Los 80, obsesión histórica en Cataluña

Senyor_G

En un reciente artículo de opinión Joan. B. Culla en el periódico Ara, al que siempre le agradeceré el programa de historia “Segle XX” en el Canal 33[1] y alguna otra cosa más, se mostraba crítico con Iniciativa (ICV), evaluando su papel desde el tripartito hasta su culpabilidad en la dimisión de Xavi Doménech, pasando por su papel en “el procés”. Sin entrar en la base de la columna y sus posiciones respecto a ICV y la reciente política catalana, me sorprendió especialmente su primera afirmación de que el partido ecosocialista (no sé si eso nos incluiría a los de EUiA) “había sido uno de los principales factores de desgaste de la presidencia de José Montilla”. No sé si al gobierno de Montilla habría que incluirlo en aquel del Dragon Khan, aunque visto con perspectiva cualquiera de los 2 tripartitos progresistas se quedaron realmente en unos modestos tiovivos, porque sino lo de los últimos años no tiene atracción de feria posible, chistes a parte. Sigue leyendo

El miedo y el voto a la derecha

David Rodríguez

En el año 2017, los profesores de Antropología Fessler, Pisor y Holbrock, publicaron en la Universidad de California un estudio que lleva por título “Political Orientation Predicts Credulity Regarding”. A partir de una muestra de 1.210 participantes, se les entregaban una serie de titulares falsos pero creíbles, algunos con buenas noticias y otros con malas. La conclusión es que las personas de ideología conservadora daban más veracidad a las noticias falsas negativas. Además, estas personas, cuya tendencia política se constataba a través de un test diseñado a tal efecto, estaban más preocupadas por el miedo y el voto a la derecha terrorismo y el crimen, eran mucho más temerosas y se mostraban proclives a soluciones más autoritarias. En palabras del psicólogo José Guillermo Fouce, presidente de la Fundación Psicología sin Fronteras y autor del libro “Psicología del miedo” (2015), “puestos a elegir entre seguridad e igualdad o libertad, los conservadores prefieren lo primero. Están de acuerdo en renunciar a derechos y libertades a cambio de sentirse seguros”. Sigue leyendo

Gangsters

LBNL

Que Villarejo es un gangster es evidente. Que nuestro Estado de Derecho es más frágil de lo que parece al haber permitido que un ser siniestro como él pululara durante décadas, también. Pero que cada palo aguante su vela. Cospedal se despidió de la vida pública porque en su calidad de Secretaria General del PP contrató a Villarejo para investigar la supuesta vida disipada del hermano de Rubalcaba, con el fin de encontrar armas para forzar al Ministro del Interior a que relajara la presión sobre el caso Gurthel de corrupción institucionalizada del PP. Al parecer, Lopez Madrid, el conocido como “compi yogui” yerno de Villar Mir, ambos investigados en el caso de la red Púnica de corrupción del PP en Madrid, contrató los servicios de Villarejo para intimidar y quizás agredir a la estrafalaria dermatóloga que le acosaba tras un supuesto affaire. Y Francisco González, el todopoderoso amo del BBVA amiguito de Aznar, que le puso en Argentaria y bajo cuyo paraguas montó la fusión con el BBV, movió Roma con Santiago para tratar de frenar la OPA de Sacyr, supuestamente apoyada por Miguel Sebastián. Con este fin, Villarejo espió conversaciones de miembros del Gobierno. De las responsabilidades criminales del gànster se ocuparán los tribunales. Lo que a mi me interesa resaltar es que no conozco de ningún gobernante o político del PSOE que haya solicitado los servicios de Villarejo o se haya beneficiado de ellos. Para que luego digan que “todos son iguales”.

Sigue leyendo

La arrogancia naranja

Carlos Hidalgo

Hace tiempo me invitaron a una comida a la que asistían periodistas, gente que escribe en internet sobre política y los organizadores, personas cercanas a lo que entonces era UPyD. No pude asistir, así que pregunté a un amigo que también había sido invitado qué tal había sido el encuentro. “Creo que el plato más abundante de esa comida fue la prepotencia”, me contestó. Sigue leyendo

Momento populismo

Alfonso Salmerón

Existe un debate entorno a si estamos o no ante una crisis de régimen. Hay quien afirma que desde 2008 se han producido señales claras de una crisis de lo que algunos han venido en llamar el régimen del 78. Por otra parte, hay quien afirma que no es para tanto, que el sistema político surgido de la transición sigue vigente y tiene cuerda par rato. Sigue leyendo

Un siglo de muros sin fin

Senyor_G

Estos días, leyendo en su primera parte a J.B Culla en su historia de Israel[1], cuando habla de un mundo previo a la primera guerra mundial “sin fronteras”, he recordado al mismo de los viajes iniciales (desertando) del periodista Eugeni Xammar. Una época donde era posible pasar fronteras y moverse por el mundo sin grandes problemas (con algún dinero quizás y siendo europeo occidental seguro). Desde esa guerra entre imperios, cualquier extranjero empezó a ser un posible espía, un futuro enemigo en el reparto del mundo entre blancos. Un mundo de blancos europeos, estamos por todas partes, aunque por el contrario mis bisabuelos y tatarabuelos no salieron de su provincia. Sigue leyendo

El misterio de los Reyes Magos

Senyor_J

Pese al nerviosismo existente con Vox y algún que otro accidente desafortunado, las Navidades han transcurrido sin grandes sobresaltos y han culminado como de costumbre con la festividad de Reyes, durante la cual las casas se llenan de enormes cantidades de paquetes envueltos que ponen a prueba la imaginación de los niños, la entrega del resto de familiares y el sistema de distribución de Amazon. Sigue leyendo

Desafíos y oportunidades

LBNL

Para la mayoría 2019 empieza hoy en serio. Bienvenido sea y ojalá consigamos convertir los varios y serios desafíos que se nos presentan en logros o, en su defecto, impedir que las peores amenazas se materialicen. Nos va mucho en ello. Por ejemplo, sería muy conveniente que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y China se estabilizaran. No se trata de ceder a la agresividad de Putin o de aceptar las prácticas comerciales ventajistas chinas. Pero la amenaza de guerra comercial global empieza a tener consecuencias negativas tangibles y la tensión nuclear se recrudece. Otro asunto tan importante como urgente es evitar a todo precio un Brexit sin acuerdo, pero todavía no está garantizado en absoluto. Frenar el ascenso de la ultra derecha en Europa es todavía más esencial: las próximas elecciones europeas podrían suponer un mazazo que cercene el proceso de integración europea tal y como lo conocemos. El mismo peligro tenemos en nuestra propia casa. El populismo independentista catalán podría arrastrarnos a una sucesión destructiva de confrontaciones institucionales, políticas e incluso sociales. Por no hablar de Vox, que plantea abiertamente la regresión democrática como solución a todos los males al más puro estilo Bolsonaro. ¿Y dónde queda la oportunidad lograr nada? Sigan leyendo.

Sigue leyendo