y nuestra generación. Hay urgencia para frenar su empeoramiento. Sigue leyendo

La foto

David Rodríguez

Este domingo, en la concentración de Colón, hemos podido ver una fotografìa largamente esperada por los adalides del nuevo tripartito de las derechas españolas, con Casado, Rivera y Abascal compartiendo los valores patrios. Una protesta desencadenada a raíz de la propuesta del relator o relatora en el supuesto diálogo que algún día deben emprender los gobiernos español y catalán. Una movilización fallida y con una motivación absolutamente exagerada, más aún teniendo en cuenta el embarrancamiento de las conversaciones. Pero necesaria para olvidar el enésimo caso de corrupción del PP, para seguir enarbolando las banderas y dejando los temas sociales en el baúl de los recuerdos. Las tres derechas compartiendo protagonismo, cada una con sus rasgos distintivos, pero juntas por la presunta ruptura de la unidad de España. Sigue leyendo

Banderas contraproducentes

LBNL

Caben muchas interpretaciones sobre lo que pasó la semana pasada. La más extendida entre la prensa apunta contra la Vicepresidenta Calvo y su imprudencia al revelar el acuerdo para incluir un “relator” en la mesa de diálogo de partidos políticos que estaba negociando con los líderes independentistas catalanes. La fuerte reacción de la derecha y las protestas de la vieja guardia socialista habrían obligado a recular a Sánchez. El probable rechazo de los Presupuestos esta semana nos acercaría a marchas forzadas a la convocatoria de elecciones generales junto a las locales, autonómicas y europeas a finales de mayo. Esto mismo reclamaron ayer varias decenas de miles de personas ayer en Colón: ¡Volem votar! En el otro extremo, alguna voz se atreve a sugerir que todo responde a una estrategia bien pensada de Moncloa. El empeño dialogante del Gobierno le genera tantas críticas en la derecha como le carga de legitimidad y le genera votos por la izquierda. Que los independentistas rompan la baraja porque no se acepta negociar sobre la autodeterminación también refuerza al Gobierno: diálogo solo dentro de la Constitución. Que también incluye el artículo 155 que el Gobierno no dudará en aplicar si el juicio contra la insurrección institucional de la anterior Generalitat lleva a una nueva insurrección por parte de Torra y sus acólitos. Con Podemos en coma por su descomposición interna, la firmeza constitucional dejaría fuera de juego a Rivera, cada vez menos de centro tras su pacto con Vox en Andalucía y la foto de Colón de ayer. Ladran, luego cabalgamos, podrían estar diciéndose en Moncloa.

Sigue leyendo

Publicidad, ¿información o mentiras?

Senyor_G

Ahora la verdad es que no los veo en los campos escolares de deporte, pero cuando yo era pequeño, nací en 1975, muchos marcadores tenían publicidad de Coca-cola. Supongo que pagaban el marcador y con eso colocaban su mensaje de bebida para deportistas. Entre esa omnipresencia en el mundo de deporte y un sinfín de anuncios del estilo, lo que le quedaba a uno era algo así como que la Coca-cola era algo sano y saludable. Supongo que tenemos todos claro que no lo es, como tampoco los cereales azucarados que le regaló la federación catalana de su deporte en el encuentro de “escoletas” justo antes del verano a mi hijo. Que no como sólo fruta y verdura precisamente, pero tampoco me gusta sentirme engañado, ni siquiera por mí. Sigue leyendo