Aristocracias de libres e iguales

Senyor_G

Cuando acabe de escribir esto será lunes de pascua y fiesta todavía en Cataluña, dicen que por cosas de nuestra pasada vinculación al imperio franco, como marca hispánica, y en la que por lo visto Carlomagno decretó que para facilitar la vuelta después de alguna fiesta cristiana como la semana santa, se diera un día extra de fiesta para la vuelta a los lugares de trabajo después de las celebraciones en los pueblos de origen con las familias. No se fíen de la historieta que les he soltado, seguro que nos lo explica mejor la candidata autoproclamada popular por Barcelona, que seguro que sabe más de los catalanes y Cataluña que nosotros mismos: los catalanes. No digo ya de los francos, que seguro mucho más todavía por motivos obvios. Sigue leyendo

La partida de cinquillo

Julio Embid

 Cuando la chica ecuatoriana que ayudaba en casa de Piluca trajo el café y las pastas, nosotras ya habíamos comenzado con nuestra partida de cinquillo. Aquella partida iba a ser difícil con aquel caballo de espadas suelto sin ninguna espada que le acompañase. Pero a nosotras nos servía para pasar la tarde y conversar.  Sigue leyendo

Votar PSOE por patriotismo

LBNL

Es la respuesta adecuada a la insidiosa campaña lanzada por las tres derechas al alimón, cada una con su rintintín particular. Casado acusa a Pedro Sánchez de traidor, Rivera y Arrimadas de cómplice con los “golpistas” y VOX de querer islamizar España. Ninguna de las tres acusaciones tiene base real pero las derechas han dejado atrás cualquier escrúpulo. Hay mil razones reales para criticar al Gobierno y defender políticas alternativas. También sobre Cataluña, donde es debatible si el diálogo dentro de la Constitución es lo más eficaz para contener la deslealtad independentista. Pero la derecha no arguye ni propone sino que calumnia y tergiversa pretendiendo que olvidemos que el PSOE ha sido siempre baluarte de la Constitución, también cuando la derecha prefería abstenerse en el referéndum de 1978. Desde entonces el PSOE siempre ha estado en primera línea de defensa de la Constitución, tanto desde el Gobierno como en la oposición, frente a los terroristas de ETA – Pacto de Ajuria Enea, Pacto anti-terrorista – los terroristas islamistas – ¿recuerdan aquello de que Zapatero les había encargado el 11-M via Carod Rovira y ETA para ganar las elecciones? – y ante los independentistas catalanes – apoyo al artículo 155 – y su laicismo siempre ha respetado tanto a la Iglesia católica como las manifestaciones populares de raíz católica – procesiones, Rocío, Corpus… Pero eso son hechos, datos, que las derechas prefieren dejar atrás vendiendo que ellas son la única garantía de la unidad de España. Valiente falacia. Quienes amenazan la unidad y la estabilidad de España son aquellos que preconizan tomarse la justicia por su mano para defender utopías uniformes en las que la discrepancia no tiene sitio. No es tanta la distancia entre quien pretende ignorar la Constitución para declararse independiente y quien defiende la necesidad de actuar contra ellos preventivamente y al márgen de la Constitución para supuestamente defenderla. El PSOE es un partido político más, desde luego lejos de ser perfecto, pero hoy por hoy el único que propone y defiende una España democrática y liberal en la que cabemos todos o casi todos. Por eso, el voto verdaderamente patriótico es el voto al PSOE antes que a los patrioteros de pacotilla que anteponen sus intereses personales y partidistas a los de la nación. Sigue leyendo

Debateros electorales de guardia

En este ambiente pre electoral y semana santero es imposible escribir nada sofisticado así que dediquémonos a comentar las últimas pifias en campaña, los epítetos que sean lanzados al felón mayor del reino, las encuestas e interpersonales varias y hasta las procesiones si es menester.

Una familia fatigada

David Rodríguez

Julia está cansada. Regresa del despacho a casa a las siete de la tarde. Se encuentra con su hija y con su marido. Les dedica un rato, dicen que de calidad. A ella no la ve desde que la deja en el colegio a las nueve. Él hace la cena. Después la niña se acuesta. Entonces habla del trabajo, está estresada, la presionan demasiado, el jefe no entiende de motivaciones laborales y las compañeras no siempre ayudan. El fin de semana se le hace muy corto. Hay que arreglar la casa, que es un zafarrancho de combate. Hay que comprar, siempre mirando los precios para llegar a fin de mes. Disfruta de alguna actividad lúdica con su familia, son los mejores momentos de la semana. El domingo por la tarde empieza a deprimirse, consciente de lo que se le viene encima al día siguiente. Sigue leyendo

Elecciones en Israel

LBNL

No está claro quién va a ganar las elecciones israelíes de mañana martes. Es posible que el derechista Likud de Netanyahu consiga a última hora superar a la alianza centrista “blanco y azul” (por los colores de la bandera) de los prestigiosos ex-generales Gantz y Ashkenazi con el liberal Lapid, que ha venido encabezando las encuestas durante las últimas semanas. Es bastante probable en todo caso que el bloque de derechas, que incluye a los más halcones y a los ultra religiosos, supere al de centro y las izquierdas, que incluye a los laboristas y a los diputados árabes. La única opción para que el centro y la izquierda puedan gobernar es que los ciudadanos árabo-israelíes – alrededor de un 20% de la población de Israel que no incluye a los palestinos de Cisjordania y Gaza – voten en masa, lo que es poco probable. Todo puede ser, como también una alianza del Likud con la alianza centrista e incluso los laboristas. Parece que los resultados serán ajustados y de la diferencia final dependerá en gran medida si Netanyahu consigue repetir como Primer Ministro, lo que le convertiría definitivamente en el más longevo de la historia de Israel. Pero son muchos, incluido el Presidente Rivlin, del Likud, los que van aprovechar cualquier resquicio para encargarle la formación de Gobierno a alguien que no esté procesado por corrución como lo está Netanyahu.

Sigue leyendo

Opiniones políticas cuánticas

Senyor_G

Decía aquel que no podía ser una cosa y su contrario, las cosas parecen que cambian tanto que yo ahora puedo pensar 2 cosas a la vez y casi de forma contradictoria. Vista la situación actual del Espacio del Cambio, o de Unid@s Podemos o de los Comunes o de En Comú Podem, que no sé NI cómo llamarnos, a ratos me da por tenerle mucha simpatía al PSOE y a Papá Stalin a la vez. Uno es de izquierdas pero un poco de orden me va, quizás es que siempre nos ha ido, hasta que se confundió el hippismo y todo lo alternativo con la izquierda. No en las mayorías, sino el cuanto más rarito mejor hasta casi tocar al esoterismo. Desde hace unos años, añadí a mis mínimos izquierdistas de OTAN No y Educación y Sanidad públicas, el que si no se lo puedo explicar a mi madre no se hace. No que lo apruebe, sino que se lo pueda explicar sin hacer o sentir que hago el ridículo. Sigue leyendo