¿Federalismo asimétrico? Apuntes de “empantanados”

Senyor_J

El Procés ha generado muchos monstruos y entre los monstruos que ha generado se cuenta una abrumadora obra publicada, que abarca desde las vivencias del 1-O hasta la proclamación de la República, pasando por testimonios en primera persona de algunos de sus protagonistas más destacados. Separando algunos análisis interesantes de obras con vocación revisionista o nostálgica encontramos “Empantandos”, el libro publicado por Joan Coscubiela (@jcoscu en Twitter) para narrar sus vivencias y visiones de lo acontecido en el último tramo de la anterior legislatura catalana, con sus leyes de transitoriedad, sus referéndums, sus 155 y sus presos. El libro evidencia una capacidad analítica encomiable, constituye un muy buen relato crítico del periodo y se atreve a entrar en el terreno de la propuesta, de manera tímida pero poniendo sobre la mesa elementos concretos. Y uno de los elementos en los que pone el énfasis es la posibilidad de avanzar en la federalización del Estado español, con la vocación de consolidar una estructura territorial asimétrica. Echémosle un vistazo a eso. Sigue leyendo

Las políticas activas y pasivas de educación

Carlos Montbau

En este artículo me gustaría reflexionar sobre las potencialidades y limitaciones tanto de las políticas activas de ocupación como de las pasivas. Estas políticas sociales son promovidas, potenciadas y financiadas por diversas entidades públicas desde la Unión Europea hasta las Comunidades Autonómicas y ejecutadas por los diversos entes locales, sobre todo los municipios pero también tienen protagonismo en su puesta en marcha el tercer sector y los agentes económicos. La misión última de estas políticas públicas es mejorar las condiciones laborales del trabajador y ayudar a las empresas a ser más competitivas. Estas políticas públicas promueven el desarrollo económico local como mejora conjunta del territorio. El objetivo de estas políticas es ahondar en las potenciales de cualquier territorio sumando los diferentes agentes de ese lugar. Sigue leyendo

Cuidado a quién sigues

Carlos Hidalgo 

Le leí una vez a alguien que no hay que admirar a nadie famoso, porque son gente a la que no conoces de nada y luego te puedes llevar desagradables sorpresas. Esto se aplica a artistas, intelectuales y, por supuesto políticos. Me parece una frase muy sabia y lo cierto es que cuando miras de cerca a determinados referentes te puedes llevar algún chasco importante. Sigue leyendo

Semana decisiva para la seguridad internacional

LBNL

El Presidente Macron llega hoy a EE.UU. para una visita de Estado a la que seguirá otra oficial de la Canciller Merkel el jueves. Ambos tratarán muchos temas con Trump y demás interlocutores norteamericanos, algunos de ellos puramente bilaterales, pero el tema central será el ultimatum estadounidense de retirarse del acuerdo para la suspensión del programa nuclear iraní si antes de l12 de mayo la Unión Europea no ha conseguido “corregir sus deficiencias”. Las designaciones de Pompeo como sucesor de Tyllerson como Secretario de Estado y, sobre todo, de Bolton como Consejero de Seguridad Nacional (el tercero ya en 16 meses de Trump), auguran poco éxito a la misión conjunta del eje franco-alemán que lidera la UE. Especialmente porque la Unión entiende que con el aval continuado del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIE) sobre el cumplimiento del acuerdo por parte de Irán y la negativa rotunda de este último a enmendar el acuerdo tan laboriosamente negociado durante años, no tiene ningún margen para “corregirlo”. Por eso los líderes europeos ofrecerán otras contrapartidas como mayor dureza contra Irán por su papel en Siria o más apoyo contra Siria si vuelve a utilizar armas químicas. Pero será igualmente importante lo que hablen sobre comercio internacional. El viernes la UE pegó fuerte cerrando un acuerdo de libre comercio con México. Y está afilando los cuchillos por si EE.UU. decidiera el próximo 1 de mayo incrementar las tarifas comerciales contra el acero europeo, suspendidas solo temporalmente.

