Lo normal es querer ser español

José Rodríguez 

Si analizáramos el independentismo desde el pluralismo político, sería verlo como una  preferencia más en el eje de organización del Estado, la cual forma parte de un conjunto de preferencias políticas en ese eje. Si queremos saber las causas políticas del auge de esta preferencia, podemos hacer un trabajo de campo o analizar las encuestas y cruzar las preguntas para entender qué es lo que ha llevado a determinados ciudadanos a optar por el independentismo.

Sigue leyendo

23A

Senyor_J 

Hay veces que la falta de inspiración propia y ajena reduce a una única cosa lo que puedes obtener. Eso mismo me sucedió el pasado sábado, un día en que una mañana soleada dejó paso a una tarde lluviosa, haciendo honor a una de las características más reconocidas de ese periodo del año que denominamos primavera. Esa lluvia en esa tarde dejó tras de sí un paisaje de rosas y hojas mojadas, que desmotivaron a más de uno para seguir paseando y le ofrecieron la oportunidad de pasar al recogimiento que ofrece un lugar tranquilo donde sirvan cafés o el reconocible calor del propio hogar.

Sigue leyendo

¿Parálisis permanente?

LBNL

Ahora que parece que la repetición de las elecciones es inevitable aunque sólo sea por falta de tiempo material para alcanzar un pacto a tres antes del próximo 2 de mayo, las últimas encuestas empiezan a predecir la repetición del bloqueo. Durante los últimos meses las hemos visto de todos los colores, generalmente publicadas en los medios cuyas tesis editoriales sus encuestas venían a sostener. Así, a cada nuevo capítulo corrupto en el PP le seguía invariablemente una encuesta en La Razón o ABC indicando que el PP no sólo resistía sino que subía. En El País, en cambio, el PSOE resistía incluso subiendo moderadamente mientras Podemos se hundía en la misma proporción en la que le imponía condiciones inasumibles al PSOE. Ciudadanos e Izquiera Unida en cambio han subido siempre y en todos los foros. Está por ver hasta qué punto C´s conseguirá en esta nueva ocasión materializar completamente los pronósticos favorables tras el batacazo – frente a las expectativas – de diciembre. Y sobre todo, qué efecto tendrá sobre la prevista subida de IU su alianza electoral con P´s porque se asume que gran parte de su subida demoscópica se debe a votantes arrepentidos de P´s. Como decía Errejón el sábado en La Sexta, en las nuevas elecciones al menos tendremos una mejor idea de a quién puede apoyar cada uno y a cambio de qué. Pero sólo hasta cierto punto si se repite el bloqueo; estaríamos condenados a una repetición permanente vista la falta de capacidad de transacción imperante.

Sigue leyendo

Se repiten elecciones, no debería repetirse lo demás

Guridi

Hoy se acaban las oportunidades para formar Gobierno. Rajoy ha hecho un intento para luego decir que pasa olímpicamente del tema, Iglesias y Sánchez se acusan el uno al otro de no haber hecho todo lo posible para conseguir el pacto. Hoy todos estarán mirando el reloj, creyendo que es posible que en el último minuto tengamos sorpresa, como en el caso de la CUP, cediendo ante Junts Pel Sí. Pero no va a pasar.

Sigue leyendo

Relajarse y esperar a ver quién acierta

Senyor_G 

Creo que si repiten elecciones pues tampoco será tan dramático, de hecho creo que será muy bueno. Seguro que nos hará madurar como sociedad democrática y es de esperar que a su sociedad publicada también aunque parece más difícil. En lo personal estoy como el niño que siempre se pregunta “qué pasaría si”, una vez más expectante a las nuevas elecciones. No lo estoy tanto como militante, no estoy para otra ronda, cada vez acuso más el cansancio, la falta de tiempo y más que nada la falta de ímpetu. Como le leí a Semprún, si pelas demasiado una cebolla te quedas sin cebolla.

Sigue leyendo

Pacto a la Granaína

Jon Salaberría

 Durante los próximos días 25 y 26 de abril, dentro de menos de una semana ya, el Jefe del Estado, Felipe VI, recibirá a los representantes de los partidos políticos y coaliciones con representación parlamentaria para evacuar la última ronda de consultas de cara a una posible (y última) sesión de investidura para la Presidencia del Gobierno. Una cita que, salva la sorpresa de última hora, determina el último trámite antes de la convocatoria automática de elecciones generales para el día 26 de junio. La suerte, vista la inflexibilidad de las posiciones, está echada. Nada hace pensar que el Partido Socialista renuncie al acuerdo con Ciudadanos y se allane a la negociación de la denominada Propuesta 20 de Podemos, haciendo gala de una debilidad política que le lastraría a nivel externo y a nivel interno: al albur de las pretensiones y la megalomanía del líder todopoderoso del partido morado y de las exigencias del soberanismo. Como nada hace pensar que Podemos y Ciudadanos levanten los vetos mutuos. Nada indica que Podemos acepte un gobierno PSOE-Ciudadanos reforzado por personalidades independientes que determinaría una legislatura corta que consolidaría a Podemos como la gran referencia de la izquierda en la oposición y papel determinante en reformas de calado. Por supuesto, nadie espera al Partido Popular ni a Mariano Rajoy, que perseveran de forma admirable en su dontancredismo. En esa estrategia siempre productiva de esperar a que las cosas se pudran y los cadáveres enemigos pasen por delante de la puerta. Las prospecciones de voto indican que el PP mantiene un asombroso suelo electoral consolidado y que el efecto de la corrupción en términos de deterioro ha pasado ya factura. Podemos sueña con el sorpasso y Ciudadanos, con un aumento de la representación que premie su imagen constructiva y de centralidad política. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, sólo aspira a ganar tiempo y resistir el asalto, inevitable, de Susana Díaz Pacheco al liderato del Partido Socialista.

Sigue leyendo

Hacer un poco difícil la Gran Coalición en la UE

Lluís Camprubí

Ya hace tiempo que hay voces que señalan que uno de los problemas en política económica de la UEM y la UE -a parte de las fallas en la arquitectura institucional – es el sesgo neoliberal de sus principales orientaciones y recomendaciones. Un sesgo que tiene su impulso político (y su expresión y mediación) en la Gran Coalición.

Sigue leyendo

Sinsentido sociológico y político

LBNL

No hubo sorpresa. Los casi 150 mil “inscritos” de Podemos que votaron en la consulta cibernética de Podemos, optaron por respaldar la propuesta de Pablo Iglesias a favor de un pacto “a la valenciana” frente a una posición flexible respecto a la investidura de Pedro Sánchez sobre la base del pacto PSOE-Ciudadanos. Escribo estas líneas antes de que se anuncie el resultado, pero el resultado final sería probablemente el mismo si las bases contradijeran al líder, porque es altamente improbable que Pablo Iglesias y compañía aceptaran gestionar sin más la derrota y votar sí o abstenerse en la investidura. Más bien cabría imaginar una dimisión “a la Felipe” con el marxismo del PSOE. Pero incluso si el grupo parlamentario de Podemos recibiera una consigna favorable, esta no vincularía a las confluencias, que votarían en contra, por lo que Pedro Sánchez no será investido y habrá nuevas elecciones. Porque es también a todas luces imposible que el PSOE se avenga a última hora a pactar con el PP incluso si Rajoy diera el paso al costado que sin duda no dará. Lamentable. Volveremos a votar y no hay razón para ello. Sigue leyendo