Trump exonerado, de momento

LBNL

La solidez de la democracia norteamericana es impresionante. No solo por resistir, de momento, al Presidente más irresponsable y zafio que se recuerde sino por la seriedad e independencia con la que ventila asuntos tan serios como la sospecha de que Trump es Presidente, al menos en parte, gracias al Kremlin. Al punto de que el Fiscal especial Mueller, que ha sido vilipendiado por Trump y el Partido Republicano hasta la saciedad, ha optado por informar de que no hay pruebas concluyentes de que haya habido colusión de la campaña de Trump con Rusia pese a los múltiples indicios de que podría haber sido así. Por indicios me refiero a los seis miembros de su campaña que ya han sido condenados judicialmente y a otros dos que han sido procesados por su papel en el asunto, señaladamente por haber mentido respecto a reuniones con rusos. Para qué mentir si no había nada que ocultar… Luego están los 12 agentes secretos rusos denunciados por hackear los correos del Partido Demócrata, que fueron aireados por wikileaks y de los que la campaña de Trump hizo bandera. Y los rumores, solo confirmados por un ex agente secreto británico, de que Putin tendría un video de Trump (género lluvia llorada estilo Pedro Jeta) con prostitutas rusas. Pero tras dos años de investigación, Mueller, que fue nombrado por el número dos del Fiscal General Sessions, que se inhibió al haber tenido contactos él mismo con rusos, ha concluido no tener pruebas concluyentes de que haya habido colusión. Si bien se ha limitado a no opinar sobre si el Presidente sería responsable de un delito de obstrucción a la justicia como sería haber mentido u ordenado mentir a sus colaboradores, algo que varios de estos últimos – como su ex abogado Michael Cohen, afirman ha sido el caso. Lamento que Mueller no haya acabado con la carrera de Trump pero me admira la independencia con la que los Estados Unidos ventilan estos asuntos.

Sigue leyendo

La verdad menguante

Arthur Mulligan

Es una paradoja que contradice las leyes de la física, pero el mayor número de intercambios que procura la globalización aumenta la fricción, el miedo al contacto, las reservas hacia el otro ( nosotros también somos otro para alguien ) y el impulso para levantar muros, produce la desagradable percepción de encoger el espacio. Una sensación de asfixia que compromete el optimismo del desarrollo que en nada serena la retransmisión en directo – como si estuvieran en el portal de nuestra casa- de un sinnúmero de catástrofes. Mengua el espacio y mengua la verdad. Sigue leyendo

Un paso adelante

Carlos Montbau

Hace unos días en esta misma web David Rodríguez reflexionaba sobre las extensas jornadas laborales actuales y los estragos que genera en la ciudadanía de este país. Mientras los alquileres se disparan sin posibilidad prácticamente de acudir a un piso de protección social, los salarios han apostado de manera no-mágica por hacer un “decrecimiento”. Y mira que si pusiéramos la palabra “decrecimiento” en otros ámbitos de la vida social/económica la de críticas que nos lloverían. Sigue leyendo

China de moda

LBNL

Reunidos en Bruselas hoy los Ministros de Exteriores de la UE conmemorarán el quinto aniversario de la ilegal anexión rusa de Crimea, seguida por la agresión militar en el Este de Ucrania. Como no hay visos de cambio en Moscú, las sanciones económicas europeas por valor de más del 1% del PIB ruso seguirán en vigor indefinidamente porque es difícil que algún Salvini u Orban de turno se atrevan a ejercer su derecho de veto y exponerse a las graves consecuencias que ello depararía, tanto para sus países como para sus propias carreras políticas. Baste recordar el coste que tuvo para Fraga su decisión de propugnar la abstención en el referéndum de la OTAN. Y sin embargo, el foco geoestratégico ha cambiado hacia China, al menos desde que en diciembre el grupo de los “cinco ojos” (Estados Unidos, Reino Unido, Canada, Australia y Nueva Zelanda) denunciara la magnitud del robo continuado de propiedad intelectual occidental por parte de grupos de hackers oficiales chinos, el denominado APT 10 en particular. Pero los chinos no “roban” más que los japoneses en los años setenta del Siglo XX. El problema es que amenazan la hegemonía occidental, lo cual es legítimo, pero lo hacen saltándose todas las reglas. De ahí que el Consejo Europeo de finales de semana vaya a dar la bienvenida a varias iniciativas que tienen a China en el punto de mira, incluidas la Comunicación de la Comisión de la semana pasada, la inminente Recomendación de la Comisión sobre un enfoque común para la red 5G, las nuevas normas para el control de las inversiones extranjeras directas y la propuesta de la Comisión para antes de fin de año sobre como lidiar con los efectos distorsionadores de las ayudas estatales extranjeras a empresas que pretenden competir en el mercado interior europeo. De ahí el título: China domina la agenda.

Sigue leyendo

Europa como espacio de esperanza

Lluis Camprubí

En algún artículo anterior ya señalé los que a mi entender son los cinco principales desafíos a los que se enfrenta nuestra generación política, digamos para los próximos 20 años: 1) Domesticar los algoritmos y dominar la Inteligencia Artificial para hacerla responsable ante el interés general, así como regular la “interfaz cerebro-computadora” y otras disrupciones tecnológicas; 2) Consolidar los estados de bienestar y limitar el crecimiento de las desigualdades; 3) Preservar la Ilustración y la democracia y combatir todas las formas de reacción; 4) Detener el empeoramiento del cambio / caos climático y el colapso ecológico; y 5) Establecer un marco institucional multinivel que facilite / permita políticas alternativas que puedan superar la actual impotencia democrática  Sigue leyendo

Entre tirios y troyanos: locura en común.

Senyor_G

No sé si han seguido mucho el devenir de las candidaturas de Catalunya en Común, lo que sería Unidos Podemos en Catalunya. Lo que sería pero no es, para lo bueno y para lo malo, pero sobre todo en su diversidad. Ya saben que después de las 2 victorias en las generales con Xavi Domènech, mil vueltas y su dimisión entremedios se iban “consolidando” cierta voluntad organizativa más allá de la coalición inicial. No completamente, con Podem como tal fuera de Catalunya en Comú, aunque sí muchos de sus “miembros” como el mismo Domènech y muchas limitaciones y contradicciones. No se puede decir que el proyecto acabe de estar definido, requiere una gran capacidad de abstracción para seguirlo y no sé si realmente ha superado o mejorado la coalición de ICV-EUiA. Sigue leyendo