Sigue leyendo

Jubilarse para quien lo entienda

Senyor_G

En una no muy lejana excursión a la montaña, a la de Collserola, con un par de familias del colegio del Senyoret_U otro padre me sorprendió cuando me dijo que ya estaba jubilado cuando sólo hacía poco más de un par de años que había pasado la cincuentena. Realmente no estaba jubilado, es una prejubilación de esas, pero para todos nosotros estaba jubilado. La gran multinacional en la que trabajaba le pagaba un sueldo suficiente para vivir y le complementaba para pagar sus cotizaciones a la seguridad social, no sólo a él si no a muchos compañeros. Incluso a los jefes les quitaban competencias para que también aceptasen el trato, era algo generalizado. Sigue leyendo

El prestigio y el argumento de autoridad

Carlos HIdalgo 

La semana pasada estuve en la rueda de prensa de la Confederación de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). En ella se nos leyó el informe hecho por los dos observadores externos a la investigación de la Universidad Rey Juan Carlos -les pareció todo muy bien- y a continuación se nos largó una perorata de cinco páginas acerca de como “algunos políticos” están manchando el nombre de la universidad en general para sus propios fines. Pero no se dijo qué políticos ni como se supone que manchan el nombre de la universidad (en general). Sigue leyendo

Algunos apuntes sobre la cuestión de los presos y procesados

Lluis Camprubí

En muchas otras ocasiones se han analizado en este foro los elementos políticos de todo aquello relacionado con el “procés” independentista catalán. Esta vez quisiera sin embargo apuntar algunos aspectos de lo relacionado con la dimensión judicial /penal de los líderes del movimiento encarcelados y/o procesados. Al abordar esta dimensión judicial, a su vez es necesario distinguir los elementos jurídicos de los emocionales/subjetivos, que los hay. Sigue leyendo

Castigo legítimo y necesario pese a Trump

LBNL

Como afirma la periodista Ana Navarro, seguramente Trump ordenó el bombardeo limitado de Siria para distraer la atención sobre sus crecientes problemas legales pero ello no invalida la legitimidad de la operación militar combinada con Reino Unido y Francia de la madrugada del sábado pasado para castigar al régimen de Asad por haber vuelto a utilizar armas químicas contra su población en Gouma el sábado 7 de abril. Occidente llevó el ataque al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pero una vez más Rusia, que a finales del año pasado ya impidió la renovación del mecanismo de investigación conjunta internacional establecido para verificar el desarme químico sirio, vetó cualquier condena o iniciativa internacional. Occidente tenía solo dos opciones: no hacer nada en respeto escrupuloso de la legalidad internacional o interpretar que el uso de armas de destrucción masiva contra civiles no puede quedar impune. Occidente ya bombardeó Serbia sin autorización internacional a cuenta de la represión de Milosevic contra los kosovares. E invadió Iraq a cuenta de las armas nucleares que Sadam estaba supuestamente desarrollando. La invasión de Iraq fue un gravísimo error pero no tanto por la falta de autorización del Consejo de Seguridad sino porque se sabía que el programa nuclear de Sadám había sido completamente desmantelado varios años antes. En aquel momento EE.UU. mintió, a sabiendas, con el único apoyo de Tony Blair (y de Aznar, Berlusconi y los países de Europa del Este). El veto ruso o francés no fueron necesarios: no había mayoría en el Consejo de Seguridad a favor de la invasión. Asad no solo ha mentido conservando parte de su arsenal químico pese a haberse comprometido a desmantelarlo sino que lo ha vuelto a usar. No le podía salir gratis. Tampoco ha pretendio Occidente invadir el país (en puridad ni siquiera se invadió su espacio aéreo) y deponer al régimen. Rusia por supuesto ha denunciado el ataque como una grave violación de la legalidad internacional y ha advertido sobre las consecuencias desastrosas que tendrían más ataques. No hay de qué preocuparse. No activó sus defensas anti-aéreas, como tampoco lo hace cuando Israel bombardea objetivos iraníes o de Hezbolá en Siria, y es probable que por lo bajo esté muy satisfecha de que Asad, al que no consiguen controlar, reciba una advertencia seria: le hace mucho más dependiente de Rusia.

Sigue leyendo